Ping Pong| Miguel Mora: «Ortega y Murillo me dan pesar porque salen por la puerta más fea de la historia»

El periodista se confiesa sobre sus miedos, sus gustos, sus preferencias y también sobre lo que piensa acerca de la pareja presidencial que lo tuvo preso casi seis meses

Miguel Mora está casado con la periodista Verónica Chávez y tienen tres hijos. LA PRENSA/ JADER FLORES

Periodista y exreo político, 54 años. Propietario del canal televisivo 100% Noticias, actualmente confiscado por el régimen orteguista, y del noticiero del mismo nombre.

Miguel de los Ángeles Barberena tiene tres hijos y está casado con la también periodista Verónica Chávez. Los Ortega Murillo lo encerraron seis meses en la cárcel a pesar de que tenía una amistad con ellos.

¿Una comida difícil de rechazar?
El indio viejo.

¿Qué le enoja fácilmente?
Cuando no me ponen atención.

¿Un apodo?
En secundaria me decían el pulpo?

¿Por qué?
Una vez, en el Loyola, unos compañeros estaban queriendo que les diera copia. Entonces yo agarré los brazos y puse así (se encorva hacia adelante). Y me dijeron: Parecés pulpo que no nos dejas copiarnos.

¿Recuerda su primer beso?
No.

¿No lo recuerda o no lo quiere recordar?
No.

¿Llorón?
Bastante.

¿Se arrepiente de algo?
Muchos errores errores que se cometen en la vida pero a la larga es parte del aprendizaje.

¿Qué haría primero si se saca la lotería?
Comprar los equipos para volver a sacar 100% Noticias.

¿Vanidoso?
Sí. Me gusta vestirme bien, estar limpio. Me gusta que la gente me mire en buen estado físico.

¿Qué le aburre?
La monotonía. El no hacer nada.

¿Una mala palabra favorita?
Un montón de veces he dicho malas palabras pero no tengo favorita.

¿Qué tipo de pizza sería?
La sencilla, jamón con queso.

¿A qué le tiene miedo?
A las arañas, los ratones, murciélagos, los alacranes, las cucarachas. En la cárcel había de todo eso.

¿Cómo le hizo?
Dios me ayudó con esas fobias y pude controlarlas.

Lea también: Amaya Coppens: «Me hubiera gustado ser Nelson Mandela por su inteligencia al saber cuándo retirarse»

¿Qué hace los fines de semana?
Estar con mi familia, con mi hijo, con mis hijos, con mi esposa. Ver una buena película.

¿Qué sintió cuando vio a su hijo de nuevo?
Que volví a nacer y un gran agradecimiento a Dios por la oportunidad de volver a verlo.

¿Un libro?
La Cabaña.

¿Un hobbie?
Ver películas y series.

¿Un libro o una película?
Las dos cosas. El libro me llena mucho pero la película me entretiene.

¿En la cárcel se divertía?
No.

¿No tuvo momentos tranquilos?
Sí, pero no era diversión, era como un momento de escape. La diversión se planifica, se disfruta.

¿Qué extrañó más en la cárcel?
La libertad. Poder ir de un lugar a otro y que no te tengan enterrado en vida es sinónimo de la muerte a la vida.

¿La playa o la montaña?
La playa.

¿La montaña?
Quedé aburrido con lo del servicio militar (en los años ochenta).

¿Qué hace ahora que no tiene el canal?
Soy periodista, defensor de la libertad de prensa y estamos haciendo otro canal. 100% Noticias 2.0

Mora estuvo preso entre diciembre del 2018 y junio del 2019, por órdenes de la pareja presidencial. Su esposa también cayó detenida con él, pero la soltaron horas después. LA PRENSA/ JADER FLORES

¿A quién invitaría a cenar, a Daniel Ortega o a Rosario Murillo?
A ninguno de los dos.

¿Qué pensó de Daniel Ortega y Rosario Murillo estando en la cárcel?
Me dan pesar porque salen por la puerta más fea de la historia. Salen como criminales, asesinos y corruptos.

¿Usted fue amigo de ellos?
Sí, claro.

¿Les tuvo o les tiene afecto?
Les tuve y en el amor de Cristo les tengo afecto y espero que Dios les bendiga siempre.

¿Qué cree que le dolió a ellos de usted?
No cerrar fila con ellos.

¿Quién estará más molesto con usted?
Creo que doña Rosario.

Lea también: Sergio Bustamante: “Si mi casa se incendia salvaría los primeros dos ejemplares de mis libros”

¿Los creyó capaz de hacer todo lo que han hecho?
No. Así, de la forma tan fría, planificada, de la masacre y la violación a todos los derechos humanos, yo creía que se habían cometido errores en los ochenta que él tenía como propósito, pero no repetirlos y remarcarlos con mayor fuerza.

¿Quién es más malo?
Los dos piensan igual.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: