Otro año sin que Daniel Ortega participe en la Asamblea General de las Naciones Unidas

La última vez que Ortega estuvo en la ONU fue en 2007. Se suponía que hablaría del huracán Félix, pero atacó a Estados Unidos y el capitalismo

El dictador Daniel Ortega. LA PRENSA/ ARCHIVO

Este mes Daniel Ortega cumple 12 años sin dar la cara en la Asamblea General de las Naciones Unidas. La última vez que estuvo en la ONU era 2007 y se suponía que daría un discurso sobre los estragos causados por el huracán Félix en el Caribe nicaragüense, pero acabó hablando de sus temas favoritos: Estados Unidos y el capitalismo global.

El 25 de septiembre de ese año, veinte días después del paso del Félix, Ortega se presentó en la ONU con la previa promesa de que sería la voz de los costeños víctimas de «la mayor catástrofe que ha sufrido Nicaragua en cuanto a impacto ambiental». Pero lo que brotó de su boca fue un deshilvanado discurso de 3,426 palabras, plagado de críticas al imperialismo y de un ferviente respaldo a Cuba, Venezuela y los programas nucleares de Irán y Corea del Norte.

Lea: La foto en la que no está Daniel Ortega

La Revista Envío contó cada palabra pronunciada por Ortega en ese discurso de 25 minutos. «Ninguna hizo referencia a nada de lo que ocurre en Nicaragua y solo 184 mencionaron, en un escaso minuto, lo que había sucedido en la Costa Caribe», detalla el texto Ba’ra sma ki? El Caribe desafía al Gobierno, publicado en octubre de 2007.

Como era de esperarse, Daniel Ortega recibió muchas críticas por su actuación en la ONU. Y desde entonces el dictador no ha vuelto a asomarse por ahí.

La delegación anunciada

Este lunes 16 de septiembre Rosario Murillo, vocera y vicepresidenta del régimen, anunció con pompa a la delegación que enviarán a Nueva York para que participe en el periodo de sesiones número 74 de la Asamblea General de la ONU, inaugurado este martes 17. Son seis personas y ninguna de ellas es Ortega.

«Es un intenso programa que hay en Naciones Unidas y que estará siendo atendido por nuestro embajador Jaime Hermida y los enviados especiales, nuestro canciller Denis Moncada, el doctor Paul Oquist, el compañero Valdrack Jaentschke, el compañero Javier Gutiérrez, viceministro de Marena. Hay unos Foros. También la doctora Martha Ruiz, secretaria adjunta de la Secretaría de Políticas Públicas, estará en Nueva York atendiendo todas las actividades de la Asamblea General de Naciones Unidas», detalló Murillo, en su acostumbrada alocución de mediodía.

Lea también: El culto a los Ortega Murillo, la familia «elegida por Dios»

Para Eliseo Núñez, analista político y exdiputado liberal, Murillo quiere hacer ver «extraordinario» algo que es normal y que ocurre todos los años: el envío de una delegación a la Asamblea General de la ONU.

«Ella todo lo pinta como extraordinario para hacer creer a sus bases que ellos hacen cosas extraordinarias», analiza Núñez. Sin embargo, afirma, «lo extraordinario es que el presidente de la República tenga años de no ir y mande a su canciller o a su embajador en su defecto. Eso es lo que no es normal».

A juicio del exdiputado, Ortega «es profundamente arrogante y no va (a la ONU) debido a que ya no es, como en los años ochenta, el centro de atracción».

Otros analistas, como el excomandante sandinista Luis Carrión, han opinado que la principal razón por la que el dictador lleva años sin asistir a cumbres internacionales es que tiene «miedo» a las muestras de rechazo. Un miedo que se habría acentuado en el actual contexto.

«Ortega es impresentable, por mucho que mande gente», sostiene Núñez. «Puede mandar a quien quiera, pero es impresentable a nivel internacional».

Le puede interesar: Naciones Unidas reprueba a Daniel Ortega y solicita elecciones adelantadas

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: