Cate Blanchett insta al mundo a ocuparse de la situación de los apátridas

Blanchett realizó estos comentarios justo a la mitad de la campaña de 10 años lanzada por la ACNUR para terminar con este sufrimiento que padecen millones de personas en todo el mundo, privadas de nacionalidad.

Cate Blanchett. LA PRENSA/EFE

La estrella de Hollywood Cate Blanchett reclamó este lunes que termine el limbo en el que se hallan millones de personas apátridas en todo el mundo, en una «invisibilidad total».

«Es tiempo de actuar», declaró a los periodistas en Ginebra la actriz australiana, ganadora del Óscar, y que es también embajadora de buena voluntad de la agencia de la ONU para los refugiados, ACNUR.

«El mundo puede terminar» con esta situación, señaló.

Lea también: Cate Blanchett pone voz en la ONU al sufrimiento de los rohinyás

Blanchett realizó estos comentarios justo a la mitad de la campaña de 10 años lanzada por la ACNUR para terminar con este sufrimiento que padecen millones de personas en todo el mundo, privadas de nacionalidad.

Los apátridas son marginados políticos y económicos, y son especialmente vulnerables al abuso y la explotación. A menudo no pueden acceder a la educación ni a la atención médica, ni pueden casarse o incluso obtener un certificado de defunción.

«Es una invisibilidad total», sostuvo Blanchett, que lamentó que esa gente «experimente marginación y exclusión de la cuna a la tumba». Asimismo, denunció la actriz, los padres apátridas les suelen pasar ese «regalo (el estatus de apátrida) horrible y desesperado» a sus hijos, una «situación inhumana, devastadora, que te rompe el corazón».

Puede interesarle: Cate Blanchett, una actriz feminista al frente del jurado de Cannes

Con todo, recalcó que «es un problema creado por el hombre y tiene solución», afirmó, instando a los países a «definir la ciudadanía para que los Estados tengan poder para eliminar los obstáculos para la ciudadanía» con que se topan los apátridas.

En 2014, la ACNUR calculó que había unos 10 millones de apátridas en todo el mundo, pero el Alto Comisionado, Filippo Grandi, explicó a los periodistas la semana pasada que no se sabía con exactitud cuántos hay, pues mucha de esa gente es «bastante invisible».

Lea además: Sushi y Tuna: Justin Bieber se defiende ante Peta por su decisión de comprar dos gatos exóticos

En los últimos cinco años, cerca de 220.000 apátridas adquirieron una nacionalidad gracias a los esfuerzos concertados de varios países. Pero Grandi advirtió que estamos «lejos de garantizar avances». «Formas dañinas de nacionalismo y la manipulación de los sentimientos antirrefugiados y antimigrantes: esas son las tendencias poderosas que ponen en riesgo los avances a nivel internacional», señaló en un comunicado.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: