No quiso ir al médico y prefirió ir con un amigo, quien le puso 18 inyecciones para curarlo, causando su muerte

Gustavo Adolfo Cruz Ruiz, de 38 años, presentaba problemas de ácido úrico. Acudió donde un amigo y horas después de suministrarle las 18 inyecciones, murió.

Al lado izquierdo Carla María Velásquez Bermúdez y su hermanastra Escarleth Cruz. Ambas muestran una foto en vida de Gustavo Adolfo Cruz Ruiz. LA PRENSA/MYNOR GARCÍA.

Gustavo Adolfo Cruz Ruiz, de 38 años, presentaba problemas de ácido úrico que le causaban continuamente la hinchazón de sus extremidades inferiores.  Esta vez no quiso asistir a un hospital y optó en visitar a un amigo para que le suministrara un medicamento que le ayudara a calmar el dolor, pero a las pocas horas falleció.

Carla María Velásquez Bermúdez, su hijastra, comentó que a su padrastro cada vez que se le inflamaban los pies, en el hospital para calmarle el dolor le aplicaban un medicamento llamado ketorolac.

Puede interesarle: ¿Cómo nació la aguja moderna y cómo se diferencia de los terribles métodos que se usaban antes para poner inyecciones?

“Ayer a él (domingo) le dio el dolor, pero no quiso ir al hospital y recurrió donde ese muchacho que era su amigo. Le puso 18 inyecciones en los pies, en la espalda, manos y en las piernas”, dijo Velásquez. Agregó que a su padrastro el hombre le aplicó insulina y aparentemente otro tipo de medicamento, el cual desconoce.

A las 11:45 de la noche del domingo, Cruz empezó a sentir mucho frío y en pocos minutos su cuerpo se puso rígido. “Yo salí a pedir ayuda a los vecinos, pero cuando regresé él ya había expirado”, dijo Velásquez.

Lea además: El asesinato nuestro de cada día

La víctima tenía como un mes de residir en el barrio Carlos Núñez de Jinotepe, Carazo y laboraba como conductor en una ferretería. Su cuerpo fue trasladado por agentes policiales al Instituto de Medicina Legal (IML) en Managua, donde se le practicará una autopsia. Cruz deja en la orfandad a una adolescente de 14 años.

El hombre que le aplicó las inyecciones fue detenido por las autoridades policiales y se encuentra bajo investigación.

Según Velásquez, el amigo de su padrastro no posee documentos legales para ejercer la carrera de Medicina, “Para mí que eso fue como un asesinato, porque él (Gustavo) estaba bien y el mal fue esa inyección que recibió”, dijo.

Lea También: Los 8 pasos que se repiten en casi todos los casos de asesinato por violencia doméstica

El investigado en una ocasión le inyectó también un medicamento a la esposa de la víctima y no presentó problemas.

Cruz fue velado en el barrio Cruz de Guadalupe, donde unos familiares y su sepelio será este martes a las 3:00 de la tarde.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: