CIDH reporta que septiembre fue de asedio y persecuciones selectivas de opositores en Nicaragua

El boletín de septiembre de la CIDH detalla que los principales patrones del asedio y persecución que viven los opositores "consisten en pintas con mensajes amenazantes en sus casas.

CIDH

Plantón en el edificio Pellas. LA PRENSA/R. MONCADA

El último reporte sobre Nicaragua de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) retrata el contexto de asedio y persecución selectiva de los opositores al régimen de Daniel Ortega; la impunidad de los crímenes, la censura y la prohibición de las protestas civiles.

Desde el año pasado, la CIDH le da seguimiento a la crisis que vive Nicaragua desde abril de 2018, a través del Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (MESENI), que cada mes publica un reporte de las denuncias de violaciones de derechos humanos en el país.

El boletín de septiembre detalla que los principales patrones del asedio y persecución que viven los opositores «consisten en pintas con mensajes amenazantes en sus casas. Como parte de este asedio, también se reporta el allanamiento de viviendas. Al mismo tiempo, continúan nuevas detenciones de personas que se resisten a dejar de protestar con el régimen de Daniel Ortega.

Lea También: Fánaticos continúan haciendo pintas en la casa de autoconvocados

Impunidad

El reporte también denuncia la impunidad de los crímenes contra opositores, debido a que «siguen sin reportarse investigaciones imparciales y oportunas sobre las circunstancias del fallecimiento de las víctimas de la represión estatal en el contexto de la crisis». El reporte destaca que «los asesinatos de campesinos, en 2018 y 2019, continúan sin investigarse, mientras que la sociedad civil denuncia varios de ellos como resultado de la acción del Estado».

Prohibición a la protesta

La CIDH denuncia que continúa el cierre de todos los espacios democráticos, aludiendo al rechazo de la Policía a permitir protestas y marchas en Managua, incluyendo solicitudes de la Unidad Médica Nicaragüense y la Unión de Presos y Presas Políticos Nicaragüenses (UPPN).

«El sábado 21 de septiembre en Managua se reportó un amplio despliegue policial para prevenir la marcha anunciada por la Unidad Azul y Blanco. Conforme al patrón sistemático ya registrado por la CIDH, desde muy temprano se registran detenciones y requisas de autobuses y el impedimento a manifestantes para movilizarse hacia la marcha, por parte de la policía. Estas acciones llevaron a que la marcha se redujera a plantones sitiados y acorralados por la policía en sitios comerciales privados», manifiesta el boletín de la CIDH.

Libertad de expresión

La CIDH informa que se mantiene un ambiente de persecución y represión sistemática contra los medios de comunicación y periodistas independientes en el país. Menciona el caso de El Nuevo Diario, que a fines de septiembre la cancelación de sus ediciones impresa y digital, lo que se suma al cierre anterior de los medios Confidencial y y 100% Noticias.

También documentaron el asedio a medios de comunicación independientes, incluyendo la radio La Corporación y Radio Darío. En el caso del periodista Aníbal Toruño, su casa y las instalaciones de Radio Darío fueron pintadas con amenazas de muerte después que anunciara su retorno a León.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: