Asesinan a una estadounidense en Matagalpa

Mientras la pareja de la víctima responsabiliza a los parapolicías, la Policía asegura que el crimen ocurrió durante una discusión por rencillas personales

El cuerpo de la mujer será trasladado a Estados Unidos, donde nació. LA PRENSA/L. Martínez

Cubierto por una bandera de Nicaragua, el féretro con el cuerpo de Ariana Enid Martínez García, fue trasladado la noche de este lunes 30 de septiembre hacia Managua, para luego ser llevado a Estados Unidos, donde nació la mujer asesinada por un hombre presuntamente vinculado con elementos paramilitares en la ciudad de Matagalpa y que la Policía identificó como Juan Pablo Ortiz González.

Sin embargo, testigos del suceso afirmaron que, además de Ortiz, en el crimen que la Policía calificó como homicidio, habrían estado implicados otros dos hombres y una mujer que se movilizaban en motos.

Lea además: «Esperando ser procesado, caso de los tranques”. Policía le marca la licencia de conducir a un excarcelado político en Matagalpa

Martínez, de ascendencia puertorriqueña y nacida en el estado de Florida, Estados Unidos, viajaba con frecuencia a Nicaragua y hace un año y medio se estableció definitivamente en el barrio Yagüare, al este de la ciudad de Matagalpa, con su pareja Maynor Fernando Valenzuela Blandón, con quien tenía una niña de dos años y medio.

El crimen ocurrió después de las 11:00 p.m. del domingo 29 de septiembre en una calle del barrio El Progreso, al centro de la ciudad de Matagalpa. La estadounidense y su esposo andaban en un carro acompañados por dos familiares y un amigo, a quienes iban a dejar a sus respectivas casas. Sin embargo, pasaron comprando “unas botellas de agua y unos chocolates” por la tienda de una gasolinera.

Puede interesarle: Policía busca a dos sujetos que mataron a cuchilladas a un hombre en Wiwilí, Jinotega

“Cuando salí (de la tienda) estaban los motorizados y, cuando iba a montarme al carro me gritaron: ‘tranquero hijo de puta, el comandante se queda, te vamos a matar’. Entonces fue cuando me agredió uno de ellos y después se me fueron los otros dos encima”, relató Valenzuela.

La agresión

En la agresión, a Valenzuela lo golpearon al menos dos veces en la cabeza con armas de fuego, posiblemente pistolas y, al derribarlo, continuaron golpeándolo en distintas partes del cuerpo.

“Mi esposa y mis familiares se bajaron a auxiliarme; pero cuando ya nos íbamos a montar al carro nuevamente, mi esposa no terminó de subirse porque le dispararon a quemarropa”, contó Valenzuela.

Según una escueta nota de prensa divulgada este lunes por la Policía en Managua, Martínez “intervino en discusión motivada por rencillas personales” entre Valenzuela y Ortiz González.

Pero, Valenzuela rechazó esa afirmación policial indicando que a los agresores “los conozco de cara, pero nunca he tenido algún tipo de relación ni discusión con ellos”.

Posee antecedentes

Ortiz González, según la nota policial, “posee antecedentes por el delito de amenazas de muerte” y desenfundó un arma de fuego y disparó impactando a Martínez.

Después del ataque en el que mataron a la estadounidense, los agresores huyeron en las motos, mientras Martínez fue llevada por su pareja y familiares al hospital de Matagalpa, adonde llegó fallecida.

El cuerpo fue valorado después por una forense que, según la Policía, determinó que la causa de muerte fue “herida por arma de fuego y hemorragia intracraneal”.

Martínez cumplió 36 años el 31 de agosto recién pasado y fue asesinada dos semanas después que la casa de sus suegros en Matagalpa había sido marcada con la leyenda “Plomo”.

Valenzuela, un joven profesional matagalpino, comentó que “como todos los nicaragüenses que no estamos a favor de este régimen, tocó apoyar (las protestas ciudadanas de 2018) de manera cívica… como en el barrio es donde estaban las barricadas y los tranques, tal vez pensaron que todos los (habitantes) de las calles cerradas estaban apoyando y pusieron esa marca el 15 de septiembre”.

“Yo lo que exijo es que haya justicia y esperar que haya respuestas razonables, que no engaveten el caso y no quede en la impunidad”, dijo Valenzuela.

Ya van tres

La madrugada del domingo 3 de junio de 2018, en el paso a desnivel de Rubenia, en Managua, fue asesinado Sixto Henry Vera, de 48 años, de nacionalidad estadounidense.

El preso político Eddy Montes Praslin murió debido a disparos realizados por custodios del Sistema Penitenciario de Tipitapa, el 16 de mayo del 2019.

El domingo 29 de septiembre del mismo año, Ariana Enid Martínez García fallece producto de un disparo a la cabeza realizado por un sujeto vinculado a parapolicías del régimen de Daniel Ortega.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: