José Altuve empuja a los Astros a la Serie Mundial

José Altuve disparó un cuadrangular en el cierre del noveno episodio y dejó tendidos a los Yanquis, mientras conducía a los Astros al clásico de otoño

José Altuve se proclamó campeón de bateo de la temporada y ahora busca llevar lejos en la postemporada a los Astros de Houston. LA PRENSA/AP/David J. Phillip

José Altuve disparó un dramático jonrón ante los Yanquis y envió a los Astros de Houston a la Serie Mundial contra Washington. LA PRENSA/AFP

En uno de los finales más dramáticos de los últimos tiempos, los Astros de Houston se apoyaron en un cuadrangular del venezolano José Altuve para dejar tendidos en el terreno 6-4 a los Yanquis de Nueva York y avanzaron a la Serie Mundial por segunda vez en los últimos tres años.

Unos instantes atrás, DJ LeMahieu había frustrado la celebración en el Minute Maid Park de Houston con un jonrón de dos carreras ante el cerrador de la tropa texana Roberto Osuna, provocando un empate 4-4 que cubrió de incertidumbre el futuro del juego y hasta de la serie.

No obstante, con dos outs y tras un boleto a George Springer, Altuve enderezó un slider de Aroldis Chapman y lo envió por encima de la cerca, para empujar a su equipo a la tierra prometida, donde a partir del martes comienzan la disputa con los Nacionales de Washington en Houston.

Los Astros, quienes eran los favoritos gracias a la profundidad de su plantel en todos los sectores, especialmente en el pitcheo abridor, fueron exigidos al máximo en este partido, pero resistieron con firmeza y se alzaron con una legítima victoria, conquistada justo cuando sus rivales parecían despertar.

Un día después de caer 4-1 en Nueva York, las intenciones de los texanos ante su público quedaron en claro desde el principio, cuando el cubano Yulieski Gurriel disparó jonrón de tres carreras ante Chad Green en la primera entrada, lo que mantuvo aturdidos a los Yanquis durante un tramo del juego.

Los neoyorquinos descontaron en el segundo con cañonazo de Gary Sánchez que hizo anotar a Didi Gregorius para un 3-1, que fue modificado posteriormente a 3-2 en el cuarto, cuando el colombiano Giovanny Urshela disparó un jonrón ante el mexicano José Urquidy.

Pero los Astros recuperaron distancia en el sexto cuando en rola de out forzado de Alex Bregman, Altuve anotó otra carrera que puso los papeles 4-2, proporcionando tranquilidad entre la clientela en el estadio de Houston. Los relevistas hicieron su trabajo y la ventaja se le entregó a Osuna.

Sin embargo, en el noveno Urshela disparó hit y LeMahieu conectó jonrón que silenció el estadio ante el cerrador mexicano, pero todo fue solo para ponerle más drama al final del encuentro, pues Altuve, un mago en la caja de bateo, tenía reservado su mejor truco para el momento cumbre.

Altuve disparó jonrón que devolvió el entusiasmo en el Minute Maid Park y los Astros se enfilaron hacia la Serie Mundial, mientras los Yanquis abandonaban el terreno con sus rostros descompuestos y sus corazones rotos, después de haber estado tan cerca de la victoria, pero al final tropezar irreversiblemente.

Houston, que nuevamente es favorito para llevarse el clásico de otoño ante los Nacionales, tiene la ventaja de iniciar la Serie Mundial en casa y con la oportunidad de poder alinear a su rotación con Gerrit Cole, Justin Verlander y Zack Greinke, en ese orden, para sus aperturas en la batalla más grande del beisbol.

Detalles de la batalla final

Para los detalles, los Astros conectaron seis hits en este partido, pero dos fueron jonrones de Yulieski Gurriel y José Altuve, mientras que los Yanquis acumularon diez cañonazos, entre ellos los tablazos de Giovanny Urshela y DJ LeMahieu en una batalla adornada por el entusiasmo de 43,357 fanáticos.

Roberto Osuna, quien toleró dos carreras y un blown save (chance de salvamento que dejó escapar) fue el ganador del partido, mientras Aroldis Chapman cargaba con la derrota. Los Astros regresan a la Serie Mundial después de ganarla en el 2017. Los Yanquis no van al clásico desde el 2009.

Los Astros y los Nacionales comparten instalaciones en West Palm Beach, Florida, para sus entrenamientos de primavera. Y como dice Brian McTaggart de MLB.com, cerca de ocho meses después de realizar su primer juego de exhibición, vuelven a medirse pero ahora en la Serie Mundial.

Yulieski Gurriel tenía de 20-1 antes de volarse la cerca en este partido por los Astros. Josh Reddick y Michael Brantley aportaron jugadas defensivas de alto calibre, salvando a Houston de operativos de los Yanquis, que daban la impresión que podían cambiar el rumbo de la historia, pero no fue así.

Así que los Astros, un equipo bien construido, está listo para volver a mostrar su músculo en el clásico de octubre.

Edgard Rodríguez en Twitter: @EdgardR

 

 

 

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: