El Azote se deja de imprimir por bloqueo aduanero

Caricaturista explica que prepara un dinámico producto para el sitio web de LA PRENSA

El Azote será solo digital en LA PRENSA. LA PRENSA/ MANUEL GUILLÉN

El suplemento de humor político El Azote, que se publicaba hasta este domingo en la edición impresa dominical del Diario LA PRENSA, deja de aparecer temporalmente a partir de hoy, aunque seguirá siendo publicado en la edición digital del Diario.

“Por los vientos que soplan, y como producto de la crisis provocada por la ambición desmedida de poder y dinero de la parejita (Ortega Murillo), esta sección de su Azote se despide de ustedes, por supuesto, temporalmente”, indicó en el editorial de la sección su creador, el caricaturista Manuel Guillén.

El Azote surge “como una oportunidad de tener un medio de humor político independiente dentro del Diario LA PRENSA, a mediados de octubre de 1995”, dice Guillén.

Lea también: Manuel Guillén: “Daniel es un lumpen con poder”

En 1995, Guillén ya trabajaba como caricaturista editorial de LA PRENSA y batallaba con su propio proyecto, La Tajona, un periódico tabloide quincenal que logró alcanzar unas seis ediciones. A la dirección del Diario le gustó la idea del caricaturista y decidieron emprender la aventura de un suplemento de humor semanal. Guillén dejó “su” Tajona y creó El Azote, con el apoyo institucional del Diario, recuerda.

“Gardel decía que 20 años no es nada. Casi 25 años batallando con el humor, el desgaste, las presiones internas y externas, el temor de repetirse, los errores, sería un poco más que nada en nuestra atribulada historia, pero una gran parte de la vida para un humorista”.

Manuel Guillén, caricaturista de LA PRENSA hace más de 25 años y creador de El Azote. LA PRENSA/ JADER FLORES

«La lucha sigue»

Para Guillén, este domingo 6 de octubre, con El Azote en su última edición, se cierra un ciclo de lucha y trabajo en la historia del periodismo independiente en este país. “Pero la lucha sigue”, dice.

“Quiero aprovechar para agradecer con mucho aprecio y respeto a todos los colaboradores que me apoyaron para llegar hasta esta última edición, y que son parte de esa familia de El Azote que llevaré en mi corazón hasta mi último aliento. También mi enorme gratitud a todos los amables lectores y detractores de este gran esfuerzo personal”, señaló.

Lea además: Manuel Guillén: «Gocé con Los Increíbles»

Guillén comprende —como todos los nicaragüenses— la situación que LA PRENSA como medio independiente enfrenta una vez más ante “el mismo vicioso dictador”. “El embargo de papel e insumos y las presiones de todo tipo han obligado a replantearse nuevas estrategias en esa lucha por la verdad y la justicia en este Diario. Sin duda que habrá que fortalecer el medio digital y aprovechar sus posibilidades”, dice el caricaturista.

A nivel personal, Guillén seguirá expresándose también los domingos mientras “tengamos el espacio en esta república de papel”. Él está preparando una propuesta más dinámica para los lectores que sigan la edición digital del Diario.

“Dios mediante, hay mucho de mi trabajo para rato, y sigo más fortalecido que nunca en esta etapa de lucha por lograr un país libre y decente”, finalizó.

Amenazado de muerte por los fanáticos del régimen

Durante ha estado al frente de El Azote impreso, Guillén y su esposa Milagros Sánchez han enfrentado amenazas de muerte, al punto que tuvieron que irse a Estados Unidos.

Desde allá, Guillén cumplía con sus caricaturas para LA PRENSA, diariamente y con El Azote los domingos.

Decidió regresar a Nicaragua para no volverse a ir, afirma.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: