UCA, memoria y verdad histórica

La no repetición solo se cumple cuando se corrigen los problemas estructurales que dieron lugar a la violación a los DD.HH.

desplazados, CIDH

Conmovido y orgulloso, así me sentí con la noticia relacionada a la creación de un espacio dentro del Instituto de Historia de la UCA para honrar a las víctimas de la represión del régimen Ortega-Murillo. Conmovido por el drama humano de esta crisis sociopolítica y orgulloso de que mi alma máter impulse en Nicaragua la construcción de la memoria. Pero, ¿cuál es la relevancia para los Derechos Humanos (DD. HH.) la construcción de memoria?

La memoria per se no forma parte de los pilares de la Justicia Transicional (verdad, justicia, reparación y no repetición) aunque es transversal a ellos. Esto se explica porque no es un tema jurídico, sino multidisciplinario al incluir elementos culturales, sociales, políticos y antropológicos, entre otros. Si se parte del pilar de la verdad, nos damos cuenta que existen acorde a la jurisprudencia de la Corte IDH un derecho a la verdad individual que comprende conocer las circunstancias de la violación a DD. HH. inherente al derecho de acceso a la justicia de las víctimas y una dimensión colectiva, que corresponde a la sociedad en su conjunto por ser un tema de interés público.

En cuanto a la justicia es más que obvio, la documentación y determinación de responsabilidad de los perpetradores más allá de cualquier duda razonable, constituye el principal registro para la construcción de la memoria y verdad histórica. Pero el mayor aporte de la construcción de memoria al plano jurídico se encuentra en la no repetición, es justamente donde se diferencia de las otras disciplinas.

La no repetición solo se cumple cuando se corrigen los problemas estructurales que dieron lugar a la violación a los DD. HH. Verbigracia, a Roberto González Herrera se le violó su derecho a la vida por uso desproporcionado de la fuerza cometido por agentes policiales, la garantía de no repetición implicaría la prohibición o reglamentación del uso de armas de fuego por parte de agentes policiales durante las protestas. Es decir, la relevancia de la memoria para los DD. HH. es destacar la falla o problema estructural que dio lugar a la violación a DD. HH.
Honrar la memoria de las víctimas es un gesto tanto humano como necesario y construir la verdad histórica con perspectiva de DD. HH. en la dinámica del principio de no repetición de la Justicia Transicional conlleva reflejar que estas víctimas fueron consecuencia de una política del régimen Ortega-Murillo para impedir, inhibir y desalentar la protesta social, lo que ha convertido en blanco de violaciones a DD. HH. a manifestantes. Las consecuencias de esa política son Crimen de Lesa Humanidad, esa es la verdad histórica que se está construyendo y que debe ser transmitida para evitar que se repita.

El autor es maestro en Derechos Humanos.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: