Declaran culpable al hermano del presidente de Honduras por narcotráfico en Estados Unidos

Entre los cargos que le imputa la Fiscalía de los Estados Unidos a Juan Antonio Hernández están narcotráfico, porte de armas y mentir a las autoridades estadounidenses

Juan Antonio Hernández, hermano del presidente de Honduras Juan Orlando Hernández. LAPRENSA/AFP

Una corte de Nueva York declaró culpable este viernes a Juan Antonio «Tony» Hernández, hermano del presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, por narcotráfico, porte de armas y mentir a las autoridades estadounidenses.

La sentencia del hermano del mandatario hondureño, que podría enfrentar entre 30 años de cárcel y cadena perpetua, se dará a conocer el próximo 17 de enero de 2020.

Lea además: Hondureños exigen la salida del presidente Juan Orlando Hernández por acusaciones con el narcotráfico

Los 12 jueces que componen el jurado que lleva el proceso contra «Tony» Hernández, deliberaron dos días para obtener el fallo, esto después de conocer los argumentos de la Fiscalía y la defensa del hermano del presidente hondureño.

Tras conocer la sentencia, el mandatario hondureño, Juan Orlando Hernández, criticó el fallo a través de sus redes sociales. «¿Qué se puede decir sobre una condena basada en testimonios de asesinos confesos, y argumentos que varios de estos testigos no fueron extraditados por Honduras si Estados Unidos nunca los pidió en extradición?», escribió el presidente en su cuenta de Twitter.

Por el contrario, el líder opositor y expresidente de izquierda Manuel Zelaya, derrocado por un golpe de Estado en 2009, saludó el fallo. La «justicia de Norteamérica desenmascara red de narcotráfico y corrupción que dirige el Estado de Honduras», escribió también en Twitter.  Zelaya convocó a una movilización nacional para reclamar la renuncia del presidente.

En Miami, familiares de Tony Hernández que se hicieron presentes en la audiencia fueron abucheados a la salida del tribunal. «Fuera JOH», les gritaron los manifestantes.

El 23 de noviembre de 2018 «Tony» Hernández fue detenido en un aeropuerto de Miami. Su juicio inició el 02 de octubre en el Tribunal Federal del Sur de Nueva York.

Lea también: Juan Orlando Hernández, ¿terror de los narcos en Honduras o su cómplice?

El caso de «Tony» ha salpicado a su hermano, el actual presidente hondureño, a quien fiscales de Estados Unidos lo acusaron en agosto pasado, vinculándolo de ser supuestamente co-conspirador de soborno de 1.5 millones de dólares para usarlos en campañas políticas.

El mandatario Hernández al igual que su hermano, lo ha negado todo. Tras la acusación, el mandatario hondureño expresó que no enfrenta cargos criminales en Estados Unidos, y que las recientes acusaciones de fiscales federales estadounidenses se basan en afirmaciones de narcotraficantes que sólo intentan vengarse de él.

 

 

«Impunidad total»

Durante el juicio, la fiscalía dijo, apoyándose en testimonios de exnarcotraficantes, que Hernández participó durante años del tráfico de cocaína, operando «con total impunidad» gracias a la protección de su hermano Juan Orlando y contribuyendo a la «putrefacción» de las instituciones de Honduras.

«El acusado está protegido por el actual presidente (de Honduras), quien ha recibido millones de dólares en sobornos de narcotraficantes, incluido (Joaquín) Guzmán ‘El Chapo'», había dicho el fiscal en la apertura del proceso, el pasado 2 de octubre.

Puede leer: Hondureños exigen la salida del presidente Juan Orlando Hernández por acusaciones con el narcotráfico

Pocos días más tarde, el excapo del narcotráfico y exalcalde hondureño Alexander Ardón declaró en la corte que presenció una reunión en 2013 en la que el jefe del cartel de Sinaloa entregó un millón de dólares en efectivo a Tony Hernández para la campaña electoral de su hermano.

El presidente calificó entonces esas declaraciones de «100% falsas, absurdas y ridículas», pero en su país tuvieron lugar manifestaciones en reclamo de su dimisión. El abogado de la defensa, Omar Malone, cuestionó la credibilidad de los testigos de la fiscalía, en su mayor parte exnarcotraficantes condenados por asesinatos, y objetó la ausencia de pruebas materiales de los hechos reprochados a su cliente.

Sus argumentos, sin embargo, no convencieron a los jurados, que emitieron su fallo el viernes tras menos de dos días de deliberaciones.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: