Parapolicías secuestran a dos jóvenes y marcan «Plomo» en la pierna de una de ellas

Las víctimas son hermanas y ambas también sufrieron abuso sexual. Fueron secuestradas la noche de este lunes y liberadas la mañana de este martes 22 de octubre.

plomo, tortura

La joven de 20 años muestra la pierna donde parapolicías le marcaron su pierna. Ella fue golpeada y abusada sexualmente. LA PRENSA/R. FONSECA

Dos hermanas fueron secuestradas y torturadas por parapolicías la noche de este lunes 21 de octubre cuando se disponían a comprar comida en un barrio de Managua. Una de ellas fue herida en su pierna derecha con la palabra «Plomo», mientras que la otra fue quemada con cigarrillos. Ambas también sufrieron abuso sexual.

Las víctimas, quienes omitieron su nombre por temor a represalias, denunciaron este martes ante la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) los hechos y refirieron que personas encapuchadas a bordo de una camioneta las interceptaron y obligaron a subir al vehículo.

Puede interesarle: Xavier Mojica está vivo y relata el calvario que sufrió en cárceles paramilitares

«Nos llevaron a otro lugar que no tenemos idea porque todo el tiempo fuimos encapuchadas, nos amarraron y solo en ropa interior (quedaron) y de ahí comenzaron con golpes, a insultarnos a decirnos vulgaridades y a tocarnos», relató una de las víctimas, quien es estudiante y tiene 20 años.

La joven expresó que luego de golpearlas, los agresores procedieron a marcarle su pierna con un objeto filoso con la palabra plomo.

La joven además de haber sido quemada con un cigarrillo, también sufrió tortura psicológica. LA PRENSA/R. FONSECA

Por su parte, la otra víctima de 26 años declaró que los secuestradores le quemaron su abdomen, sus piernas y el pecho con un cigarrillo. «Nos acusaron de traidores, golpistas y terroristas por haber participado en las marchas. Fue una noche de terror, por la mañana nos liberaron pero siempre amenazadas, bajo amenazas nos dejaron ir», denunció la joven, egresada de la carrera de Medicina.

El secuestro se dio como a las 7:30 de la noche de este lunes y fueron liberadas a primera hora de este martes en Carretera Vieja a León. Las hermanas participaron activamente en las protestas antigubernamentales iniciadas en abril de 2018, además de apoyar a los estudiantes que se atrincheraron en la Universidad Politécnica (Upoli).

Lea También: Fanáticos orteguistas continúan haciendo pintas en las casas de autoconvocados

Temen por sus vidas

El padre de las jóvenes, quien también omitió su nombre, cree que el secuestro y tortura que sufrieron sus hijas se deben a que ellas apoyaron las protestas sociales contra el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, por lo que teme por sus vidas.

«Debido a que uno tiene su propia manera de pensar en este país, eso es un delito. Siento (temor) por la vida de mis hijas, siento temor por mi vida y le pido ayuda a los organismos internacionales que intervengan que Nicaragua no está bien, esto no está bien. Aquí está igual o peor, porque esto no debería estar pasando. Un padre no debería estar con este sufrimiento toda la noche sin saber qué es lo que está pasando con los hijos de uno», manifestó.

Al lado izquierdo, las dos jóvenes denuncian tortura física y psicológica de parte de parapolicías, Pablo Cuevas, de la CPDH, el padre de las víctimas y la abogada María Oviedo de la CPDH. LA PRENSA/R. FONSECA

Por su parte, Pablo Cuevas, asesor legal de la CPDH, afirmó que están «trasladando» la información del caso a organismos internacionales, como la CIDH. «No podemos hablar de normalidad porque solo en una mente enferma puede producir semejante daño».

Lea También: Orteguistas amenazan con “plomo” a pobladores de Granada

El defensor de derechos humanos hizo un llamado a la «reflexión» al Estado de Nicaragua porque «no pueden seguir sucediendo estas cosas tan terribles como esta. Esto trae consecuencias negativas para la familia, porque están tratando de sembrar el terror en los ciudadanos solo por pensar diferente, esto viola y vulnera los derechos humanos», concluyó.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: