Dirigente universitario Lesther Alemán regresa a Nicaragua después de un año en el exilio

Alemán aseguró que su llegada a Nicaragua no debe ser interpretada como una forma de instar a otros exiliados a que también lo hagan debido a que no existen garantías en el país para su regreso seguro

Lesther Alemán, líder universitario. LAPRENSA/O. Navarrete

El dirigente universitario Lesther Alemán regresó este lunes al país después de haber permanecido un año en el exilio, en Estados Unidos.

Alemán fue el estudiante que le plantó cara al dictador Daniel Ortega en la inauguración de la primera versión de Diálogo Nacional, realizada en mayo de 2018.

Lea además: Líderes estudiantiles se reúnen con Luis Almagro para actualizarlo sobre la crisis en Nicaragua

El dirigente universitario manifestó que viene a continuar lo que iniciaron el 18 de abril de 2018, cuando comenzaron las protestas civiles y de estudiantes contra el régimen de Ortega. También declaró que integrará a la Alianza Cívica, que es la organización opositora que reúne a los sectores que han intentado dialogar con el régimen de Ortega, para buscar una salida pacífica a la crisis que vive el país por la represión contra las protestas.

«Estoy claro que no hay condiciones de seguridad, pero estoy aquí por el amor de Nicaragua. El motivo (de regresar) es continuar con lo que nosotros iniciamos y que aún no finaliza. Sabemos que Nicaragua no está normal porque hay presos políticos, porque la represión se vive día a día», dijo Alemán tras su arribo al Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino.

Lesther Alemán abraza a una de sus amigas en el Aeropuerto Internacional de Managua, donde fue recibido este lunes 7 de octubre 2019, tras un año de exilio en Estados Unidos.. LA PRENSA/ÓSCAR NAVARRETE

El joven de 21 años dijo a su llegada al país que su demanda no ha cambiado: sigue siendo la misma que le exigió a Ortega el 16 de mayo de 2018, en la mesa de diálogo, cuando le dijo que dejara el poder, porque el pueblo ya no lo quería.

«Asumí la lucha desde los primeros días de abril y no ha cambiado. Mi convicción es la misma, es inamovible como la de muchos jóvenes. Nosotros salimos a las calles con la decisión de cambio», manifestó Alemán.

Regreso de exiliados

En los últimos tres meses han estado regresando del exilio reconocidos opositores. El periodista Anibal Toruño, a quien simpatizantes de Ortega le quemaron su radio en la ciudad de León, regresó a finales de agosto tras un año de exilio, pero se vio obligado a irse de nuevo por el asedio y las agresiones de los simpatizantes de Ortega. Al mismo tiempo que Toruño también regresó el comentarista político Jaime Arellano.

El político opositor Félix Maradiaga, acusado por el régimen de crimen organizado por participar en las protestas civiles, también regresó de su exilio el pasado el 16 de septiembre, desde entonces es perseguido por motorizados armados.

Un informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), publicado el 20 de septiembre pasado, asegura que más de 70 mil nicaragüenses salieron del país con destino a Costa Rica desde que comenzó la represión contra las protestas civiles en abril de 2018.

Puede interesarle: Lesther Alemán: «Hubo un plan para asesinarme»

Lesther Alemán fue recibido por miembros de la Alianza Cívica en el Aeropuerto Internacional de Managua. LA PRENSA/OSCAR NAVARRETE

Alemán aseguró que su llegada a Nicaragua no debe ser interpretada como una forma de instar a otros exiliados a que también lo hagan, debido a que no existen garantías en el país para su regreso seguro..

«Al estar aquí yo no estoy animando a nadie a regresar, los miedos, los riesgos son distintos y cada quien debe asumirlos. Aquel que pretenda regresar contará con nuestro apoyo, y el que también decida no regresar también tiene el respeto y el apoyo de todos nosotros porque condiciones no hay», dijo Alemán.

Lea también: Lesther Alemán: «Toda negociación debe conducir a la salida de Daniel Ortega»

El dirigente universitario también manifestó que su regreso a Nicaragua «es una decisión personal. Mi lucha siempre estaba aquí, yo vuelvo a Nicaragua para luchar».

Sobre las opciones para salir a la crisis que atraviesa Nicaragua desde abril de 2018, Alemán aseguró que «el cambio debe pasar por la puerta de negociación», a la vez que hizo un llamado «a todas las fuerzas opositoras, la unidad es la que debe prevalecer».

Alemán salió de Nicaragua en septiembre del año pasado, en un contexto de detenciones y secuestros de jóvenes y estudiantes universitarios que participaron en las protestas civiles contra Ortega. La policía y grupos armados y encapuchados, abordo de patrullas policiales o camionetas particulares, irrumpían en la casa de los jóvenes o los capturaban en las calles, sin mostrar orden de captura ni dar explicación alguna. Así fueron detenidas más de 700 personas que participaron en las protestas civiles, pero también hubo casos de jóvenes secuestrados que ni siquiera participaron en las protestas y que fueron detenidos por ser jóvenes y estudiantes que caminaban en la calle cargando una mochila.

Otros jóvenes que participaron en las protestas y que al igual que Alemán decidieron regresar al país, fueron detenidos por la Policía Orteguista al llegar a Nicaragua. Es el caso del joven Ulises Josué Rivas Pérez, originario de Santo Domingo (Chontales) quien regresó a Nicaragua el primero de septiembre pasado e inmediatamente fue arrestado. Rivas participó activamente en las protestas contra Ortega y se vio obligado a salir del país por las amenazas y asedio de los simpatizantes orteguistas.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: