Analistas advierten que Ortega expuso a Nicaragua al conflicto bélico entre Irán y EE.UU.

Los especialistas coincidieron en que EE.UU. reaccionará a corto plazo con medidas contra Nicaragua por lo que los analistas observan que el acuerdo con Teherán es un provocación.

Daniel Ortega, Irán, acuerdo, Nicaragua, sanciones. Cafta, Estados Unidos

El canciller de Irán, Mohammad Javad Zarif, se reunió con el dictador Daniel Ortega, quien estaría buscando estrechar las relaciones con este país, en detrimento de las relaciones con Estados Unidos. LA PRENSA/AFP

Para los analistas políticos José Luis Velásquez y Róger Arteaga el dictador Daniel Ortega expuso de forma peligrosa a Nicaragua de quedar en medio de la confrontación entre Irán y Estados Unidos (EE.UU.), solo por la ambición de sostener a su régimen a costa de las consecuencias negativas para el pueblo nicaragüense.

Velásquez, exembajador de Nicaragua ante la Organización de Estados Americanos (OEA), comparó la decisión de Ortega de firmar un acuerdo político y económico con Irán en el actual escenario de tensión internacional, en «arar con los bueyes que se tienen». Lo que significa que es de los pocos aliados con los que puede contar el régimen nicaragüense» que es señalado de cometer crímenes de lesa humanidad en la represión incrementada desde abril del 2018, contra quienes protestaron pidiendo un cambio de gobierno.

«(Ortega) sufrirá las consecuencias de una mala alianza porque Irán ha venido haciendo acciones hostiles contra la zona petrolera de donde circula el 48  por ciento del suministro de petróleo (exportado al mundo) y su último error fue atacar las plantas de Arabia Saudita», expresó el exdiplomático.

Lea Además: Estados Unidos impone sanciones al banco nacional de Irán

Velásquez y Arteaga coincidieron en que EE.UU. reaccionará a corto plazo con medidas contra Nicaragua por lo que los analistas observan que el acuerdo con Teherán es un provocación.

Hace dos días, el 18 de septiembre, los diputados orteguistas con sus aliados del Partido Liberal Independiente (PLI y de Apre, ratificaron en la Asamblea Nacional el «acuerdo de promoción y protección de inversiones», el que supuestamente haría que  Irán coopere en diversas áreas en Nicaragua como en demandar carne bovina y a su vez que los iraníes suministren productos petroquímicos.  El acuerdo elimina el requisito de visado para los ciudadanos que viajen a ambos países.

El gobierno de Irán es señalado de financiar el terrorismo por la comunidad internacional y Naciones Unidas.

Lea También: Diputados orteguistas aprueban acuerdo con Irán y retan a EE.UU.

El Pentágono presentará al presidente Donald Trump una amplia gama de opciones militares para responder a los que funcionarios del gobierno dicen fue un ataque sin precedentes de Irán contra la industria petrolera saudí.

Irán ha negado las versiones  y le advirtió a Estados Unidos que cualquier ataque desatará una “guerra total”.

Velásquez ve «altamente probable la respuesta militar» por parte de los estadounidenses contra Irán, en donde contará con sus aliados en la región,  como Israel.

El peor momento para buscar a Irán

«Ortega eligió el peor momento para buscar a Irán», según Velásquez, por cuanto «lo que va a suceder es que Nicaragua se verá envuelta en una situación de confrontación». Aunque para el embajador ante la OEA la medida del régimen es porque «es la única manera de internacionalizar el conflicto» interno que enfrenta su gobierno.

Lea Además: Acuerdo de Nicaragua con Irán arriesga el comercio con Estados Unidos

«Fortalecer su alianza con Irán fue una mala decisión de Ortega porque esto va a enfocar directamente a los aliados de Irán en todo el mundo y ahí aparecerá Nicaragua, las consecuencias serán que se aceleren las sanciones. Estados Unidos reaccionará pronto, ya desde hace mucho tiempo le venía advirtiendo a Ortega sobre que su relación con Teherán era un error, y más temprano que tarde habrá consecuencias donde será el pueblo el que las sufra», afirmó Velásquez.

Róger Arteaga, exgerente regional del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), coincide con la advertencia de que una posible decisión de EE.UU. sea sancionar a más  funcionarios del régimen orteguista e incluso restringir la relación comercial que afecten las exportaciones nicaragüenses.

«A Ortega no le importa el daño económico. Solo le importa él, su familia y su riqueza, pero el pueblo que muera de hambre no le importa», afirmó Arteaga.

Más allá de afinidad política, ese analista no le encuentra beneficios reales al acuerdo con los iraníes, debido al desinterés de los empresarios nicaragüenses con un país señalado de terrorista.

Para Arteaga lo que motiva a Ortega con el acuerdo con Irán «es pura provocación» a EE.UU., quien es de los que lidera la presión internacional para forzar al régimen orteguista a retomar el diálogo con la oposición agrupada en la Alianza Cívica a fin de alcanzar acuerdos que pongan fin a la represión, se adopten reformas electorales que permitan elecciones libres, transparentes y adelantadas.

Arteaga duda que ante «el enorme problema que enfrenta» con EE.UU., Arabia Saudita y otros países, «se metan a defender a Ortega» ante una escalada contra su régimen por parte de la comunidad internacional.

«Ortega está tratando de provocar un caos, porque sabe que es un gobierno sin credibilidad que no puede sostenerse en el poder, por eso busca como justificar la reacción de Estados Unidos para decir que lo están atacando y aparecer como víctima», sostiene Arteaga.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: