Al menos 14 policías mueren en una emboscada en Michoacán, México

Se presume que el ataque fue lanzado por integrantes del cartel Jalisco Nueva Generación, ya que el lugar de la emboscada se encontraron mensajes relacionados con esa organización

Sismos, México

La violencia del narcotráfico continúa en México a pesar de las promesas del presidente Andrés Manuel López Obrador. BBC MUNDO/Getty Images

Al menos 14 policías murieron este lunes en el estado mexicano de Michoacán, en el oeste del país, en una emboscada de presuntos integrantes del cartel Jalisco Nueva Generación, informó la Secretaría de Seguridad Pública.

El hecho ocurrió en el municipio de Aguililla y según los informes de la prensa local había otros siete policías desaparecidos. Sobrevivientes del ataque informaron que un grupo de hombres a bordo de camionetas blindadas los emboscaron.

Lea además: El muro de Trump con México: ¿una promesa rota, la llave para la reelección o las dos cosas?

La Secretaría de Seguridad Pública federal dijo en Twitter que «condena el ataque en el que murieron 14 agentes policiacos en Aguililla, Michoacán. Nos encontramos en comunicación y ponemos a disposición del gobierno del estado todos nuestros recursos humanos y tecnológicos para dar con los agresores y llevarlos ante la justicia». Las autoridades locales también lamentaron la agresión.

«Ningún ataque a la policía va a quedar impune, y este fue un ataque cobarde, artero porque les pusieron una emboscada», dijo a la prensa el gobernador del estado, Silvano Aureoles.

Puede interesarle: Pemex: «Gaschicol», el nuevo y productivo negocio de los carteles en México

Los agresores dejaron mensajes con amenazas para las instituciones de seguridad e incendiaron al menos dos patrullas. Tras el ataque, las autoridades instalaron filtros de revisión para intentar localizar a los responsables.

Golpeado por la violencia

Michoacán es un estado golpeado por la presencia de diversas organizaciones criminales, que provocaron el surgimiento de grupos de autodefensa hace unos seis años.

El 30 de agosto, un enfrentamiento entre dos grupos armados dejó nueve muertos y 11 heridos en el poblado de Tepalcatepec, a 75 kilómetros de Aguililla.

Lea también: Ayotzinapa: qué pasó con el caso de los 43 estudiantes desaparecidos (explicado en 100 y 300 palabras)

En ese mismo mes, fueron hallados los cuerpos de 19 personas en la ciudad de Uruapan, en el centro del estado. Algunos de los cuerpos estaban colgados de un puente y otros estaban desmembrados. El fiscal general del estado atribuyó los asesinatos a pugnas entre grupos rivales de narcotraficantes.

Este lunes, el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que «hubo un punto de inflexión en el nivel de crecimiento» de homicidios dolosos que se registran en el país. Sin embargo, de enero a agosto se han registrado 23.063 víctimas de homicidio doloso, un dato que se encamina a romper el récord de 33.749 asesinatos de 2018.

La administración ha buscado contener la ola de violencia principalmente a través del despliegue de la Guardia Nacional, un cuerpo de seguridad compuesto por militares.

Puede interesarle: Encuentran al menos 29 cadáveres en una fosa común en México

El gobierno del entonces presidente Felipe Calderón lanzó a finales de 2006 una polémica ofensiva militar contra el crimen organizado que es señalada por especialistas y defensores de los derechos humanos como una de las principales causas del incremento de la violencia en México.

Según cifras oficiales, desde entonces se han registrado más de 250.000 asesinatos, aunque no se detalla cuántos casos están ligados al combate contra el crimen.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: