Este es el decálogo propuesto por la Alianza Cívica para enfrentar al régimen orteguista

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia asegura que la unidad nacional debe estar enfocada no en un proceso electoral, sino en proyecto de país, de transformación hacia la nueva Nicaragua.

elecciones

Hasta ahora, las organizaciones opositoras que han presentado sus propuestas son la Alianza Cívica, el partido Ciudadanos por la Libertad, el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), la Articulación de Movimientos Sociales. LA PRENSA/ARCHIVO/Carlos Valle

Con un enfoque de construir una nueva Nicaragua, lo que pasa por elecciones adelantadas en 2020, la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, asegura que la unión es una condición indispensable para el cambio democrático en Nicaragua. No obstante, la transformación de país que demanda este grupo opositor se topa con el muro impuesto por la dictadura de Daniel Ortega, que domina todos los poderes del Estado y se niega a buscar una salida a la crisis sociopolítica que ahoga al país desde abril de 2018.

La gran Unidad que espera formar la Alianza Cívica se basa en el siguiente decálogo:

El político y miembro de la Alianza, José Pallais, explicó que la unidad se observa en diferentes etapas: primero, la unidad en la acción de lucha, en la que se requiere mayor coordinación para ser más efectiva; segundo, la unidad en la democratización del país, que pasa por exigir las reformas electorales planteadas en agosto pasado; tercero, la unidad electoral, para «triunfar, para derrotar a la dictadura», y cuarto, la unidad para reconstruir el país, explicó.

Reconocen que la unión no es fácil, pero van a trabajar en esta. Por eso definieron los principios que a juicio de la Alianza debe guiar esa gran coalición. «Creemos que este ha sido un mensaje que debe mover a todos los nicaragüenses con convicciones democráticas a trabajar por ella-la unión-, a no buscar posiciones ideológicas, posiciones ventajistas o fortalezas partidarias propias, sino a buscar como derrotar a la dictadura y construir una nueva Nicaragua», dijo Pallais.

El director ejecutivo de la Alianza Cívica, Juan Sebastián Chamorro, sostuvo que el decálogo refleja los puntos fundamentales que representa un plan de país, y destacó la necesidad de crear el consenso nacional.

Lea También: Estas son las reformas electorales que propone la Alianza Cívica para Nicaragua 

«Si nosotros no construimos la base de una visión estratégica a mediano y largo plazo como país, y nos concentramos simplemente en un proceso electoral,  no vamos a llegar ni a primera base», expresó Chamorro. El proceso de unidad implica un diálogo interno con todas las fuerzas opositoras, incluidos los partidos políticos, que lleva un determinado tiempo.

Para el investigador social, Mario Sánchez, los procesos de unidad no son de corto plazo, como la población quisiera. Toman su tiempo y más cuando se está en un contexto de crisis sociopolítica. No obstante, Sánchez destaca que ha habido un esfuerzo sostenido de articulación entre distintas fuerzas sociales en el que se sigue avanzando.

Lea Además: Juan Sebastián Chamorro: «Todos tenemos responsabilidades en esta crisis»

«Esos procesos toman tiempo. No son procesos de corto plazo, ni son procesos tan acelerados, como uno quisiera, dada las circunstancias en las que estamos viviendo. El contexto, de mucha incertidumbre, de mucha represión y que realmente lo que más aspira uno es un cambio a la mayor brevedad, además de la crisis económica», expresó Sánchez.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: