Ortega se niega a aceptar resolución de Naciones Unidas y anuncia más represión

Dictadura de Nicaragua ante Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas rechaza 100 sugerencias para encontrar salida a la crisis y anuncia más represión

LA PRENSA/AFP

La delegación de la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo, que representa al Estado de Nicaragua ante el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, rechazó este viernes 20 de septiembre adoptar la mayoría de las recomendaciones realizadas por los países miembros de la ONU en Ginebra para encontrar una solución pacífica, legal y democrática a la crisis de represión desatada desde abril de 2018.

Basados en el mismo discurso de declararse víctimas de un «fallido intento de golpe de Estado», los delegados de la dictadura leyeron un documento en el cual rechazan 124 de las 259 recomendaciones que le hicieron al país durante el Examen Periódico Universal (EPU) en mayo pasado en el Consejo de Derechos Humanos (CDH), incluyendo las 100 referidas a encontrar soluciones y adoptar medidas para solucionar la crisis de represión desatada por el régimen a raíz de las protestas sociales de abril de 2018.

Las misiones diplomáticas en su gran mayoría demandaron a Nicaragua que respete los siguientes derechos humanos: derecho a la movilización, manifestación pacífica, libertad de expresión y libertad de prensa; excarcelación de los presos políticos, retorno de los mecanismos especiales de derechos humanos —como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh)—, desarme de paramilitares, aplicación de justicia para los autores de las masacres e investigaciones independientes para los autores materiales e intelectuales de los crímenes de lesa humanidad señalados en el informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI).

Lea también: Recomiendan al régimen de Daniel Ortega respetar derechos humanos de los nicaragüenses en el Examen Periódico Universal de Naciones Unidas

Derechos Humanos
Pese al rechazo de la dictadura a cumplir 100 recomendaciones del Consejo de Derechos Humanos para superar la crisis de la represión, los países de la ONU adoptaron el informe del Examen Periódico Universal de mayo pasado. LA PRENSA/JSILVA

No a toda petición y sigue la represión

Además los países, propusieron la ratificación del Estado a tratados internacionales como el Estado de Roma para la Corte Penal Internacional, y a otros mecanismos de protección de derechos humanos de los nicaragüenses, además de permitir el retorno y supervisión de mecanismos y organizaciones de derecho humanos como Oacnudh, CIDH y otros.

A todas esa peticiones de carácter dramático y urgente, la dictadura les cerró las puertas con su mismo discurso de víctima y alegando el retorno a una «normalidad» irreal y fantasiosa: «Recomendaciones que no aplican por falta de fundamento y distorsión de la realidad, por tanto, no son aceptadas: 100».

Al contrario, en defensa de su principal brazo represor y causante directo de las mayores atrocidades documentadas por organizaciones nacionales e internacionales, la Policía Orteguista, el régimen anunció que sostendría la represión tal y como la sufre el pueblo de Nicaragua.

«Se continuará con la ejecución de la Estrategia de Seguridad Soberana y Ciudadana para brindar seguridad a la población, ya que ha permitido tener los mejores índices de seguridad en toda la región, bajo un ambiente de paz, seguridad y tranquilidad ciudadana», anunció el embajador permanente de Nicaragua ante la ONU en Ginebra.

Derechos Humanos
Los antimotines se mantuvieron desplegados por diferentes puntos de la carretera a Masaya. LAPRENSA/J. Flores

Rosario de mentiras de la dictadura

«El Gobierno de Nicaragua continuará trabajando en favor de los Derechos Humanos, libertades fundamentales, derechos civiles y políticos de todos los nicaragüenses. Se solucionarán las dificultades que surjan en nuestra sociedad, similares a la de todas las naciones, con mecanismos pacíficos, donde impere el diálogo respetuoso entre las partes, la legalidad, la institucionalidad. Continuaremos fortaleciendo la protección y promoción de la libertad de expresión, asociación, prensa, información, Derecho a reunión pacífica de conformidad con la ley, brindando todas las seguridades que se requieran», dijo el régimen.

Además agregó que «se continuará garantizando el derecho de concentración, manifestación y movilización pública y como todo país, estos derechos deben ser ejercidos en apego a las leyes y normativas, que para el efecto, se encuentran establecidos para garantizar la seguridad, el orden interno y el bien común de todos los nicaragüenses, tomando en cuenta que los derechos de una persona se encuentran limitados por los de los demás».

«Se continuará avanzado de forma ordenada y consistente en la modernización del ordenamiento jurídico y el fortalecimiento de las instituciones del sector justicia. Se continuarán cumpliendo estándares internacionales y agotando las líneas de investigación; las acusaciones seguirán siendo sustentadas en abundantes elementos de convicción, pruebas periciales, testificales y documentales, entre otros, garantizando el derecho a la defensa técnica y presunción de inocencia, como corresponde por ley».

Puede interesarle: GIEI: «El estado de Nicaragua ha cometido crímenes de lesa humanidad»

La madre de uno de los reos políticos encarcelados en el Sistema Penitenciario Nacional, se desmayó al ser impedida por las tropas antimotines de buscar información sobre su hijo.
LA PRENSA/R. FONSECA

Anuncian «reformas electorales»

«Se cumplirán los compromisos adquiridos en virtud de identificar las reformas políticas, electorales e institucionales necesarias para continuar perfeccionando nuestra joven democracia, que garanticen, entre otras cosas, elecciones libres, abiertas, transparentes y acompañadas para el año 2021. Se han retomado los trabajos con la Secretaría General de la OEA para la cooperación en materia de fortalecimiento institucional, político y electoral de Nicaragua».

«Continuaremos los esfuerzos para ser el país más seguro de la región, gracias a la eficiente acción de la Policía Nacional que ha sido reconocida internacionalmente por su labor de protección a las personas, las familias y las comunidades. No ha sido ni será política de Estado la represión de protestas sociales y menos el uso excesivo y arbitrario de fuerzas por parte de la Policía Nacional»

«Las ONGS están obligadas a cumplir con la legislación, con los objetivos y fines para los cuales se constituyeron y para lo que le fue otorgada su personalidad jurídica. En Nicaragua operan 7,227 ONGS. A sus integrantes se les ha respetado el derecho constitucional de asociación».

Lea además: Dictadura orteguista reitera prohibición de ingreso a comisión especial de la OEA

Policías antimotines se desplazaron en todas las avenidas que llevaban a la rotonda Centroamérica en Managua, de donde saldría la marcha “Todos somos abril”.
LA PRENSA/Jader Flores

«Respetuosos del derecho internacional»

La delegación de la dictadura Ortega-Murillo anunció que el régimen «no descarta valorar la posibilidad de adherirse a Instrumentos Internacionales de Derechos Humanos de los que no es parte».

«El Gobierno de Nicaragua continuará siendo respetuoso de sus obligaciones internacionales y colaborando eficaz y efectivamente con la ONU. El pasado 2 de mayo de 2019, fueron presentados todos los informes pendientes ante los órganos de los tratados, cumpliendo en su totalidad con esta obligación internacional», dijo la representación del dictador, sin mencionar que dichos documentos llevaban hasta trece años de retraso y que se entregaron incompletos.

Apegado a su discurso de «paz», la dictadura dijo ante Naciones Unidas que «seguirá teniendo una voluntad real de dirigir el país por la paz, desarrollo nacional y prosperidad, adoptado medidas concretas en el plano económico, social, así como en el fortalecimiento de las Instituciones del Estado, que han permitido solucionar progresivamente la crisis producto de los hechos de violencia en el contexto del intento fallido de Golpe de Estado».

Managua 21 de Abril 2018 Un protestante que se enfrentaba a la policia antimotines fue alcanzado por un balazo en la cabeza quedando inconciente en la carretera. Foto Jader Flores/ LA PRENSA

Respaldo a degradada PDDH y rechazo a nuevos compromisos internacionales

Para ellos, la comisión oficialista que se creó para maquillar la realidad de la represión sangrienta, ha «esclarecido» la «verdad»: «Se han investigado los hechos de violencia antes referidos mediante mecanismo especial, autónomo, independiente y profesional creado por el Poder Legislativo: la Comisión de la Verdad, Justicia y Paz, quienes han investigado ampliamente y contribuido con los mecanismos nacionales existentes para llegar a la verdad».

Además, dieron un voto de respaldo a la degradada y humillada Procuraduría de Defensa de Derechos Humanos (PDDH): «El Gobierno de Nicaragua continuará comprometido con la justicia, reparación y garantías de no repetición para las víctimas. Cumpliendo con la Ley Integral de Atención a Víctimas, la PDDH se ha coordinado con las Instituciones del Estado de Nicaragua para garantizar que las víctimas reciban atención y reparación especializada a nivel integral…».

Varios manifestantes fueron capturados por los antimotines, entre ellos Flor Ramírez, la señora del huipil azul y blanco que no falta en las marchas. LA PRENSA/ÓSCAR NAVARRETE
La respuesta del régimen fue de rechazo, argumentando que «era un insulto» aceptar la presencia de la ONU y la CIDH como garantes. LA PRENSA/ÓSCAR NAVARRETE

Del mismo modo que negó los crímenes del Estado, los delegados del dictador anunciaron que el país no asumirá nuevos compromisos internacionales y revisará los ya adquiridos: «Nicaragua en uso de su soberanía considera que no es el momento para sumarse a nuevos compromisos internacionales que suponen una carga administrativa y presupuestaria adicional, pero esto no implica que en el país existe un vacío de protección y de vulnerabilidad de los derechos humanos, ya que el ordenamiento jurídico nacional es amplio, completo y enfocado en proteger las garantías constitucionales y los derechos humanos de los nicaragüenses».

«El Gobierno de Nicaragua no descarta la posibilidad de cooperar en un futuro con ciertos mecanismos del CDH, no obstante, consideramos que cada solicitud realizada por el organismo competente para ello, será valorada en su contexto», remató.

Lea también: PDDH: De defensora de derechos humanos a cómplice de la dictadura

Los agentes antimotines de la policía orteguista agredieron a manifestantes que pretendían participar en la marcha convocada por la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB) en Managua. LA PRENSA/ URIEL MOLINA
Agentes de la Policía Nacional detuvieron a 164 manifestantes que se pronunciaron contra Ortega el pasado 16 de marzo. LA PRENSA/Uriel Molina

La normalidad bajo el estado policíaco

«Actualmente, la realidad es otra y el pueblo de Nicaragua ha recuperado la paz y estabilidad nacional. Por parte del Estado de Nicaragua, nos comprometemos en continuar esforzándonos por mantener el progreso en beneficio de todos y todas. El Estado de Nicaragua siempre se ha mantenido abierto y en constante diálogo», leyó el representante del régimen, para enseguida critica a los países que abogan por una verdadera solución a la crisis.

«Creemos que el Examen Periódico Universal es un Mecanismo útil para contribuir en el fortalecimiento de los Derechos Humanos de todos los Estados. No aceptamos sin embargo, que se utilice con fines distintos a los que fue concebido, contradiciendo la Resolución 5/1 del CDH, que establece como sus principios la naturaleza cooperativa basada en información objetiva y fidedigna; así como el desarrollo del mismo de manera objetiva, transparente, que evite la confrontación y la politización».

Ginebra
Michelle Bachelet, presenta en Ginebra su informe sobre violación de derechos humanos en Nicaragua. LA PRENSA/CORTESÍA

 

ONU adopta resolución contra dictadura

Según la dictadura, algunos Estados emitieron discursos políticos «muy alejados de recomendaciones constructivas, tratando de politizar este mecanismo. Se reitera el rechazo a las afirmaciones infundadas, inventadas y alejadas de la realidad que vive Nicaragua».

«Rechazamos el uso de estos espacios multilaterales con fines políticos y la intención de algunos Estados que pretenden cambiar el sentido productivo de este mecanismo. No son aplicables expresiones y juicios que tienen un carácter eminentemente político que no abona al propósito para el que fue creado el Examen Periódico Universal, por tanto, no se pueden aceptar», dijo el empleado del dictador.

Sin embargo, al final y contra todo los argumentos de la dictadura, el Consejo de Derechos Humanos adoptó y ratificó el resultado del EPU de mayo pasado donde 108 naciones y delegaciones denunciaron la represión, las violaciones de los derechos humanos y la falta de justicia y democracia en Nicaragua, bajo la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

PDDH
El consejo de derechos humanos de Naciones Unidas retomó el tema de los abusos de derechos humanos en Nicaragua este 10 de septiembre en Ginebra, Suiza. LA PRENSA/J.SILVA

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: