Las 10 cosas que desconocías de Boris Johnson, el primer ministro británico

Al primer ministro británico le llaman el “Trump” de Gran Bretaña. Es un político carismático, con fama de bufón, pero que genera tanta veneración como rechazo.

Foto: AP

Al primer ministro británico le llaman el “Trump” de Gran Bretaña. Es un político carismático, con fama de bufón, pero que genera tanta veneración como rechazo. Crítico de la Unión Europea, llegó al poder con la promesa de cumplir con el brexit el próximo 31 de octubre, con o sin acuerdo.

1. Periodista. Escribió para The Times y The Daily Telegraph y dirigió la revista The Spectator. Lo despidieron del The Times de Londres por inventarse una cita. No ha dejado de escribir.

2. Corte de pelo. No parece que emplee mucho tiempo en peinarse. Cuando fue nombrado secretario de Exteriores le pidieron que cuidara su aspecto por la proyección internacional de su cargo. Lo consiguió con gomina y un corte de pelo. Le llaman “pelo de fregona”.

3. Alcalde. Gobernó Londres durante casi ocho años, de 2008 a 2016 (reelegido en 2012).

4.  Doble nacionalidad. Es británico pero nació en Manhattan, Estados Unidos, donde pasó los primeros años de vida.

5. Nombre. Fue bautizado como Alexander Boris de Pfeffel Johnson.

6. Polémica. Como defensor de la salida de Gran Bretaña de Europa, en mayo pasado dijo que la Unión Europea estaba siguiendo los pasos de Hitler y Napoleón al tratar de unificar Europa bajo un mismo cuerpo.

7. Vivienda. Es dueño de una casa en el moderno barrio de Islington, en Londres, valorada en casi un millón y medio de libras esterlinas (1.9 millones de dólares).

8. Bicicletas.  Cuando fue alcalde de Londres, creó varias iniciativas para impulsar el uso de este tipo de vehículo, siendo la más popular la de crear una red de bicicletas de uso público para cualquier ciudadano, las cuales aún se conocen como las “Boris bikes”. A su trabajo él llegaba en bicicleta.

9. Desatinos. Ha llamado “negritos” a los africanos, y a las mujeres musulmanas con hiyab las ha llamado “buzones de correos”. Sus enemigos dicen que es hombre de poco fiar, pues miente mucho.

10. Mujeriego. Lo echaron en una ocasión de su trabajo en el partido Conservador por mentir con una relación extramarital. Ha tenido dos matrimonios y se le acusa de ser mujeriego.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: