Turquía lanzará ataque en el norte de Siria controlada por aliados de Estados Unidos

Ankara amenaza desde hace meses con lanzar una operación de envergadura contra las posiciones de las Unidades de Protección Popular (YPG) situadas en el este del Éufrates

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, llega a una reunión con su homólogo serbio en Belgrado el 7 de octubre. LAPRENSA/AFP

Turquía está decidida a «limpiar» el norte de Siria de «terroristas» que amenazan su seguridad, declaró este lunes su ministro de Relaciones Exteriores, tras el anuncio de Estados Unidos de que no se opondría a una operación de Ankara contra una milicia kurda.

«Desde el inicio de la guerra en Siria, hemos apoyado la integridad territorial de Siria y seguiremos haciéndolo. Estamos decididos a proteger nuestra seguridad limpiando esta región de terroristas», declaró Mevlüt Cavusoglu.

Lea también: Estados Unidos confirma que régimen sirio usó armas químicas en mayo

Estas afirmaciones tienen lugar tras el anuncio de la Casa Blanca de que las tropas estadounidenses desplegadas en Siria iban a retirarse de algunas zonas para dejar la vía libre a una operación turca contra la milicia kurda de las Unidades de Protección Popular (YPG).

Las YPG son la punta de lanza en la lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI) con el apoyo de Estados Unidos y otros países occidentales. Pero Turquía considera a la YPG como un grupo «terrorista», a raíz de sus vínculos con el Partido de Trabajadores del Kurdistán (PKK), una organización kurda que libra una sangrienta guerrilla en territorio turco desde 1984.

Miembros de la Fuerza de Policía de Seguridad Interna Kurda de Asayesh hacen guardia durante una manifestación de los kurdos sirios contra las amenazas turcas para lanzar una operación militar en su región. LAPRENSA/AFP

Lea también: Siria abre un corredor humanitario para que los civiles salgan de Idlib

Ankara amenaza desde hace meses con lanzar una operación de envergadura contra las posiciones de las YPG situadas en el este del Éufrates, para crear una «zona de seguridad», separando las fuerzas kurdas y la frontera turca.

EE.UU. retira a sus tropas

Las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), alianza de combatientes kurdos y árabes, indicaron en un comunicado que las «fuerzas estadounidenses se retiraban de las zonas fronterizas con Turquía» mientras que el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH) confirmó un retirada de las tropas de Estados Unidos de posiciones clave en Ras al Ain y Tal Abyad.

Puede interesarle: Por qué el fin del califato de Estado Islámico no significa el fin de la organización

Las FDS advirtieron por su parte que una operación turca provocaría el resurgimiento del grupo Estado Islámico (EI) y terminaría con «años de exitosos combates» contra las yihadistas.

Algunos de los líderes de EI que han sobrevivido podrían regresar, según las FDS, y amenazaría también las cárceles y los campamentos que ellos dirigen y que albergan a numerosos yihadistas y sus familias.

Las FDS, apoyados por la coalición internacional antiyihadista liderada por Washington, combatieron durante años contra el EI y conquistaron en marzo su último bastión en Siria, en Baguz. «Las fuerzas de Estados Unidos, tras derrotar al ‘califato’ territorial del EI ya no estarán más en el área inmediata», señaló un comunicado de la Casa Blanca, emitido el domingo por la noche.

Lea además: Donald Trump anuncia el fin del Estado Islámico en Siria

«Las Fuerzas Armadas de Estados Unidos no apoyarán ni se involucrarán en la operación», añadió la nota. El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, afirmó el martes que Turquía estaba perdiendo la paciencia con Washington, sobre la creación de una «zona de seguridad» en el norte de Siria. Y amenazó con una operación militar inminente.

Esta zona tiene que crearse entre la frontera turca y las zonas sirias controladas por la milicia kurda de la Unidades de Protección Popular (YPG), punta de lanza de las FDS.

UE y ONU preocupadas

La Unión Europea (UE) advirtió este lunes que una ofensiva militar turca contra milicias kurdas en el norte de Siria perjudicaría a la población civil y acusaría «desplazamientos masivo» de población, indicó la vocera de la diplomacia europea.

«La reanudación de las hostilidades armadas en el noreste no sólo exacerbará el sufrimiento de la población civil y provocará desplazamientos masivos, sino que también pondrá en peligro los esfuerzos políticos en curso», aseguró en rueda de prensa Maja Kocijancic.

Lea también: Estados Unidos planea retirar sus tropas de Siria

La ONU afirmó este mismo lunes «prepararse para lo peor» en el norte de Siria, después de que Estados Unidos declarara que no se opondría a una intervención militar turca contra una milicia kurda en esa zona.

«No sabemos lo que va a pasar (…) nos preparamos para lo peor», declaró el coordinador humanitario de la ONU para Siria, Panos Moumtzis, en una rueda de prensa en Ginebra.
Moumtzis agregó que la ONU estaba «en contacto con todas las partes» en el terreno.

Pero dejó en claro que su oficina no había sido advertida con anticipación de la decisión de Estados Unidos que abandona a los kurdos, que eran los principales socios de Washington en su combate contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: