Opinión | Prospectos nicas de Ligas Menores con puertas cerradas en el Pomares

Para los prospectos nicas, sobre todo los que dan sus primeros pasos, jugar en el Pomares podría ser de mucha utilidad en su desarrollo.

Ismael Munguía no podrá acompañar a los Tigres en la Serie Latinoamericana. LA PRENSA/ARCHIVO

Ismael Munguía es de los pocos prospectos nicas que juegan en la Liga Profesional. LA PRENSA/ARCHIVO

Nicaragua mantiene una media de 25 a 30 jugadores activos en las Ligas Menores del beisbol. No hemos podido ir más allá en lo que va de este siglo, mientras otros países como Colombia y Panamá han despuntando en gran manera y cada uno de ellos tiene más de 100 peloteros profesionales activos y por supuesto ya nos dejaron atrás por mucho en el conteo de bigleaguers.

Colombia es un ejemplo a seguir. Todos sus peloteros profesionales tienen espacio en su liga. Desde los bigleaguers hasta los más novatos.

Lea además: Leonardo Crawford fue el pelotero nica del año en las Ligas Menores

Nosotros tenemos dos torneos bien organizados al año. El Campeonato Nacional y la Liga Profesional, y solo en el segundo de ellos se le permite la participación a los prospectos nicas, siempre y cuando tengan el “nivel”.

En la reciente convocatoria del Campeonato Nacional 2020, se mantiene la regla que ningún pelotero activo en las Ligas Menores puede jugar. En su momento, la Comisión Nicaragüense del Beisbol Superior explicó que los profesionales solo jugaban uno o dos meses y luego se reportaban a sus organizaciones.

Sin embargo, ese espacio de tiempo que pueden jugar aquí, es un avance para los prospectos, quienes se reportarían en mejor forma a sus respectivas organizaciones. O sea, se estaría contribuyendo con ellos, en cuanto a su condición física, fogueo, confianza, experiencia y otros valores agregados.

En lugar de sumar, estamos restando posibilidades a nuestros peloteros.

En el caso de la Liga Profesional, los equipos prefieren a jugadores construidos y usualmente son tomados en cuentas los prospectos nicas hasta que ya están en categorías avanzadas.

La Liga Profesional debería abrir un espacio para todos los nicas firmados (de los que pueda conseguir el permiso de jugar aquí) y poco a poco verán como surgen nuevas figuras. No deben esperar a que los prospectos crezcan, porque además se corre el riesgo que sus organizaciones no autoricen el permiso de los jugadores.

Actualmente no tenemos el visto bueno de la MLB y son pocos los peloteros que prestan para jugar aquí. Ese lazo se puede fortalecer dando oportunidad a los más nuevos para que convencer a las Grandes Ligas que aquí también se piensa en el desarrollo de los jugadores.

No tenemos figuras y tampoco hacemos mucho por construirlas. Y el primer paso lo debería dar el Pomares, abriéndole las puertas para que los nicas firmados tengan la oportunidad de jugar aquí un o dos meses antes de reportarse a su organización. Estas pequeñas cosas podrían contribuir a nuestros prospectos.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: