Periodistas de Nicaragua obligados a emprender en medio de la represión a la prensa independiente

Cuatro periodistas compartieron los planes que tienen a futuro luego de recibir el anuncio del cierre definitivo del medio de comunicación El Nuevo Diario, este viernes 27 de septiembre

periodistas

Parte de los periodistas que quedaron sin empleo, luego del anuncio del cierre del medio de comunicación El Nuevo Diario. LA PRENSA

Ninguno esperaba quedar en el desempleo de la noche a la mañana. Estaban, de cierta forma, preparados para el cierre de la versión impresa de El Nuevo Diario, aquel periódico que informó desde hace 39 años, pero no para recibir la noticia que se suspendía por completo también en la versión digital.

De esta manera, más de cien personas, entre ellos los periodistas, engrosaron la lista de desempleo provocado por la crisis sociopolítica.

Lea además: Los periódicos El Nuevo Diario y Metro anuncian su cierre

“Fue devastador (la noticia), fue un golpe muy duro… todos albergamos la esperanza de que ‘OK, se acaba el papel pero quedamos trabajando en lo digital’, en algún momento pensamos (que) van a seguir despidiendo gente pero no, fuimos todos”, dijo la periodista Alma Vidaurre Arias sobre al abrupto anuncio del cierre de END.

Vidaurre Arias, con 17 años de carrera periodística, vivía su segundo ciclo en el medio de comunicación. En el 2012 llegó por primera vez y laboró por los siguientes tres años. En octubre de 2018, ella volvería a las filas de ese equipo periodístico.

“Querían silenciar a un medio de comunicación y eso fue lo que hicieron, pero no vamos a dejar de hacer periodismo, aunque cada uno a su manera”, expresó Vidaurre.

Desde que se supo la noticia de END, Vidaurre Arias recibió llamadas de solidaridad y de apoyo por parte de colegas. Compartió que seguirá ejerciendo el periodismo, pero esta vez en digital. “Yo creo que esa es una de las opciones que está quedando ahorita para los periodistas”, manifestó.

Ella aportaba el único ingreso fijo de su familia. Tiene dos hijos menores de edad y su esposo trabaja de manera independiente. Y pese al panorama, la comunicadora rechazó la idea de salir fuera del país a buscar “mejor vida”. “La verdad, yo confío en Dios, soy cristiana y confío en que Dios provee siempre”, alentó.

“Es la voluntad de Dios”

Aunque aún no asimila cómo pasó todo tan rápido, Lester Arcia  afirmó que detrás del cierre del periódico está involucrado el régimen de Daniel Ortega. Sin embargo, cree que todo pasa por la voluntad de Dios.

“Soy una de las personas que cree que no debemos reprochar la voluntad de Dios… estoy con muchas esperanzas, no bajo la cabeza. No es una derrota para nosotros como periodista porque nosotros vamos a continuar en las diferentes vías”, aseveró.

Tenía un año de trabajar en END, experiencia que calificó como “la etapa más importante y bonita de mi profesión”.

Y aunque confesó que su profesión es su pasión, él está consciente de la realidad que vive el país en cuanto el desempleo y la represión contra los medios independientes, que cada vez son menos.

“Voy a mirar siempre adelante, buscar recursos. Sé que los medios de comunicación no están contratando gente, pero yo sí voy a generar mis recursos emprendiendo, yo antes vendía en el mercado enchiladas y tacos y creo que eso no me va a impedir hacerlo nuevamente”, confesó.

Pero aclaró que no dejará de hacer periodismo para aportar a crear caminos de democracia.

“Creo que la libertad de expresión es uno de los caminos hacia la democracia. Voy a continuar (en el periodismo) y emprender”, señaló. Arcia no ha formado una familia, pero vive de manera independiente en Managua y apoya económicamente a su madre.

“La familia está media temerosa porque vos sabés que un ingreso menos en estos tiempos es algo bastante fuerte”, admite.

Aprender de los errores

Ernesto García lleva 31 años ejerciendo el periodismo, de los cuales casi 14 años se los pasó en END. Declaró que ya había vivido censura y agresión cuando laboró en Radio Corporación, pero que eso no se compara con lo vivido este viernes 27 de septiembre.

Para García, el cierre definitivo del medio impreso no solo es un golpe bajo a la libertad de prensa, sino a la libertad de expresión del pueblo nicaragüense.

“Cada medio de comunicación es una tribuna abierta para el pueblo, para que el pueblo se exprese y esté informado del diario vivir”, dijo.

García hizo un llamado a los nicaragüenses a aprender de los errores del pasado y señaló que lo que actualmente está atravesando la prensa independiente es consecuencia del regreso de Ortega al poder en el 2007.

“Lo que sucedió en el 2018 es el cúmulo de inconformidades que se venía sumando dentro de la sociedad nicaragüense, esta crisis lleva a la pérdida no solo de seres humanos, sino que después vino una gran pérdida de empleo y a El Nuevo Diario ahora le toca vivir esta situación y mañana no sabemos qué otra empresa periodística vaya a verse en esa misma situación… cuando hay un problema en un país, los primeros que están obligados a resolver son los gobernantes”, sentenció.

Puede interesarle: El drama del desempleo y los salarios en Nicaragua. ¿Por qué 2020 tampoco será un buen año para buscar trabajo?

García ahora se une a la lista de miles de desempleados. En una familia de cuatro, su esposa y sus dos hijos —una universitaria y un menor que se encuentra en preescolar— él era el único que contaba con un salario fijo.

“Pienso ir a buscar trabajo para ver dónde encuentro una plaza laboral, yo sé que está bien, pero bien difícil, si no buscaré cómo montar mi propio medio, por pequeño que sea, y ganarme dignamente el sustento de mi familia”, compartió.

Seguir haciendo periodismo

Juan Carlos Tijerino es otro de los afectados por el cierre de END. Chocar con la noticia de que quedó desempleado movió su órbita, pero no sus planes.

Ahora más que nunca retomará un negocio que hace cuatro años emprendió y que debido a la crisis debió cerrar.

Además, Tijerino, con 17 años de experiencia, habló sobre la posibilidad de crear  un nuevo portal periodístico entre sus colegas, para no descontinuar el trabajo que han venido haciendo.

“Muchos colegas hablamos la posibilidad de crear una plataforma digital y hacerlo de una manera para no desconectarnos de lo que sabemos hacer, con más libertad”, expresó.

Tijerino cuenta con el apoyo de su pareja, quien trabaja. Y pese a que también tiene responsabilidad como padre, él está positivo de que podrá salir adelante en medio de la crisis que afecta al país desde abril de 2018.

Un despido sin previo aviso

Los colegas periodistas coincidieron en que la forma de enterarse que se quedaron sin empleo fue por medio de los comunicados que circularon por las redes sociales y la página web de END.

Para el equipo periodístico la noticia sorpresa fue el cierre de la versión digital, puesto que anteriormente les habían comunicado que se prepararían para trabajar en función de lo digital, una vez que el papel se acabara.

“Todos imaginábamos que el impreso iba a morir (…) la sorpresa es que cerraron el digital. Todos sabíamos que el digital iba a quedar, inclusive habían dicho que trabajáramos en función de lo digital, esa fue la sorpresa”, manifestó Tijerino.

END asfixiado

El régimen de Daniel Ortega recrudeció la censura y represión contra los medios independientes de Nicaragua, al explotar las protestas sociales en contra de su gobierno.

Lea también: Tres ataques en tres días a la libertad de prensa en Nicaragua

END se suma a los medios confiscados Confidencial y Esta Semana, 100% Noticias y Radio Darío, que han sido callados por la dictadura orteguista por denunciar las violaciones a los derechos humanos.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: