Policía busca a dos sujetos que mataron a cuchilladas a un hombre en Wiwilí, Jinotega

Sandy Aráuz Rizo habría recibido al menos nueve estocadas tras sostener una discusión con el hombre que estaba ingiriendo licor este sábado pasado

Sandy, Jinotega

La víctima residía con su pareja a tres kilómetros de la escuela en la comunidad San Antonio de los Nogales. LA PRENSA/Cortesía

Los hermanos Wilmer y Adonis Galeano Chavarría son buscados por la Policía Orteguista (PO) que los señala como sospechosos del asesinato de Sandy Aráuz Rizo, de 27 años, quien murió acuchillado la noche del sábado 21 de septiembre en la microrregión de Wamblán, municipio de Wiwilí, departamento de Jinotega.

El crimen habría ocurrido en un bar que opera en el barrio Martha Quezada en el caserío de Wamblán, aunque en una nota de prensa divulgada este lunes en Managua, la Policía señaló que todo ocurrió “en la vía pública”, donde la víctima y Adonis Galeano estaban tomando licor, sin mencionar al hermano de este último.

Según la nota policial, Adonis y Sandy “ingerían licor en la vía pública, originando una discusión motivada por rencillas personales”, pero el último fue herido con un cuchillo, por lo que tuvo que ser llevado, primero al centro de salud de Wamblán y posteriormente a la unidad de salud de la cabecera municipal de Wiwilí, donde murió poco antes de la 1:00 a.m. del domingo 22 de septiembre. Sandy habría recibido al menos nueve estocadas, cinco de ellas en el pecho.

Lea además: Asesinan a un hombre de un machetazo en el cuello en El Cuá, Jinotega

La víctima residía con su pareja a tres kilómetros de la escuela en la comunidad San Antonio de los Nogales en la misma microrregión; pero el sábado anduvo visitando a su hermano Marlon Alexander Aráuz Rizo, quien vive en el barrio Martha Quezada del caserío de Wamblán.

Los hermanos Aráuz Rizo almorzaron y estuvieron platicando en la casa de Marlon hasta que a las 3:30 p.m. del sábado Sandy se despidió porque debía volver a su casa. Seis horas después, ocurrió el crimen.

Puede interesarle: Crímenes violentos en Jinotega no se detienen: un hombre muere baleado y otro acuchillado

Félix Castillo Zelaya llegó a avisarle a su cuñado Marlon que dos personas habían atacado y puñaleado a Sandy, quien estaba mal herido en el bar de Javier Borge, pero además lo instaba a que persiguieran a los sospechosos porque los había visto correrse con dirección a Boca de Las Cañas.

Marlon se fue hacia el bar, pero cien metros antes de llegar unas personas llevaban a Sandy al centro de salud, por lo que les pidió que lo montaran en la moto que él manejaba para llevarlo más rápido. Así hicieron, pero el joven jornalero murió más tarde, cuando recibía asistencia médica en Wiwilí.

También: La guerra no contada de Jinotega

Los sospechosos, según supo la Policía, son originarios de la microrregión de Plan de Grama.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: