Deybin Mairena Centeno, el autoconvocado que lleva ocho meses desaparecido

La última vez que la familia de Mairena Centeno tuvo comunicación con él fue la noche del 11 de enero de este año, cuando el joven confirmó que regresaba a su casa luego de exiliarse en julio de 2018 en Costa Rica por amenazas de cárcel de parte de los CPC (Consejo del Poder Ciudadano) de su barrio.

Deybin mairena centeno

El nicaragüense Deybin Mairena lleva nueve meses desaparecido. El pasado 8 de septiembre cumplió 27 años. LA PRENSA/Cortesía

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

«Saludos a la familia Mairena Centeno en Sébaco, de parte de Antonio Centeno. Los quiero mucho». Este fue el mensaje que escuchó Marta Centeno Luque en una radio nacional la tarde del 29 de agosto de este año. Ella asegura que su hijo Deybin Antonio Mairena Centeno, desaparecido el 12 de enero de 2019,  fue quien la saludó.

Mairena Centeno cumplió 27 años el pasado 8 de agosto. Su mamá, lo recuerda con melancolía, pero con una chispa de fe que la hace cambiar de pensamiento. “El Señor me dice que mi hijo está vivo (…) Yo he platicado con él en sueños, él me dijo ‘yo estoy bien’. Yo le pido al Señor que sea él, que ponga su mano bendita, porque yo quiero ver a mi hijo antes que me muera”, dijo entre lágrimas Centeno Luque.

Lea también:

La desaparición del joven autoconvocado aún no está clara para los familiares, aunque afirman que las razones son políticas ya que él participó de las protestas cívicas en Sébaco. Hasta la fecha se desconoce detalles del paradero de Mairena Centeno, sin embargo, la familia maneja la versión de que el Ejército Nacional de Nicaragua y la Policía Orteguista (PO) están detrás de su desaparición.

La última vez que la familia de Mairena Centeno tuvo comunicación con él fue la noche del 11 de enero de este año, cuando el joven confirmó que regresaba a su casa luego de exiliarse en julio de 2018 en Costa Rica por amenazas de cárcel de parte de los CPC (Consejo del Poder Ciudadano) de su barrio en Sébaco.

«Ya lo andaban en la lista de que iba a caer preso a como cayeron todos los muchachos de aquí de Sébaco… la gente lo señalaba, lo amenazaba de que iba preso y él por temor de no caer preso, se fue a Costa Rica», manifestó Azucena Mairena Centeno, hermana de la víctima.

De acuerdo a la familiar, su hermano se encontraba refugiado desde diciembre en una finca ubicada en El Almendro, Río San Juan, pero el 12 de enero el joven decidió regresar junto a su casa y su familia. En el lugar se encontraban otros autoconvocados.

Puede Interesarle: Después de una semana no hay información oficial sobre cadáveres en fosa común de San Rafael del Sur

«Un testigo dice que los emboscó el Ejército y murieron seis autoconvocados… dice que el enfrentamiento fue el 12 enero como a las 5:30 de la mañana. Ellos estaban refugiados en una finca en Río San Juan y al parecer denunciaron de que ellos estaban ahí como narcos y entonces le cayó ahí la Policía”, explicó Azucena Mairena.

La mujer añadió que su hermano Javier Mairena Centeno ha buscado al joven en las distintas cárceles del país, en el Chipote y hasta en Río San Juan, donde un lugareño le confirmó que ese 12 de enero «habían muerto unos muchachos».

La versión de la PO

La familiar expresó que la fuente -un conocido de la familia- fue quien avisó que a Mairena Centeno lo había capturado el Ejército y que todo señalaba que fue una emboscada en contra de las personas que participaron en las protestas cívicas contra el régimen de Daniel Ortega.

En un comunicado que publicó la PO el mismo 12 de enero, señaló que «recibió información vía telefónica por ciudadano que se identificó como Pablo Pastrán, que en comunidad Las Vegas, ubicada al noreste del municipio El Almendro, departamento de Río San Juan, aproximadamente a las 05:00 de la mañana, se escucharon detonaciones de armas de fuego».

La PO aseguró que encontró en dicho lugar a dos personas fallecidas de identidad desconocida y que ocuparon  cinco escopetas, cuatro revólveres, 21,300 córdobas en moneda falsa y 6.5 libras de marihuana.

«Indagaciones realizadas, occisos vinculados a agrupación delincuencial dedicada a delitos de narcotráfico, abigeato y asaltos, procedentes de Costa Rica», se lee en el comunicado. En el caso del Ejército de Nicaragua, este no respondió las consultas sobre el tema que se enviaron al correo electrónico del portavoz militar, coronel Alvaro Rivas.

Lea A-demás: Autoconvocado regresa al país creyendo en el programa de “retorno seguro” de la dictadura y termina secuestrado por la Policía orteguista

No obstante, los familiares de Mairena Centeno afirman que los responsables de la desaparición del joven es el Ejército y la Policía. Por su parte, Pablo Cuevas, asesor legal de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), repudió el actuar de la PO porque en vez de trabajar en resolver el caso, ellos provocan esto tipo de situaciones.

«Lo que cabe en este tipo de caso es ir a una unidad especial, pero en este caso no se puede hacer eso (porque) a la gente más bien les da miedo, porque tienen fuerte sospechas de que son las autoridades las que provocaron la desaparición», expresó Cuevas.

Joven trabajador

Antes de participar en las protestas sociales del país, iniciadas en abril de 2018, Deybin Mairena Centeno trabajaba en su mototaxi, en Sébaco. Tenía planes de terminar su bachillerato y luego viajar a Panamá. Tiene dos niñas pequeñas y un niño de dos años.

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia registraba hasta el 28 de julio a Mairena Centeno junto a Sara María Centeno, de Matagalpa, como los dos casos de desaparecidos en el contexto de las protestas sociales. Sara Centeno, de 36 años, desapareció el pasado 22 de junio y hasta la fecha tampoco se conoce el paradero de ella.

«Él no se metía con nadie, él sabe hacer su trabajo, sabe pintar vehículo, sabe manejar… qué le va a poner que él no lo trabaje, todo», declaró Centeno Luque, quien rechazó que su hijo sea un delincuente.

«Nadie nos da buenas noticias.  Solamente señales que él está muerto nos han dado. Lo hemos llamado y llamado a su número, pero solo sale buzón (..) queremos saber el paradero de él, nosotros siempre estamos positivas, queremos una buena respuesta de que él está vivo, pero si ahora está fallecido, queremos saber dónde está el cuerpo», suplicó Azucena Mairena Centeno.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: