Observadores de la OEA piden segunda vuelta electoral en Bolivia

"Debido al contexto y las problemáticas evidenciadas en este proceso electoral, continuaría siendo una mejor opción convocar a una segunda vuelta", dijo Gerardo Icaza, director del Departamento para la Cooperación y Observación Electoral de la OEA

Respaldo de la OEA a gobierno de Ecuador

La OEA respaldó por aclamación las gestiones del gobierno de Ecuador por resolver la crisis interna por medio del diálogo. La Prensa/Cortesía

Los observadores electorales de la Organización de los Estados Americanos (OEA) pidieron este miércoles una segunda vuelta en Bolivia para dirimir los reñidos comicios entre el presidente Evo Morales y su principal rival, el expresidente Carlos Mesa.

La polémica por el conteo de votos tras la elección presidencial del domingo desencadenó violentas movilizaciones a favor y en contra de Morales, que busca ser reelecto en primera vuelta para un cuarto mandato consecutivo. «Debido al contexto y las problemáticas evidenciadas en este proceso electoral, continuaría siendo una mejor opción convocar a una segunda vuelta», dijo el director del Departamento para la Cooperación y Observación Electoral de la OEA, Gerardo Icaza.

Lea Además: Evo Morales asegura que hay en marcha un golpe de Estado en Bolivia y anuncia el estado de emergencia

Cuando falta por escrutarse un 3 por ciento de los sufragios válidos nacionales, Morales acumula un 46.03 por ciento de los votos frente al 37.35 por ciento de Mesa, según datos actualizados del Tribunal Supremo Electoral (TSE), una diferencia que, aún cuando supere el 10%, «estadísticamente es razonable concluir que será por un porcentaje ínfimo», dijo Icaza.

Para evitar un balotaje, el candidato ganador debe obtener una mayoría absoluta, o al menos el 40% de los votos con una diferencia de 10 puntos porcentuales sobre el segundo. Al presentar en Washington el informe preliminar de la Misión de Observación Electoral (MOE) de la OEA en Bolivia, Icaza señaló que fueron «vulnerados» varios de los principios de «certeza, legalidad, transparencia, equidad, independencia e imparcialidad» que deben regir toda elección.

Lea también: Aumenta a 18 la cifra de muertos por las protestas en Chile

«El clima de polarización, la desconfianza en el árbitro del proceso electoral y la falta de transparencia de su accionar, así como la inequidad en la contienda y lo ajustado del desenlace de los comicios, han generado una alta tensión política y social», afirmó el reporte, que instó a que se concluya «con celeridad» el cómputo definitivo.

Icaza recordó que a petición del canciller boliviano, Diego Pary, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, aceptó hacer un «análisis de integridad electoral», señalando sin embargo que sus conclusiones deben tener un «carácter vinculante».

OEA acepta auditoría

La petición de los observadores electorales de la OEA se después de que este mismo organismo aceptó este miércoles realizar una auditoría del proceso electoral de Bolivia, como lo solicitó el canciller de ese país, Diego Pary Rodríguez. Esta decisión fue ratificada por el secretario general de la OEA, Luis Almagro, a través de una carta dirigida a Pary.

La auditoria implicará la verificación de cómputos, aspectos estadísticos, verificación del proceso y cadena de custodia.  También, «con la finalidad de asegurar la máxima seriedad y rigurosidad, las conclusiones del mismo han de ser de carácter vinculante para las partes actuantes en el proceso», indica la carta de Almagro.

Informe preliminar: recomienda segunda vuelta

El informe preliminar de la Misión de Observación Electoral de la OEA (MOE-OEA) en Bolivia fue presentado este miércoles, con la recomendación de que una «mejor opción» es «convocar a una segunda vuelta».

«Los resultados de una elección deben de ser creíbles y aceptables para toda la población no solo para un sector. En estos momentos, con 96,78 por ciento de las actas computadas, el cómputo definitivo marca una diferencia de 9,48 por ciento entre los binomios más votados, lo que de mantenerse significaría una segunda vuelta. En el caso de que, concluido el cómputo, el margen de diferencia sea superior al 10 por ciento, estadísticamente es razonable concluir que será por un porcentaje ínfimo. Debido al contexto y las problemáticas evidenciadas en este proceso electoral, continuaría siendo una mejor opción convocar a una segunda vuelta», manifiesta el informe.

«Las cifras de cómputo definitivo apuntan a una estrecha diferencia, lo que significaría una 2da vuelta. Debido a las problemáticas evidenciadas, la mejor opción seguiría siendo convocar a balotaje», escribió el organismo en su cuenta de Twitter.

El informe de la MOE-OEA fue presentado por el director del departamento para la Cooperación y Observación Electoral, Gerardo de Icaza, en la sesión extraordinaria del Consejo Permanente de ese organismo internacional, donde los países miembros discutieron «la situación en Bolivia». Esta reunión fue solicitada por las Misiones Permanentes de Brasil, Canadá, Colombia, Estados Unidos y Venezuela.

La MOE-OEA también calificó de alarmante la renuncia, el martes 22, del vicepresidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Antonio José Iván Costas Sitic, quien señala como motivo de su separación: “La desatinada decisión de la sala del Tribunal Supremo Electoral de suspender la publicación de los resultados del sistema de transmisión de resultados preliminares electorales-TREP” que “derivó en la desacreditación de todo el proceso electoral, ocasionando una innecesaria convulsión social”.

Bolivia, protestas
Los bolivianos se lanzaron a las calles para protestar contra el mandatario Evo Morales. LA PRENSA/AFP

En la sesión extraordinaria, países como Colombia mostraron «preocupación profunda» y «sorpresa» por el «cambio drástico y difícil de justificar de la tendencia de los resultados preliminares conocidos tras el cierre de las urnas», cuando los resultados indicaban una segunda vuelta. Luego de este abrupto que provocó protestas en el país, el conteo fue reactivado con un cambio inexplicable de los resultados, favoreciendo al partido gobernante.

El embajador de Estados Unidos, Carlos Trujillo, dijo en su intervención que su país «rechaza este intento por menoscabar la democracia en Bolivia, con lo cual una vez llamamos al TSE (Tribunal Supremo Electoral) que actúe para restablecer la credibilidad».

Mientras que países como Nicaragua y México pidieron respeto a la soberanía y rechazaron la «»injerencia de la OEA», como es la línea de los países que se autodenominan de izquierda.

En la reunión del Consejo Permanente, se anunció que mañana jueves se realizará otra sesión extraordinaria.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: