Policía no pesó droga cuando detuvo al preso político Jaime Navarrete

El próximo 20 de septiembre se tiene previsto terminar el segundo juicio contra Navarrete. Su abogada defensora denuncia ilegalidades en el proceso

jaime navarrete

El autoconvocado Jaime Enrique Navarrete Blandón fue acusado el año pasado del supuesto asesinato en perjuicio de Ariel Ignacio Vivas. Ahora es acusado de posesión de estupefacientes y portación ilegal de armas de fuego. LA PRENSA/A. FLORES/ARCHIVO

El próximo 20 de septiembre se tiene previsto terminar el segundo juicio contra el excarcelado y nuevamente reo político Jaime Navarrete Blandón, acusado de supuesta tenencia ilegal de arma de fuego y droga.

Fue secuestrado en su casa el 24 de julio, después que salió a tomar fotos a un grupo de personas que le hacían fotos desde un carro.

Cuando él regresaba, se resbaló y cayó frente al portón principal de su casa. De ahí llegó los policías orteguistas que lo asediaban a recogerlo, relató su mamá Margine Blandón.

Según su abogada Yonarqui Martínez, al juicio, que se desarrolla en el Juzgado Séptimo Distrito Penal de Juicio de Managua, ante el juez Melvin Vargas, solo han llegado a declarar policías y un civil, que es papá supuestamente de unos trabajadores del Estado, que no recuerda con quien entró a la casa de Jaime, ni cómo se llama el acusado.

“Según la Fiscalía un policía junto a este testigo civil encontraron un arma de fuego en una gaveta del armario ubicado en el cuarto de Jaime Navarrete, pero el testigo no se acuerda ni con quien entró supuestamente a la habitación”, dijo Martínez.

Otro detalle ilegal en el juicio es que la supuesta droga encontrada en la casa de Navarrete no fue pesada en el lugar, sino que fue trasladada a la Policía por órdenes superiores, lo cual es ilegal, dijo la abogada. El arresto y el allanamiento se dieron el 26 de julio, por una supuesta llamada anónima, dice la Fiscalía.

Doblemente torturado en celdas

El preso político Jaime Navarrete fue brutalmente golpeado el día de su segunda captura en julio pasado, pero también fue torturado y violado en la primera captura en el 2018.

De igual manera, la abogada Yonarqui Martínez dice que lo tratan con saña en el sistema penitenciario. “Lo custodian más de 15 guardas y no le pasan la comida cuando está en juicio en los juzgados y se la pasa sin comer ese día”, dijo Martínez.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: