Estados Unidos impone restricciones a diplomáticos chinos como medida de «reciprocidad»

Todos los diplomáticos chinos en Estados Unidos ahora tendrán que "notificar al Departamento de Estado" cada una de sus reuniones oficiales con funcionarios estatales o instituciones locales

. El gobierno de Trump está en una confrontación total con China, a la que acusa de violaciones de los derechos humanos, expansionismo y robo de propiedad intelectual. LA PRENSA/ARCHIVO/VOA

El gobierno de Donald Trump impuso este miércoles algunas restricciones a las actividades de los diplomáticos chinos en Estados Unidos, asegurando que se trata de una medida de «reciprocidad».

«En China, los diplomáticos estadounidenses no tienen acceso irrestricto a un gran número de personas» que son importantes para comprender los problemas locales, dijo un alto responsable del Departamento de Estado a la prensa, en referencia a autoridades locales y provinciales, así como a interlocutores del campo universitario y científico.

Lea además: «No son ángeles». La afirmación del presidente Donald Trump sobre los kurdos

«Debemos pedir permiso» antes de muchas reuniones y «a menudo, ese permiso es denegado», agregó, bajo condición de anonimato.

«Por el contrario, los diplomáticos de la República Popular de China enviados a Estados Unidos pueden beneficiarse plenamente de las ventajas de nuestra sociedad abierta», estimó.

Puede interesarle:Estados Unidos ejerc erá presión sobre Turquía para detener la ofensiva de Siria

Para agregar «un poco de reciprocidad», todos los diplomáticos chinos en Estados Unidos ahora tendrán que «notificar al Departamento de Estado» cada una de sus reuniones oficiales con funcionarios estatales o instituciones locales, o con instituciones en el sector de educación e investigación. El funcionario insistió en que no era una solicitud de permiso, sino solo una «notificación».

Lea también: Estados Unidos advierte a El Salvador sobre su relación comercial con China

Agregó que esperaba que esta medida aliente a Pekín a abrir más su sociedad a los diplomáticos estadounidenses. El gobierno de Trump está en una confrontación total con China, a la que acusa de violaciones de los derechos humanos, expansionismo y robo de propiedad intelectual, en el contexto de una guerra comercial entre ambas potencias.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: