Déficit de lluvias podría empeorar en los próximos meses del año, según modelaciones climáticas

Se espera que llueva menos en los siguientes meses del 2019, según modelaciones climáticas de la organización ambiental Centro Humboldt.

Organizaciones internacionales reportan afectaciones en la producción de granos básicos provocadas por la sequía. LA PRENSA / ARCHIVO

El Caribe, una de las zonas más lluviosas del país, es donde se espera que se sigan concentrando las lluvias en los próximos meses, mientras que el Corredor Seco, que abarca más de 20 municipios, se volverá más seco, señalan las modelaciones climáticas expuestas este jueves por Centro Humboldt.

La organización ambiental ha señalado desde hace tiempo que los ciclos de lluvia se vienen acortando y que los regímenes están cambiando. La baja en los niveles de precipitaciones y el aumento de las temperaturas inciden en mayor evapotranspiración, es decir, que se está evaporando más agua de lo que está cayendo, lo que no permite que haya una recuperación en los cuerpos de agua.

Se espera que en septiembre las lluvias se regulen, pero la tendencia es que el déficit hídrico sea más marcado en octubre, noviembre y diciembre, apuntó la organización ambiental.

LAPRENSA/LUIS GONZÁLEZ

En la época seca se presentó un déficit hídrico en promedio de 95 a 100 milímetros en los espejos de agua a nivel nacional, explicó el especialista en recursos naturales, Jurguen Guevara. En enero, cuando se espera que los cuerpos de agua estén un poco recuperados por las lluvias que recién acababan de finalizar, el déficit hídrico afectó a diez departamentos del país. En abril, la situación empeoró. Por ejemplo, en Granada, pasó de tener un déficit de -84.6 milímetros en enero a -111.9 en abril. En Matagalpa que había mostrado una recuperación de 27.8 milímetros, en abril reportó un déficit de -49.9 milímetros, según el análisis.

Como parte de las modelaciones climáticas, Guevara explicó que a partir del 2019 se analizaron cinco años hacia adelante y cinco años hacia atrás, con lo que pudieron corroborar que se presentan ciclos de repetición de eventos climáticos extremos. La tendencia climática de 2018 será similar a la de 2023, expuso el experto.

Pozos más secos

En el norte de Chinandega, el Centro Humboldt realizó un monitoreo alrededor de unos 25 pozos en abril y agosto. Los datos fueron comparados e indicaron que el déficit de agua en agosto se agudizó en comparación con abril, cuando debió de haber sucedido lo contrario por la recarga de lluvias de mayo. La disminución de agua pasó en promedio de -0.1 en abril a 0.7 en agosto.

Valorar una emergencia

La situación de disminución de las lluvias en Nicaragua preocupa a expertos, que señalan que el panorama, principalmente, en la parte de Nueva Segovia, no está muy lejos de lo que se vive en Honduras, donde el gobierno decretó emergencia por sequía a inicios de septiembre. El director del Centro Humboldt, Víctor Campos, expresó que debería valorarse por parte del gobierno la situación climática, en especial en algunas zonas del país, que ya han reportado pérdidas en los cultivos.

«Lo menos que puede hacer el gobierno es valorar la situación y valorar seriamente decretar un estado de emergencia, sino nacional, por lo menos, en las zonas de mayor afectación», expresó. Las declaraciones fueron compartidas en torno al X Foro Nacional Nicaragua Vulnerable, en el que participaron cerca de cien líderes de diferentes partes del país para crear una agenda consensuada, que será compartida en un foro internacional con cinco países del Istmo.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: