Nicaragüense quedó en estado vegetal en Panamá y su familia lucha por traerla al país

Georgina Valle, de 25 años, tenía tres años de haberse ido a trabajar a Panamá para darle una mejor vida a su hija

Madre nicaragüense enferma en Panamá

Georgina del Carmen Valle Ríos, de 25 años. La Prensa/Tomada de Facebook

La última publicación en Facebook (de manera pública) que hizo Georgina del Carmen Valle Ríos fue dedicada a su hija de siete años: “Eres lo más lindo de la vida, el regalo más hermoso que Dios me regaló, te extraño mi princesa, pronto estaremos juntas. Eres mi mundo y por ti lucharé, por verte feliz. Te amo hija de mi vida”.

Eso fue el pasado 5 de marzo. Días después, Georgina se enfermó y quedó en cama en estado vegetal debido a una meningitis y microcefalia, explicó su tía Mercedes Valle.

La mujer, de 25 años de edad, tenía tres años de haberse ido a trabajar a Panamá y se vio obligada a dejar a su hija en Nicaragua para poder darle una mejor vida mediante el envío de remesas.

Quieren traerla

Ahora su familia está recaudando fondos para poder trasladarla al país y que esté cerca de sus seres queridos. Para traerla es necesario un avión ambulancia, ya que tiene que venir con tanques de oxígeno.

“Ahorita su mamá la está asistiendo allá, en un cuartito que rentaron. Pero ella necesita pampers (pañales desechables), leche Ensure, y lo que queremos es traerla hacia Nicaragua”, manifestó su tía.

La joven está al cuido de su mamá en Panamá en un cuartito que rentaron. La Prensa/Cortesía

La familia es originaria de Chinandega. Si usted desea ayudarlos puede localizarlos del portón principal del colegio Tomás Ruiz, una cuadra arriba, dos al sur. O bien llamar al teléfono +505 8970 8473 con Mercedes Valle.

También puede depositar a las cuentas de Fundación 10 —donde la familia solicitó ayuda— y en la referencia del depósito poner el nombre de Georgina Valle.

Puede interesarle: Meningitis cobra otra vida en Estelí

La cuenta en córdobas es: 1001-090-6400-796 y en dólares: 1001-090-6400-801, ambas en Banpro.

Por el momento, a la joven la alimentan por una sonda gástrica.

Su mamá tiene dos meses de estarla cuidando en Panamá, pero espera pronto poder regresar a Nicaragua.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: