Expulsan a una estudiante por invertir la bandera de Nicaragua en San José de Bocay

La adolescente explicó que las autoridades escolares le manifestaron que había cometido un grave delito por invertir la bandera de Nicaragua, razón por la cual la expulsaron y reprobaron en la clase "Creciendo con Valores"

Nahomi Carolina Gutiérrez Real, de 15 años, fue expulsada por 15 dias por invertir la bandera de Nicaragua. LAPRENSA/CORTESÍA

La adolescente Nahomi Carolina Gutiérrez Real, de 15 años y estudiante de cuarto año de secundaria del Instituto Juan Pablo II, ubicado en San José de Bocay, Jinotega, fue expulsada por quince días, este miércoles, por invertir la bandera azul y blanco durante un acto cívico en protesta contra el régimen de Daniel Ortega el pasado 15 de septiembre.

La fotografía de la joven ondeando la bandera de Nicaragua invertida fue tomada en conmemoración al Día de la Independencia de Centroamérica. Posteriormente, la joven posteó la foto en su cuenta de facebook, desde donde llegó a manos de Salvador García y Geovanni Úbeda Hernández, director del instituto y delegado del Ministerio de Educación (Mined), respectivamente. García y Úbeda fueron quienes notificaron la expulsión de la adolescente.

La denuncia la hizo la mamá de la menor, Bertha Real, quien junto a toda su familia es miembro activa del partido Ciudadanos por la Libertad (CxL) en ese municipio.

Lea además: Escudos, entre dictadura y libertad: el «sicodélico de Murillo» y el usado con la bandera invertida

«A ella la iban a expulsar definitivamente pero logré que llegáramos a un acuerdo y me dijeron que sería por quince días. El delito de ella (su hija) fue voltear la bandera», aseguró a LA PRENSA la mamá de la adolescente, quien cursa el cuarto año de secundaria.

Real exigió a las autoridades del Ministerio de Educación que anulen la decisión tomada a contra su hija. «Yo les digo a las autoridades del Ministerio de Educación que por favor reviertan esa sanción en contra de mi hija, porque los padres hacemos grandes sacrificios, para apoyar sus estudios», reclamó la madre de la menor.

Sin derecho a hacer exámenes

La adolescente explicó que las autoridades escolares le manifestaron que había cometido un grave delito por invertir la bandera de Nicaragua, razón por la cual la expulsaron y reprobaron en la clase «Creciendo con Valores».

«Me aplazaron una clase y en las otras no tengo derecho a entregar trabajos, ni hacer exámenes hasta el 4 de octubre que entre de nuevo. Si acumulo bastantes puntos puedo pasar, sino, no», señaló la estudiante.

Puede interesarle: Turbas orteguistas agreden a una banda musical porque se negaron a usar la bandera del FSLN

«Me llamaron a la dirección y me dijeron que estaba cometiendo un grave delito contra los símbolos patrios al poner al revés el escudo de Nicaragua», agregó la estudiante.

Medida arbitraria del colegio

Para Augusto Valle, fiscal nacional de CxL, la medida tomada por las autoridades del Instituto Juan Pablo II es una medida completamente arbitraria y desproporcionada. «Arbitraria totalmente porque no suspendieron a doña Rosario (Murillo) cuando desfiguró el escudo con una figura distorsionada, con colores psicodélicos», señaló Valle, en referencia al escudo que el régimen impuso después de 2007.

Por su parte, René Garmendia Rivera, secretario político de CxL en San José de Bocay, la respuesta del instituto fue «por cuestiones políticas» debido a que saben que la mamá de la menor es miembro de CxL. «Ellos saben aquí quien es oposición y quien no. Como saben que son de oposición los obligan a participar de actividades. Los amenazan con quitarle puntos si no participan», manifestó Garmendia.

«Toda mi familia son miembros del partido CxL y siento que lo tomaron por ese lado, es algo político», concluyó Real.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: