Escudos, entre dictadura y libertad: el «sicodélico de Murillo» y el usado con la bandera invertida

Cuando Daniel Ortega retornó al poder en 2007 y Rosario Murillo a la par, surgió el “escudo sicodélico” como un triángulo imperfecto, con la leyenda “Unida Nicaragua triunfa”, violando la ley de símbolos patrios

La bandera azul y blanco de Nicaragua, donde también se aprecia el escudo invertido, también es levantada por los nicaragüenses como símbolo de patria, democracia y libertad. LA PRENSA/ARCHIVO/Jader Flores

Centroamérica ha tenido varios escudos con historias cívicas surgidas de las ideas de la independencia del imperio español o bien de dictaduras criollas; los nicaragüenses después de la independencia de 1821, han levantado sus símbolos patrios como emblemas de libertad, como sucedió durante el estallido de abril del 2018.

Desde las protestas hasta la fecha se ha visto a los manifestantes portar la bandera azul y blanco en la cual se aprecia el Escudo Nacional invertido, en señal de rebeldía, de libertad de expresión, de cambio, de justicia y por una nueva Nicaragua libre.

“El Escudo sicodélico”   

Cuando Daniel Ortega retornó al poder en 2007 y Rosario Murillo a la par, surgió el “escudo sicodélico” con un triángulo imperfecto, con la leyenda “Unida Nicaragua triunfa”; con tres volcanes en vez de cinco, y sobre el arcoíris los colores rojo y negro.

Lea: ¿Cómo soñás la nueva Nicaragua? La campaña en redes sociales promovida por el obispo Silvio Báez en estas fiestas patrias

Al respecto, el excanciller e historiador Francisco Aguirre Sacasa recuerda que este “escudo sicodélico” lo dio a conocer Murillo desde los primeros días del 2007, cuando Ortega la nombró coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía.

Entonces no se percataron de que ella comenzó su “manejo cotidiano de la república de Nicaragua”, recuerda autor del libro “Atlas Histórico de Nicaragua”.

Desde entonces inició la manipulación de los colores sicodélicos que pusieron en la papelería del Estado.

“Peligra la república”

Aguirre Sacasa también hace referencia al uso del escudo con la bandera invertida. A su criterio, es una expresión del sentir del nicaragüense cuando “peligra la república o la nación”, por lo que es “falso” que se violente el respeto a este símbolo patrio.

Recordó que en los países civilizados cuando la bandera se pone boca abajo es una seña que el país está pasando por una crisis. Uno de esos casos se dio en Estados Unidos durante la guerra con Vietnam.

Lea además: El 2018, un año de marchas contra la tiranía en Nicaragua

También recordó que llevaron junto al diputado Eduardo Montealegre un Escudo de Nicaragua y levantaron la consigna: “Este es mi escudo, ¿cuál es el tuyo?”.

También comenzaron a notar que la bandera rojinegra del FSLN empezaba a aparecer en todas partes, junto con toda la maquinaria de la propaganda sandinista, cosa que nunca ocurrió en las anteriores administraciones, de Violeta Barrios, Arnoldo Alemán y Enrique Bolaños.

La única bandera que se miraba en las oficinas públicas era la de Nicaragua con su Escudo Nacional, y no había propaganda partidaria. Ahora vemos a “un gobierno que ha confundido el partido con el Estado y la familia; es un primitivismo político”, observa Aguirre Sacasa.

Escudo orteguista viola ley de símbolos patrios

Para la defensora de los derechos humanos Vilma Núñez, el diseño del escudo sicodélico que Rosario Murillo ha propagado en las oficinas del Estado de Nicaragua es una “adulteración del símbolo patrio” y es una violación a la ley.

Al respecto, la Ley sobre características y uso de los símbolos patrios señala en su Decreto No. 1908, publicado en La Gaceta No. 194 del 27 de agosto de 1971: “Toda reproducción del Escudo Nacional deberá corresponder fielmente a cuanto se prescribe en la presente ley”.

“Esta alteración es de hecho, no vale, porque no modificó la ley de símbolos patrios”, sostiene Núñez.

La bandera azul y blanco de Nicaragua es izada como símbolo de patria, democracia y libertad por los nicaragüenses. 22 de julio del 2018, marcha de los estudiantes.

Un triángulo mal hecho

Para Carlos Tünnermann Bernheim, exministro de Educación durante 1979-1984 y crítico del régimen dictatorial de Daniel Ortega, las instituciones del Estado han violentado la ley, ya que “en sus papelerías utilizan un escudo sicodélico”.

Su diseño además presenta solo tres volcanes y el eslogan “Nicaragua unida triunfa”, características no establecidas. Para el educador esto es un “irrespeto al símbolo, ya que además es un triángulo mal hecho”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: