Comentario | De Byron Bonilla a Carlos Chavarría… al gol de Panenka

¿Cómo se hace un líder? no son aquellos que se colocan por dedazo. Tampoco importa mucho su procedencia, sino como habla con los hechos y el camino que crea hacia la esperanza

Así celebra Nicaragua después de golear 0-4 a Dominica. LAPRENSA/TOMADA DE FENIFUT

¿Cómo se hace un líder? No son aquellos que se colocan por dedazo. Tampoco importa mucho su procedencia, sino como habla con los hechos y el camino que crea hacia la esperanza. Tarde o temprano Byron Bonilla debía hacer eclosión y convertirse en uno. Sucedió a más de 2,500 kilómetros de distancia (Dominica) y en un estadio de cricket. El muchacho hizo alarde de su juego contra un rival tan débil como Sansón sin melena. Sin embargo, con todo y las lagunas del oponente en la cancha, la Azul y Blanco empezaba a desesperarse, pero ahí estaba el joven de la cabellera de rollitos, para abrir espacios dónde nadie quería romper el hielo, tomaba la pelota y se iba sin mirar ni atrás ni a los costados, no se trataba de egoísmo, sencillamente, es que nadie la iba a manejar mejor que él.

Te puede interesar: Liga de Naciones: Un sobresaliente Byron Bonilla lidera goleada y Nicaragua mantiene viva aspiraciones

Su atrevimiento fue tal que llegó a multiplicarse en todos los sectores, el extremo del Saprissa era un omnipresente. Y para finalizar su obra, anotó su segundo gol a lo Panenka, mucho videojuego usando a Sergio Ramos, pero su orgullo y seguridad fue tanta que ni el técnico Henry Duarte lo regañó: se había echado el equipo a sus espaldas. ¡Tranquilo Barrera! Te puedes recuperar con calma de tu lesión en el hombro, la estafeta de líder está en un muchacho de 26 años nacido en Granada y con el hambre de comerse el mundo a flor de piel.

Después de Bonilla, Carlos Chavarría fue el mejor jugador del encuentro. El larguirucho delantero empezó en modo fantasma. Todo pasaba por Bonilla. No obstante, al 42′ recobró vida. Se puede criticar la incapacidad defensiva, pero Chava se encontró en el momento adecuado cuando el partido apretaba la garganta de la Azul y Blanco. Era casi el final del primer tiempo y todas las llegadas habían sido inútiles. Chavarría resolvió un balón predestinado a la nada y en una media chilena rompió las redes. A pesar que no es titular en Irán, le basta para mostrar talento en la cola del mundo. Y durante el segundo tiempo Chavarría se combinó con Bonilla, Batman y Robin del equipo nacional creando y liquidando el partido: los rollitos de Bonilla hicieron el resto.

Lea además: Juan Barrera será operado del hombro y llegará justo para duelos decisivos de noviembre

Dominica le dio la confianza que San Vicente y Las Granadinas y Surinam le habían quitado a la Azul y Blanco. Están en modo crucero y, si alguien respira tranquilo, previo a su adiós es Duarte. Era una lástima que el fin de su era se sumergiera en el caos, cuando tocó el cielo. Al menos de momento se está aclarando. Nicaragua en Dominica fue de Bonilla a Chavarría, terminando en lo Panenka.

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: