Juicio contra hombre acusado de adormecer y violar a dos niñas en una cuartería en Managua

La madre de las niñas de 11 y 12 años fue pareja del acusado y lo señala de "brujo". La Fiscalía asegura que el hombre frotaba un líquido en el rostro de las niñas y luego las violaba

El supuesto brujo de iniciales M.L.L.K., de 60 años, negó ante el juez que haya violado a las niñas de 11 y 12 años en una cuartería. LA PRENSA/Alejandro Flores

Al hombre de iniciales M.L.L.K., de 60 años, quien es acusado de violar a dos niñas de 11 y 12 años de edad en una cuartería de un barrio de Managua, se le ofreció la oportunidad de admitir los hechos este lunes durante el juicio en su contra, pero él se negó.

La Fiscalía asegura que el acusado les frotaba un líquido en el rostro que las adormecía y después las llevaba a la cuartería, donde las violaba.

Puede interesarle: Ministerio Público establece que el diputado Francisco Sarria coordinaba trasiego de cocaína desde Costa Rica a Honduras

La madre de las niñas no solo lo acusa de las violaciones, sino que asegura es brujo. El hombre dijo ante el juez que eso también es una invención de su expareja. “Yo soy inocente, yo no le he hecho eso a las niñas (violarlas). La madre de las niñas siempre me ha mandado a tomar fotos en la calle, no sé para qué. Ella dice que yo soy brujo”, manifestó el acusado este lunes al juez Tercero Especializado en Violencia, Edén Aguilar Castro, quien mandó a juicio al señalado.

Este lunes declararon las dos niñas en el inicio del juicio y narraron el calvario al que fueron sometidas por su padrastro. Después declarará la abuela de las menores, quien interpuso la denuncia en la Policía y posteriormente, rendirán sus testimonios las oficiales de la Policía que investigaron el caso y que también presentarían fotos del lugar donde violó a las niñas.

Todo inició cuando a mediados de 2017 el hombre se conoció con la madre de las víctimas en un bar de la capital y poco tiempo después formalizaron la relación de pareja. En esa época, las niñas víctimas tenían 10 y 12 años de edad.

En agosto de 2017, el supuesto brujo se trasladó a vivir con la madre de las víctimas a una cuartería, lugar donde supuestamente violó a ambas en reiteradas ocasiones entre el 2017 y 2018.

Las psicólogas forenses que examinaron a las menores de edad encontraron daño psicológico en ambas.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: