Estos son los cinco créditos que más se han encarecido en Nicaragua y que debe tomar en cuenta antes de pedir prestado al banco

Las autoridades monetarias esperan que el crédito bancario comience a reactivarse en los próximos meses y que las tasas empiecen a bajar. Es por ello que LA PRENSA te presenta un análisis sobre cuáles son los préstamos en dólares que más han subido desde el estallido de la crisis

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

Además de la restricción del crédito, la crisis económica en Nicaragua ha ocasionado que el costo del dinero para las distintas actividades económicas se encarezca fuertemente. Pero no todos los préstamos han experimentando alzas en sus tasas de igual manera.

En agosto, según datos del Banco Central de Nicaragua, las tasas retomaron su tendencia al alza, luego que en julio diera un leve respiro. Según los números oficiales, los créditos que más se encarecieron fueron los que están en dólares a largo plazo y los que están en córdoba tanto a corto y largo plazo. Solo los préstamos en dólares de corto plazo son los que se abarataron ligeramente.

A nivel general, las tasas  promedio  de todos los créditos en Nicaragua se situó en 11.86 por ciento, y en agosto del 2018 andaba en 10.61 por ciento. Es decir que contratar un crédito en agosto de este año es 11.7 por ciento más costoso, según refleja datos del Banco Central de Nicaragua (BCN).

No obstante si se compara con marzo, antes del estallido social, se observa que el crédito se ha encarecido un 34.9 por ciento, al pasar la tasa de 8.79 por ciento en promedio en marzo 2018 a 11.86 por ciento hasta agosto de este año.

Factoraje, el que más se encarece

Pero, ¿cuáles son los créditos que más se han encarecido y que debe tomar en cuenta antes de contratar uno? Principalmente ahora que se espera que el costo del dinero en los próximos meses comience a abaratarse, según las intenciones que han expresado las autoridades monetarias de Nicaragua.

El análisis se basa principalmente en los créditos dolarizados, tomando en cuenta que más del 80 por ciento de los préstamos son en esa moneda.

Debe saber, que la tasa que más ha subido  hoy por hoy es para el crédito de factoraje en dólares y a corto plazo, el cual pasó de 10.79 por ciento a 15.75 por ciento entre marzo del año pasado y agosto de este año.

Inclusive si se recurre al servicio de factoraje en córdoba la tasa de interés asciende a 17.97 por ciento a corto plazo, que está muy por encima del  13.19 por ciento en marzo del año pasado, antes del estallido de la crisis.

El factoraje es un mecanismo de financiamiento, que permite a las personas obtener capital de trabajo a corto plazo mediante sus facturas de ventas al crédito, en su mayoría realizadas a grandes empresas.

El economista y catedrático Luis Murillo señala que el encarecimiento del crédito es resultado de la fuerte crisis que atraviesa Nicaragua, donde se ha visto afectado los distintos sectores, y el factoraje no ha sido la excepción.

“La mayoría de las pymes estaba usando el factoraje para producir, para poder hacer las compras y pagarles a los proveedores y al encarecerse este tipo de crédito ya la pensas dos veces para recurrir a este financiamiento”, sostuvo Murillo.

El hipotecario también

Otro crédito que también se ha encarecido fuertemente, es el hipotecario, principalmente en dólares y a corto plazo. Este pasó de 8.21 por ciento en marzo del 2018  a  10 por ciento en agosto del 2019.

Si el crédito para vivienda se contrata en dólares y largo plazo, que es el que generalmente se solicita con mayor frecuencia, este pasó de 7.71 por ciento a 9.21 por ciento en el periodo analizado.

Lea también: Actividades económicas de Nicaragua acumulan 16 meses sin créditos

 

Para el expresidente de la Cámara Americana de Comercio (AmCham), Róger Arteaga esto se debe a que los bancos están priorizando los créditos a corto plazo.

“Hay muchos rubro que no están siendo atendido, hay bancos que prefieren financiar un vehículo que una vivienda, un vehículo que la agricultura por el riesgo en el campo y el clima, prefieren financiar un vehículo que la industria, porque los bancos tiene temor de prestar el dinero, no quieren riesgo a largo plazo solo están prestando a corto plazo y a una tasa alta de interés por el riesgo país y el riesgo crediticio”, dijo Arteaga.

Lea además:¿Por qué en Nicaragua es buen momento para ahorrar en los bancos, pero no para contratar un crédito? Las tasas alcanzan un nivel altísimo

Este aumento en el costo del crédito habitacional coincide con menores construcciones de casas por caída en la demanda de la misma, como consecuencia de un mayor desempleo e incertidumbre en los hogares.

El crédito agrícola, otra víctima

En el caso del crédito agrícola, uno de los sectores que antes de la crisis recibía al año en promedio entre un 9 y 12 por ciento del crédito global, hoy muestra un encarecimiento fuerte. Este pasó de 9.42 por ciento a 12.89 por ciento en dólares a corto plazo.

Si este crédito se contrata en dólares a largo plazo la variación es de  9.36 por ciento hasta marzo del año pasado a 10.17 por ciento, es decir es menos significativa que la anterior.

Según los números de la Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras (Siboif) hasta junio del 2019 se había entregado 14,525 préstamos agrícolas con un saldo equivalente a 11,715 millones de córdobas.

Casualmente este año muchos productores, principalmente de productos de agroexportación, como café y maní señalaban que se están asfixiando por el encarecimiento de los insumos agrícola debido a la reforma tributaria y la falta de financiamiento.

Puede interesarle:Crisis sociopolítica acaba con casi 400 mil créditos en Nicaragua

Comercio sufre las altas tasas de interés

Otro de los créditos que se ha encarecido es el comercial, que en marzo 2018 tenía una tasa de interés en créditos en dólares  a corto plazo de 8.49 por ciento, mientras que en agosto de este año  alcanzó un 11.33 por ciento.

Si el contrato se hace en dólares a largo plazo este pasó de 8.49 por ciento a 9.61 por ciento, respectivamente.

Tras la crisis sociopolítica el sector comercio fue uno de los más afectados, ya que hubo menos inversión, vino una ola de desempleo que provoco que al cierre del 2018 el consumo cayera un 4.5 por ciento.

El crédito comercial hasta junio de 2018 era de 56,084 millones de córdobas y en el mismo lapso de este año se redujo a 45,894 millones de córdobas.

Actualmente el sector no ha logrado levantar cabeza al punto que en este tiempo debería de estar importando para las ventas de fin de año, sin embargo recientemente la presidenta de la Cámara de Comercio y Servicio de Nicaragua (CCSN), Carmen Hilleprandt sostuvo que muchos comerciantes tienen inventario del año pasado.

El industrial no se queda atrás

También otro crédito que se ha visto afectado con las altas tasas de interés, es el industrial, que en agosto de este año ha tenido que pagar un 60 por ciento más en tasas de interés con respecto a marzo del 2018.

En dólares y a corto plazo, el crédito industrial en marzo del año pasado era de 6.59 por ciento y hasta agosto de este año se ubicó en 10.58 por ciento. Si el plazo es a largo plazo este pasó de 8.74 por ciento a 10.57 por ciento.

La industria al igual que el resto de sector necesita del crédito para operar, de hecho cuando inició la crisis muchos créditos se detuvieron y los empresarios del sector tuvieron que recurrir a financiamiento externos.

El crédito personal, aguanta

Y posiblemente se preguntará sobre el crédito personal, que es el que generalmente suele pedir las personas en los bancos. Al respecto, este se ha mantenido estable, aunque hay una fuerte variación si se solicita un crédito en dólares a corto plazo.

El préstamo en dólares a largo plazo pasó de 14.55 por ciento  a 17.10 por ciento. Si es a corto plazo y en esta misma moneda, la variación ha sido de 14.36 por ciento a 12.60 por ciento, es decir que en agosto este crédito ya se puede contratar más barato.

Crédito en córdoba más caro

Por otra parte en los número del BCN se observa un mayor encarecimiento de la tasa de interés en córdobas con respecto a la del crédito en dólar.

En agosto de este año la tasa promedio de interés de préstamos en córdobas andaba en 12.90 por ciento, mientras que el año pasado para la misma fecha era de 10.21 por ciento. Es decir que se ha encarecido un 26.3 por ciento.

«El créditos se encarece cuando hay crisis, porque es mas riesgoso por la situación, entonces los bancos o los prestamistas elevan las tasas de interés por el alto nivel de riesgo, además hay una disminución en los de depósitos de los bancos, entonces eso significa que tienen menos clientes», dijo Murillo.

Crédito se contrae un 29.4 por ciento

Entre enero y agosto, las cifras de la Superintendencia de Bancos y de Otras Instituciones Financieras (Siboif) revelan que la cartera de crédito bruto se ha reducido en 1,491.4 millones de dólares con respecto a abril del año pasado, previo a la crisis sociopolítica, lo equivale a una contracción del 29.4 por ciento.

La Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) explica que aunque ya se está comenzado a dar crédito, acceder a estos es más complicado y las personas que sí son sujetos de crédito se muestran reacias a tomarlos, por la incertidumbre y porque la tasas de interés han incrementado.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: