BBC News Mundo

México vs. Panamá: el escándalo por racismo en el Bulgaria vs. Inglaterra (y por qué se tomó como una advertencia para México)

México está en la mira debido a un grito homofóbico que suelen realizar algunos aficionados mexicanos en los partidos de la Selección Mexicana. La FMF ya ha recibido una decena de multas económicas por los gritos de la tribuna, pero ahora las nuevas disposiciones de la FIFA empezarán a influir en los partidos

El saludo nazi y los gritos racistas hicieron que el partido nuevamente se detuviera antes de terminar el primer tiempo. Getty Images

Lo que sucedió la noche del lunes en Bulgaria se tomó como ejemplo de lo que se debía evitar para el partido de México contra Panamá que se disputó este martes en Ciudad de México y terminó con victoria de los anfitriones por 3-1.

Cuando el partido de los búlgaros contra Inglaterra ya pintaba mal, con un 0-2 contra los locales en apenas 20 minutos, varios hinchas generaron un escándalo internacional.

Gritos racistas en contra de jugadores de Inglaterra comenzaron a escucharse desde un sector de las gradas en Sofía, la capital de Bulgaria, donde se llevaba a cabo el partido clasificatorio de la Euro 2020.

También algunos aficionados comenzaron a hacer señas que parecían ser saludos nazis.

Aficionados de Bulgaria en Sofía
Un grupo de hinchas de Bulgaria profirió insultos racistas a los jugadores de Inglaterra, lo cual llevó a la interrupción del juego. Reuters

El partido fue detenido en dos ocasiones, como estipulan las nuevas normas de sanciones de la FIFA y la UEFA contra el racismo y la discriminación en el fútbol.

La primera interrupción se produjo en el minuto 27, después de que desde la tribuna se escucharan sonidos que imitaban a simios cuando jugaban la pelota los ingleses de raza negra, como Tyrone Mings, Raheem Sterling o Marcus Rashford.

El árbitro y los oficiales de la UEFA pidieron que hubiera una primera advertencia a las gradas a través de los parlantes del estadio.

Pero minutos después, en el 43′, nuevamente se escucharon expresiones racistas y algunos hinchas vestidos de negro (algunos con el rostro cubierto) estiraban sus brazos en alusión al saludo nazi.

El árbitro Ivan Bebek nuevamente detuvo el partido para advertir a los aficionados: el juego podría darse por terminado si la situación continuaba.

Aficionados de Bulgaria hacen señas
Los altavoces del estadio pidieron dos veces que el público se abstuviera de hacer expresiones racistas. PA Media

Un grupo de hinchas de Bulgaria comenzaron a abandonar el estadio después de que el juego se detuviera por segunda vez.

BBC Radio 5 Live informó que algunos hicieron gestos racistas mientras se dirigían hacia las salidas.

Al finalizar el primer tiempo, el capitán de Bulgaria, Ivelin Popov, fue visto en un acalorado debate con una sección de sus hinchas por lo sucedido.

Repercusiones

El protocolo de la UEFA dice que el equipo afectado, Inglaterra, tenía la opción de abandonar el partido, pero continuaron jugando los 90 minutos completos y el partido acabó 0-6 a favor de los visitantes.

El presidente de la Asociación de Fútbol de Bulgaria (AFB), Borislav Mihaylov, renunció a su cargo este martes luego de que el primer ministro búlgaro, Boyko Borissov, le pidiera la dimisión.

La AFB dijo que la medida «es consecuencia de las recientes tensiones», pero no mencionó el racismo en su declaración.

El árbitro, oficiales de UEFA y jugadores de Bulgaria
El árbitro detuvo en dos ocasiones el partido para solicitar la ayuda de las autoridades del estadio. Reuters

Horas antes, el primer ministro «condenó enérgicamente» el comportamiento de los hinchas.

«Después de la vergonzosa derrota del equipo nacional búlgaro de ayer y de los malos resultados de nuestro fútbol, ordené poner fin a cualquier relación con la ABF, incluso financiera, hasta la retirada de Borislav Mihaylov del cargo», agregó.

El estadio Vasil Levski ya estaba sujeto a un cierre parcial para el partido después de que Bulgaria fuera sancionada por comportamiento racista durante las eliminatorias de la Eurocopa 2020 contra Kosovo y la República Checa.

El presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin, dijo que la «familia del fútbol y los gobiernos» necesitan «hacer la guerra a los racistas», después del abuso contra los jugadores de Inglaterra.

Jugadores en el estadio Vasil Levski
Dos grandes secciones del estadio Vasil Levski estaban cerradas por las sanciones contra Bulgaria por casos anteriores de racismo. Reuters

La UEFA le dijo a BBC Sport que cualquier acción en respuesta a los eventos del lunes tendrá que producirse en base a un comité disciplinario, que a su vez debe esperar el informe de un árbitro.

El organismo antidiscriminación Fare ha pedido que Bulgaria sea expulsada de la ronda de clasificación de la Euro 2020.

México en la mira de FIFA

La FIFA, el ente rector del fútbol mundial, anunció a mediados de este año que el racismo y la discriminación en las gradas serán perseguidos más estrictamente en los partidos oficiales.

La interrupción de los partidos es parte de esta nueva política que también prevé castigos mayores, como la suspensión definitiva del juego, la prohibición de juegos con público, así como la pérdida de puntos y eliminación del Mundial.

Sanciones por diseminación de FIFA
La FIFA establece un procedimiento de advertencias sobre actos de discriminación en los estadios. FIFA

México está en la mira de esas nuevas disposiciones debido a un grito homofóbico que suelen realizar algunos aficionados mexicanos en los partidos de la Selección Mexicana, la cual se enfrentó en la noche de este martes a Panamá en Ciudad de México.

Cuando el portero rival hace un saque de meta o un despeje, los hinchas gritan en coro «puto», palabra que en México se usa -entre varios significados- para denostar a los homosexuales.

«Vimos los desafortunados eventos de ayer entre la Selección de Bulgaria e Inglaterra. Esperemos que la afición mexicana se comporte a la altura», advirtió este martes el presidente de la Federación Mexicana de Fútbol (FMF), Yon de Luisa.

Aficionados mexicanos
Yon de Luisa, el presidente de la FMF, dijo que no desearía que México juegue sin público por las sanciones de FIFA. EPA

La FMF ya ha recibido una decena de multas económicas por los gritos de la tribuna, pero ahora las nuevas disposiciones de la FIFA empezarán a influir en los partidos, como se evidenció en Bulgaria este lunes.

Ante esta posibilidad, la FMF lanzó este mes una nueva campaña para pedir a sus aficionados evitar ese grito sancionado por la FIFA como discriminatorio.

Jugadores y reconocidos comentaristas deportivos advierten que los aficionados serán expulsados del estadio, que el juego será detenido, además de que la reincidencia será más perjudicial.

«Si se repite, el próximo juego sería a puerta cerrada. Si (el juego) es con la Selección, podríamos llegar a perder el partido. Va en serio, es la nueva disposición de la FIFA en todo el mundo», dice el mensaje.

«No por algunos, vamos a perder todos», añade.

Finalmente, el partido entre mexicanos y panameños transcurrió sin incidentes con una clara victoria de los locales.

BBC News Mundo
×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: