Grand Slam de Kendrick completa asalto de Nacionales en Los Ángeles

Los Nacionales de Washington vencieron 7-3 a los Dodgers de Los Ángeles en el juego decisivo de la serie divisional y enfrentarán a los Cardenales de San Luis en la serie de campeonato de la Liga Nacional.

Howie Kendrick recibido en el plato tras sacar la pelota del parque con las bases llenas para darle el triunfo a los Nacionales. LA PRENSA/AFP

Clayton Kerchaw perdió una gran oportunidad de limpiar su nombre en postemporada al permitir dos jonrones que sacaron de la tumba a los Nacionales de Washington en el octavo inning y luego un cuadrangular con las bases llenas de Howie Kendrick completó el asalto y dejó a los Dodgers de Los Ángeles con otro año de frustración.

Los Nacionales vencieron 7-3 a los Dodgers, en el Dodgers Stadium de Los Ángeles, en el quinto y decisivo juego de la serie divisional de la Liga Nacional, ganándose el derecho de enfrentar a los Cardenales de San Luis en la serie de campeonato del viejo circuito.

Los Dodgers tuvieron un inicio alentados con un jonrón de dos carreras de Max Muncy en el primer episodio y un tablazo solitario de Kike Hernández en el segundo. Sin embargo, Stephen Strasburg se enderezó a tiempo y Los Ángeles no volvió a tronar.

Walker Buehler hizo lo suyo como abridor de los Dodgers con 6.2 entradas de una carrera y Kershaw llegó a sofocar el fuego con un ponche a Adam Eaton con dos en base en el séptimo.

El estelar tirador de los Dodgers ha estado bajo la lupa toda su carrera en playoffs y esta era una buena oportunidad de reivindicarse, sin embargo en el octavo Antonhy Rendon pegó de cuadrangular y lo mismo hizo Juan Soto para empatar el juego 3-3, explotando a Kershaw.

Kenta Maeda hizo un estupendo relevo en el octavo y Joe Kelly se encargó del noveno, pero en el décimo ya no fue el mismo y permitió el trancazo de Kendrick con las bases repletas, tras boleto a Eaton, doblete de Rendon y boleto intencional a Soto.

Los Dodgers eran los claros favoritos para ganar esta serie y también la liga, para un tercer año consecutivo en la Serie Mundial, que no la ganan desde 1988. Sin embargo, este año salieron rápido de escena y el representante del viejo circuito en el clásico de octubre saldrá de la serie entre Washington y San Luis.

Los Dodgers son además el primer equipo grande que se queda en el camino, algo que también le podría ocurrir a los Astros de Houston si fallan este jueves frente a los Rays de Tampa Bay.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: