Excarcelado político rechaza que la Policía ponga el nombre de su padre a una nueva estación policial

Gerson Suazo Báez manifestó que la PO quiere "manipular" el nombre de su padre para inaugurar una instalación en Chichigalpa de las que "siembra el terror en la zona, abusando de un legado que no les pertenece"

excarcelado político, gerson suazo

Gerson Suazo, de 22 años, interpuso la denuncia en la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH). LA PRENSA/CORTESÍA

El excarcelado político Gerson Snayder Suazo Báez rechazó que la Policía Orteguista (PO) haya utilizado el nombre de su difunto padre, Juan José Suazo Rivera, para ponérselo a una delegación policial en Chichigalpa, municipio de Chinandega.

Suazo Rivera, quien fue segundo jefe de la policía de Chichigalpa, perteneció a las filas de la institución hasta el 2015 cuando falleció en un accidente de tránsito. Sin embargo, Suazo Báez manifestó que la PO quiere «manipular» el nombre de su padre para inaugurar una instalación de las que «siembra el terror en la zona, abusando de un legado que no les pertenece».

Lea además: Orteguismo convierte rotonda chinandegana en un altar de banderas del Frente Sandinista

La inauguración de la delegación en Chichigalpa, que lleva por nombre Comisionado Juan José Suazo, está prevista para la tarde de este viernes 20 de septiembre. Según Suazo Baéz, antes de morir su papá pidió a la institución construir un edificio en la zona para la seguridad de los pobladores.

«Mi padre nunca quiso reconocimiento a su muerte porque creía cumplir con su deber en honor, seguridad y servicio (…) quizás mañana, en la nueva Nicaragua cuando haga falta reconstruir valores, su nombre, aún en contra de su póstuma voluntad, engalanará cualquier edificio policial. Pero, definitivamente, no hoy que Nicaragua sufre y llora a sus mejores hijos a causa de esta institución de crimen organizado mal llamada Policía Nacional», dijo el excarcelado en una carta.

El joven autoconvocado Gerson Suazo Báez junto a su padre Juan Suazo. Tomado de Facebook

Para poder usar el nombre del oficial fallecido Juan Suazo, la PO llegó a pedirle autorización a su progenitora de casi 90 años, explicó Suazo Baéz, por lo que rechazó esta acción basándose en el Código Civil y el Código de la Familia, que señalan que a quienes primeramente se debe acudir son a los hijos.

«Mi abuela dio autorización pero ella es una señora de 90 años (…) a mí no recurrieron aunque yo me iba a negar», dijo el joven.

Gerardo González, abogado de Suazo Báez, señaló que agotarán los trámites administrativos y emitirán un carta al director de la PO, Francisco Díaz, para que revoque cualquier acuerdo administrativo donde se use el nombre de Juan Suazo. «Si no responden, si guardan silencio, si siguen adelante con ese proceso, procederemos a interponer un recurso de amparo contra la resolución administrativa que viola el artículo 26 de la Constitución (Política de Nicaragua)», dijo González. Dicho artículo señala que todo ciudadano tiene derecho «al respeto de su honra y reputación».

«Voy a seguir denunciando porque los únicos que podemos autorizar eso es mi hermana y yo», reclamó Suazo Báez.

Puede interesarle: ¿Dónde están las armas que la Policía Orteguista decomisa?

Esta es la entrada a la delegación policial en Chinandega. LA PRENSA/CORTESÍA

Capturado por los excompañeros de su padre

Suazo Báez también denunció que su secuestro, en octubre de 2018, fue realizado por los excompañeros de su padre, y que durante el interrogatorio los oficiales nombraban el nombre de Juan Suazo para chantajearlo.

«Cuando me metieron preso, ellos me querían chantajear mencionándome el nombre de mi padre, diciendo que él estaría decepcionado, queriendo tocar el punto más débil que son los sentimientos y el amor a un padre», expresó el joven de 22 años.

El autoconvocado sufre asedio, persecución y amenazas de cárcel de parte de fanáticos orteguistas y la policía.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: