Señalados de robar en un casino en Carazo serán llevado a los tribunales

El viernes se les realizó audiencia preliminar y la juez Carol Urbina, del Tribunal de Distrito Penal de Audiencias de Diriamba, les decretó prisión preventiva

Al lado izquierdo los cuatro acusados de robar en un casino de San Marcos. LA PRENSA/MYNOR GARCÍA.

El martes 1 de octubre a las 9:30 de la mañana serán llevados a los tribunales Erving Antonio Martínez Baltodano, Iván René Jarquín Valle, Omar Enrique Mejía Amador y Pedro Antonio Mendieta López, todos acusados de cometer delitos de robo con intimidación y de poseer ilegalmente armas de fuego.

La Policía y el Ministerio Público los responsabiliza de haber sustraído en horas de la mañana del 31 de agosto, más de 50 mil córdobas en un casino de San Marcos, Carazo. Según la acusación fiscal, los implicados intimidaron a sus víctimas con armas de fuego.

Agregan que Martínez Baltodano es el jefe de la agrupación y que con un revolver negro, calibre 38, intimidó a la cajera del establecimiento para sustraer 29 mil córdobas y que a otro ciudadano que se encontraba en el local lo despojaron de 21 mil córdobas. A Martínez lo señalan de organizar y de dirigir el atraco.

Lea también: Masaya celebra la bajada de San Jerónimo en un ambiente de recogimiento

En tanto a Jarquín Valle, lo tildan como segundo jefe y de ser el encargado de conseguir las armas con las que supuestamente operaban. Los cuatro imputados fueron capturados en Jinotepe por la policía, el 18 de septiembre, mientras se movilizaban en un carro negro, propiedad de Pedro Mendieta.

El viernes se les realizó audiencia preliminar y la juez Carol Urbina, del Tribunal de Distrito Penal de Audiencias de Diriamba, les decretó prisión preventiva. Las defensas, solicitaron que a los inculpados por presentar problemas de salud sean valorados por el Instituto de Medicina Legal, la judicial les otorgó ese derecho. A este medio no se le permitió el ingreso a la sala donde se desarrolló la audiencia.

Les ocupan armas y herramientas

Pedro Mendieta, de 55 años, tiene como oficio la mecánica automotriz y según su hermano, Reynaldo Enrique Mendieta, el día que lo capturaron, había salido con otro de los acusados (Omar Mejía), quien se hizo pasar como cliente para ir a Managua a cotizar unos repuestos para su vehículo.

Puede interesarle: Asesinan a un hombre de un machetazo en el cuello en El Cuá, Jinotega

Una caja de herramientas, una escopeta y un rifle calibre 22, que están a nombre de su papá, fueron decomisados en su vivienda por la policía y no se les entregó carta de ocupación. Los Mendieta, habitan en la comarca San Antonio de Arriba en Diriamba y ahí tienen también su taller.

En San Marcos, a través de las redes sociales, se ha denunciado que hombres armados a bordo de motocicletas, se han dedicado a cometer robos en la calle y que cuando las víctimas muestran resistencia, las agreden.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: