Régimen ordena retener a cafetaleros un dólar por cada quintal exportado, pero sigue sin rendir cuenta

El sector cafetalero había pedido al Ejecutivo una moratoria para que en la cosecha 2020-2021 no se aplicara esa retención dada la crisis de precio, de costo y de crédito. El Mific ordenó renovar dicho cobro

Pese al poco «oxígeno» que aún le queda al sector cafetalero, que se encuentra en estado de sobrevivencia por la falta de crédito y los bajos precios a nivel internacional, el régimen de Daniel Ortega ordenó que a partir del 2020, cuando la cosecha 2019-2020 entrará de lleno, todos los productores continuarán aportando un  dólar por cada quintal que exporten.

La decisión fue publicada por el Ministerio de Fomento, Industria y Comercio (Mific) en La Gaceta del 15 de octubre 2019. El dinero, que les será sacado del bolsillo a los productores, irá  a engrosar el fondo que maneja la inoperante Comisión Nacional para la Transformación y Desarrollo de la Caficultura (Conatradec), el cual está en manos del Ejecutivo.

Las asociaciones cafetaleras en reiteradas ocasiones, inclusive antes de que estallara la crisis política en el 2018, han expresado su inconformidad por el manejo de dicho fondo, que según estimaciones asciende a 25.8 millones de dólares, y para ellos han exigido una auditoría.

“El aporte al Fondo de la Transformación y Desarrollo de la Caficultura (FTDC) para el año calendario 2020, por quintal de café arábiga exportado será de un dólar y por el quintal de café robusta será de cero dólar”, detalla la resolución del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio (Mific).

Lea también: Cafetaleros demandan que se auditen 25 millones de dólares de Conatradec

Los cafetaleros, que este año pagaron ese mismo dólar por quintal, han venido exigiendo que se quite esa contribución ante la crisis que azota al sector, que se ha agravado por los bajos precios a nivel internacional y el encarecimiento de los costos tras la brutal reforma a la Ley de Concertación Tributaria, que quitó exoneraciones a sus insumos.

Los únicos que no pagarán 1 dólar serán los productores que cultiven café robusta, un producto de menor calidad que el arábigo. En el año en curso ambas variedades se les tenía ese dólar.

La presidenta de la Alianza Nacional de Cafetaleros de Nicaragua (ANCN), Aura Lila Sevilla Kuan, señala que el café arábigo y el robusta son dos mercados diferentes y que se le quite esa retención al café robusta no tiene mucho impacto.

Lea además:Cafetaleros ahogados por la crisis sociopolítica y la reforma tributaria, ahora tienen que lidiar con la imposición del fondo para la Conatradec

“La base imponible del robusta sino me equivoco era de 70 dólares (por quintal), si  ellos (los cafetaleros de robusta) no van a pagar en el 2020, significa que el precio estuvo por debajo de los 70 dólares. En el caso nuestro, como la base imponible con la nueva reforma quedó que era de 100 dólares por quintal y este cálculo se hace con las tres posiciones del ciclo pasado, y el antepasado se manejó bien, entonces al final nos clavan con un dólar de impuesto; pero nuestra posición es no pagar ningún impuesto por la situación en la que estamos”, dijo Sevilla Kuan.

Entre enero y septiembre de este año se ha exportado 152,491 toneladas de café, de las cuales 149,257.9 toneladas son de café oro o arábigo, es decir el 97.8 por ciento del total exportado y 3,233.5 toneladas son de café robusta, lo que representa un 2.2 por ciento, según datos extraídos del Centro de Trámite de Exportaciones (Cetrex).

“Se está exportando unos 30,000 quintales de café robusta, es mínimo el café robusta, es una bolsa diferente, un mercado diferente, mientras que el café arábigo es el producto principal, la producción de este café sobre pasa los tres millones de quintales, por eso esto no viene a ser un alivio, seguimos mantenido la misma postura, que se cree una moratoria, para que en este tiempo no paguemos ese impuesto, porque hay incremento de todos los insumos, no hay financiamiento y estar pagando un dólar por quintal no nos beneficia”, sostuvo Kuan.

Puede interesarle:Cafetaleros nicaragüenses culpan al gobierno por crisis en el sector

El fondo cafetalero lleva seis años de estar en vigencia y es administrado por la Comisión Nacional de Transformación de la Caficultura, que está bajo el control del régimen de Daniel Ortega.

Según representantes del sector cafetalero, en total los productores han aportado 22 millones de dólares, los cuales habrían generado en intereses unos 3.8 millones de dólares, para un total de 25.8 millones.

Los productores señalan que hasta la fecha se desconoce en qué ha invertido el Gobierno el millonario fondo aportado por los productores, dado que desde diciembre del 2013, cuando comenzaron a retener esa contribución, no se ha brindado un informe detallado sobre los objetivos alcanzados.

Sin embargo, pese a la inconformidad del sector cafetalero, el 19 de agosto de este año en la Asamblea Nacional se aprobó la reforma a la Ley de la Transformación y Desarrollo de la Caficultura, con la cual la dictadura de Ortega toma mayor control de la Conatradec y le resta participación al sector privado, que antes era liderado por un delegado del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) y que se retiró de los cargos que la dictadura le había concebido antes del estallido de la crisis en abril del 2018.

En su momento el presidente de la Comisión Económica de la Asamblea, el orteguista Wálmaro Gutiérrez, dijo que el fondo era colchón de respaldo, para que los pequeños productores accedan al crédito para el mejoramiento de sus plantaciones, pero los cafetaleros contradicen la versión del diputado sandinista.

El año pasado el café nicaragüense se exportó a 54 destinos y generó en ingresos 413.62 millones de dólares y se ubicó como el segundo producto que más envíos el país al exterior.  Este año (hasta septiembre) en ingresos se ha percibido 417.80 millones de dólares.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: