Julio César Espinoza Gallego en el mercado municipal de Diriamba, sitio donde labora. LA PRENSA/MYNOR GARCÍA.

Los “huevos vandálicos” del exantimotín que se negó a reprimir las protestas en Carazo

Julio Cesar Espinoza Gallego estuvo en prisión siete meses y se convirtió en reo político del régimen de Daniel Ortega. Fue acusado de terrorismo y de uso indebido de uniforme.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: