Dublineses buscan repatriar desde Suiza los restos del célebre escritor James Joyce

En 1941 se intentó repatriar el cadáver de Joyce, pero fue rechazado por el gobierno irlandés, partidario de la iglesia católica, entidad que el escritor criticaba

La escultura del escritor James Joyce se ve detrás de su tumba en el cementerio Fluntern en Zurich. LA PRENSA/AFP/FABRICE COFFRINI

Un grupo de dublineses hace campaña para repatriar los restos del célebre escritor James Joyce, cuya tumba en Zúrich, Suiza, está muy lejos de la capital irlandesa celebrada en sus obras.

El lunes, un comité del consejo de Dublín que cubre el barrio de Rathgar, donde nació el escritor y poeta en 1882, apoyó una moción para que su alcalde pidiera al gobierno irlandés que repatriara los restos de Joyce de Suiza.

Lea: María López Vigil dedica el Premio Cervantes Chico a sus lectores exiliados y asesinados por la dictadura

 

El objetivo es «dar un reconocimiento oficial a alguien con quien no hemos estado muy agradecidos en el pasado», dijo a la AFP el consejero Dermot Lacey, quien presentó la petición en nombre de la «enorme posteridad» del autor de la obra.

El gobierno irlandés, que en la época del poeta estaba bajo la influencia de la iglesia católica, había rechazado la repatriación del cadáver de James Joyce después de su muerte en enero de 1941 debido a las violentas críticas que había formulado contra la institución.

Lea además: “Bestiario”, muestra de arte de Federico Alvarado refleja el «dolor de todos en un país cruel”

Lacey explica que trata de ponerse en contacto con los familiares del autor de «Ulises» y que cumplirá su voluntad.

James Joyce murió a los 58 años. Está enterrado junto a su esposa, Nora Barnacle, y otros miembros de su familia, en el cementerio de Fluntern, en Zúrich, muy visitado por turistas.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: