Dominicanos, incluyendo dos ex bigleaguers, los extranjeros de los Gigantes de Rivas

Cuatro lanzadores y un bateadores son los importados de los Gigantes de Rivas, que además tienen mánager y asesor extranjeros en busca de volver a la cima.

El dominicano Huascar Brazoban lanzó a 100 millas por hora en las Ligas Menores. LA PRENSA/CORTESÍA PIRATAS DE CAMPECHE

Los Gigantes de Rivas han apostado al talento dominicano para la próxima edición de la Liga de Beisbol Profesional Nacional, al contratar a cinco, dos de ellos con experiencia en las Grandes Ligas.

Pedro Ciriaco,  con seis temporadas de experiencia en la MLB, más el zurdo Pedro Viola, quien se tomó su tacita de café en el mejor beisbol del mundo, junto a Huascar Brazoban, un relevista que alcanzó las 100 millas por hora en la cúspide de su carrera, el veloz Carlos Sanó, que en nuestra liga fue firmado por los Gigantes de San Francisco, y el tirador José Miguel Acosta, componen el grupo de cinco jugadores dominicanos con los Gigantes, los que el año pasado perdieron una racha de cinco temporadas viajando a la Serie Final y por supuesto desean regresar.

Ciriaco es el jugador de más peso del grupo, al sostenerse en las Mayores del 2010 al 2015 con cinco equipos y un promedio de bateo de .268 en 272 partidos. En los últimos años se ha movido en diferentes circuitos profesionales independientes. Fue compañero de equipo de Vicente Padilla en 2012 con los Medias Rojas de Boston.

El zurdo Viola también estuvo en las Mayores, del 2009 al 2011 con Cincinnati y Baltimore en 15 relevos. Y hace un par de campaña vino por primera vez con los Gigantes.

El derecho Sanó también tiene experiencia en nuestra liga con los Gigantes y con un grato recuerdo, pues fue aquí que San Francisco se fijó en él y los firmó. Este año lanzó en Clase A fuerte y cerró en Doble A.  Está llamado a ser una de las figuras de la liga.

Brazoban es un tirador que tocó las 100 millas por hora en sus primeros años como profesional en las Ligas Menores de los Rockies y como parte de la selección dominicana mostró ante Nicaragua una “piedra” de 95 mph en los pasados Juegos Panamericanos  de Lima. Seguramente ahí mismo llamó la atención del Rivas.

El quinto importado es otro carabinero, José Migue Acosta, también con experiencia en la selección dominicana.

El mánager de los Gigantes es el cubano Germán Mesa, quien tendrá la asesoría del boricua Joel Fuentes.

Este base de jugadores importados, más el poblado talento nacional con jugadores como Moncho Flores, Wuillians Vásquez, Elmer Reyes y Carlos  Téller, hacen de los Gigantes un perenne favorito en el circuito profesional nicaragüense.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: