Exportación de productos nostálgicos crece muy poco, pese a que ha aumentado la migración

Los envíos de rosquillas, rosquetes, churros, hamacas y frijoles sumaron 57.13 millones de dólares, lo que equivale a 3.04 por ciento del total exportado.

La falta de financiamiento se ha convertido en el principal obstáculo para estos productos. LAPRENSA/ARCHIVO

Aunque registros de organismos internacionales reportan que más de sesenta mil nicaragüenses han huido de la crisis política, esto no ha significado para la producción de alimentos y productos nostálgicos un fuerte crecimiento, según reflejan cifras oficiales. No obstante, el sector mira a ese nicho de mercado como una oportunidad que se debe aprovechar.

Se conoce como mercado nostálgico porque promueve el consumo de productos que traen una remembranza de una cultura o lugar, y en el caso de Nicaragua, pueden ser: las rosquillas, pitahayas, frijoles rojos, bebidas carbonatadas locales, jaleas, dulces, productos de panadería, artículos decorativos, hamacas, quesos y todos los que recuerden la cultura, las tradiciones y la gastronomía del país.

Lea también:Productos nostálgicos frente a un gran reto este 2019 en Nicaragua

Sin embargo, en los últimos años, las rosquillas, hamacas y frijoles son los que han estado a la cabeza de ese mercado.

Entre enero y agosto de los 1,881.25 millones de dólares que las empresas exportadoras percibieron por sus ventas este año, los envíos de rosquillas, rosquetes, churros, hamacas y frijoles sumaron 57.13 millones de dólares, lo que equivale a 3.04 por ciento del total exportado.

Mientras que en el mismo lapso del 2018, del total en valor exportado equivalente a 1,894.30 millones de dólares, de productos nostálgicos se captó 56.38 millones de dólares, es decir el 2.98 por ciento del total.

El presidente de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua (APEN), Guillermo Jacoby, considera que los productos nostálgicos tienen un potencial enorme, sin embargo tras la crisis económica las empresas que se dedican a estos productos se han enfrentado a la falta de financiamiento de la banca.

Puede interesarle:Industria de las rosquillas en Somoto afectada por la crisis sociopolítica en Nicaragua

De hecho, el crédito industrial ha sido uno de los más afectados por la crisis. Hasta junio de este año se reporta una caída del 30 por ciento, al dejarse de entregar 6,742 millones de córdobas con respecto a igual periodo del año pasado.

Jacoby sostuvo que es importante trabajar en función de la diversificación de la matriz exportadora del país, que permita a las empresas locales posicionar en los mercados selectos sus productos, sobre todo estas mercancías que tienen un alto potencial aún sin explotar.

El representante empresarial dijo que en los próximos días estará en Los Ángeles, Estados Unidos, para promover la artesanía nicaragüense.

Italia, el principal comprador de hamacas

Estadísticas del Centro de Trámites de las Exportaciones (Cetrex) muestran que los envíos de hamacas en el periodo antes mencionado sumaron 222,275 dólares, siendo Italia el principal mercado de destino; a ese país se exportó el equivalente a 86,297 dólares.

Las hamacas nicaragüenses son reconocidas a nivel internacional por sus tejidos, colores, formas y resistencia. El año pasado este producto encontró mercado en Alemania, Australia, Canadá, Costa Rica, España, Estados Unidos, Finlandia, Panamá, Puerto Rico y República Dominicana.

Lea además:Pymes sobreviven a una estrepitosa caída en sus ventas como consecuencia de la crisis

Mayor venta de rosquillas

En el caso de las rosquillas, rosquetes, churros y hojuelas, las ventas totalizaron hasta agosto de este año 342,471 dólares y el principal mercado al que viajaron fue Estados Unidos, donde se envió el 99.2 por ciento del producto; el restante a Costa Rica —el principal destino de los migrantes nicas—, pero con menor poder de compra comparado con el primer mercado.

En abril de este año, el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) informó que al menos 62,000 nicaragüenses habían huido por la crisis. De esta cifra, 55,000 se fueron a Costa Rica.

Otro producto apetecido por los nicaragüenses en el exterior son los frijoles rojos. Entre enero y agosto 2019 se exportó en frijol el equivalente a 56.57 millones de dólares, setecientos mil dólares más que el año pasado. Los principales destino fueron El Salvador (27.1 por ciento), Costa Rica (24.8 por ciento) y Estados Unidos (18.9 por ciento).

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: