Fuga de depósitos se contuvo en agosto, pero el panorama sigue siendo incierto

Según cifras de la Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras (Siboif), en agosto hubo un crecimiento en los depósitos bancarios por el orden de los 39 millones de dólares, con relación al saldo acumulado en julio, esta variación no incluye Bancorp.

En agosto la fuga de depósitos se contuvo, sin embargo organismos económicos consideran que la salida podría continuar o bien el crecimiento será menor que antes de la crisis. LAPRENSA/ARCHIVO

Después de siete meses continuos de caída en los depósitos bancarios, estos experimentaron un aumento en agosto, sin embargo esta variación positiva no significa que la fuga se ha frenado porque todavía hay incertidumbre, señala la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides).

Según cifras de la Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras (Siboif), en agosto hubo un crecimiento en los depósitos bancarios por el orden de los 39 millones de dólares, con relación al saldo acumulado en julio, esta variación no incluye Bancorp.

“El comportamiento reciente de los depósitos, que incluye una desaceleración de los retiros de estos e incluso un aumento ya para el mes de agosto, es un indicio de que los agentes económicos están ajustando sus expectativas respecto al riesgo de utilizar el sistema bancario”, explica Funides.

Lea también:Incremento de más del 30% en la tasa de interés a los ahorrantes frenan salidas de depósitos en julio

Pero además, el aumento de hasta un treinta por ciento en las tasas de interés a los depositantes estaría detrás del repunte, estiman analistas.

No obstante, el organismo considera que el panorama para el Sistema Financiero sigue siendo incierto y habría que ver los comportamientos de los próximos meses para saber si la fuga se ha logrado detener.

“La tendencia nos dice que la situación se está estabilizando desde el punto de vista de los depósitos, y eso es positivo porque acordate que los depósitos son la principal fuente de los créditos, sin embargo habría que esperar para ver cómo se comportan los otros meses, si van a haber nuevas salidas de depósitos o no”, afirma el centro de pensamiento.

En lo que va del año 2019, han salido 103 millones de dólares de depósitos, siendo enero el mes de mayor salida, con 72 millones de dólares.

“En particular, el panorama actual es menos desfavorable en comparación al año pasado y es probable que las empresas y los hogares hayan reducido sus expectativas de un problema de liquidez en la banca o de una devaluación inesperada en la economía, con lo cual se ven incentivados a mantener un mayor saldo de fondos en la banca y por más tiempo”, indica Funides.

Lea además:Más liquidez en la banca a costa del crédito en Nicaragua

Crédito seguirá contraído

Pese a que el crédito es un indicador clave para evitar que se profundice la recesión económica en el país, lo cierto es que aunque los depósitos comiencen a crecer, el crédito no seguirá el mismo ritmo.

“Se mantiene la dificultad por parte de la banca de otorgar crédito, debido por un lado a que en medio de una recesión es más difícil encontrar destinatarios de crédito con capacidad de pago, y aquellos que sí son sujetos de crédito, podrían estar más reacios a tomarlos por un motivo de precaución, dada la incertidumbre que vive el país y los aumentos de tasas de interés activa que se han dado como respuesta a esa mayor incertidumbre”, detalla Funides.

Los números del Banco Central indican que al 31 de marzo de 2018 habían 4,971.9 millones de dólares en depósitos (el último mes de crecimiento sólido), 17 meses después, al 31 de agosto del 2019, esta cartera había descendido a 3,354.9 millones de dólares, es decir una reducción de 1,617 millones de dólares.

Del total que salió de la banca, 371 millones de dólares son de depósitos a la vista, 674 millones de dólares de depósitos de ahorro y 572 millones de dólares de depósitos a plazo.

Puede interesarle:56 sucursales bancarias cierran en lo que va de 2019 producto de la crisis en Nicaragua

Cartera se deteriora

Por otro lado se observa un fuerte deterioro en la calidad de la cartera de crédito, ya que el indicador de cartera en riesgo, que se había mantenido estable alrededor de 2.7 por ciento para el período enero 2017-abril 2018, aumentó a 11.30 por ciento en julio de 2019, detalla un informe del Banco Central de Nicaragua (BCN).

“La cartera de riesgo ha venido aumentando con el tiempo desde el inicio de la crisis, esto es parte del impacto de la crisis, indica cómo se ha debilitado la capacidad de pago de los nicaragüenses, obviamente también las empresas están teniendo dificultad para pagar su crédito, es por eso que esos indicadores se han venido desmejorando”, explica Funides.

Además ese mismo documento indica que el índice de morosidad de la cartera de crédito bruta se ubica en 4.19 por ciento, cuando antes de la crisis era de 1 por ciento.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: