asesino, Laureano Ortega, Nicaragua

Una cosa es el dolor, y otra el miedo

Duele, amigo “A”. Duele ver la redacción vacía, la voz callada. Pero una cosa es el dolor, y otra distinta el miedo. Sabemos que desde abril de 2018, el cambio es demasiado profundo como para dejarnos asustar por el silencio.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: