JC Ramírez se repuso de un mal inicio y lució bien en debut en México

JC tiró cinco entradas de cinco hits y tres carreras –todas en el primer inning-, con una base por bolas y cinco ponches, en una noche de 72 lanzamientos.

JC Ramírez ganó frente a los Medias Rojas de Boston en su apertura anterior. LA PRENSA/Dave Reginek/Getty Images/AFP

JC Ramírez salió sin decisión en primera salida con los Tomateros de Culiacán. LA PRENSA/ARCHIVO

JC Ramírez fue capaz de levantarse de un terrible inicio de juego para luego brillar en la colina en un debut agridulce con los Tomateros de Culiacán en la Liga Mexicana del Pacífico.

El bigleaguer nicaragüense tiró cinco entradas de cinco hits y tres carreras –todas en el primer inning-, con una base por bolas y cinco ponches, en una noche de 72 lanzamientos, 46 de ellos strikes. Dejó el juego ganado 4-3 ante los Venados de Mazatlán, quienes empataron el partido en el octavo para dejar sin decisión a JC, pero Culiacán dio el golpe final con un racimo de cinco carreras en el cierre del octavo, para imponerse 9-4 en el juego inaugural de la temporada 2019-20.

El primer episodio fue para el olvido. Jeremías Pineda abrió con triple ante JC, quien luego golpeó a Edson García. Brian Hernández y Matt Clark dieron hits empujadores de una carrera cada uno, y luego de ponchar a Ramón Ríos, Carlos Muñoz dio otro imparable con el cual se llenaron las bases. Anthony Giansanti remolcó la tercera con un elevado de sacrificio al bosque central, antes de sacar la entrada dominando a Gilberto Glaviz en rola al box.

Pineda fue el mayor dolor de cabeza del nica, pues agregó un doblete en el segundo inning con un out, pero justo ahí fue que JC dio un giro y retiró a nueve bateadores en fila hasta que dio pasaporte a García en el quinto.

Esa recuperación del nica le permitió a los Tomateros venir desde atrás y darle vuelta a la pizarra.

JC está en México con la misión de continuar su recuperar la velocidad de sus disparos, que tras la cirugía Tommy John no ha podido volver a su antigua forma, lo que tiene en peligro su continuidad en las Grandes Ligas. Él es uno de tres pinoleros en México, acompañando a los costeños Cheslor Cuthbert y Leonardo Crawford, quienes la próxima semana se integran a los Yaquis de Ciudad Obregón.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: