Los padres de Teyler Lorío, el niño asesinado por parapolicías, regresan del exilio

"Yo por eso me regreso, porque yo voy alzar mi voz por mi hijo, porque él nunca tuvo una voz”, declaró Nelson Lorío, padre del menor asesinado por parapolicías

Después de vivir un año en el exilio, Karina Navarrete Sánchez y Nelson Lorío Sandoval, padres del bebé asesinado por parapolicías, Teyler Lorío Navarrete, decidieron regresar a Nicaragua ante las dificultades que sufren los nicaragüenses en Costa Rica, y para seguir exigiendo justicia por el asesinato de su hijo de 14 meses.

“Mi vida está aquí, aquí está mi muerto, aquí está mi familia. En Costa Rica era como para esperar que pasara todo esta situación (de represión), cosa que no pasó, pero tal vez para quitarnos el temor que teníamos, y prácticamente lo logramos porque estamos aquí sin miedo”, dijo Lorío Sandoval.

Puede Interesarle: Padres del bebé asesinado de un disparo en la cabeza demandan justicia ante el Cenidh

La pareja se vio obligada a exiliarse a finales de agosto de 2018, junto a su hija de ocho años, por el asedio de la Policía Orteguista, luego que asesinaran a su hijo el 23 de junio en el barrio Américas 1, en Managua.

Ahora, de regreso en el país, Lorío Sandoval asegura no tener miedo para alzar su voz y exigir justicia por las víctimas de la represión de la dictadura de Daniel Ortega. “Yo aquí (en el país) quiero exigir justicia porque la justicia debe venir de aquí. Allá (en Costa Rica) estaba dando entrevista tras entrevista, mientras aquí miro protestas donde yo debería estar como padre. Yo por eso me regreso, porque yo voy alzar mi voz por mi hijo, porque él nunca tuvo una voz”, declaró.

La familia tuvo que mendigar para poder comer y sobrevivir en el país vecino de Costa Rica. LA PRENSA/R. FONSECA

Las penurias de los exiliados

Abogó por los miles de exiliados que están el país vecino que han sido olvidados por los organismos nacionales e internacionales. «Las dificultades allá son grandes.  No hay trabajo, no hay seguridad. La alimentación, un día sí,un día no. Organizaciones como las que se han adjudicado la lucha allá no aparecen y si aparecen son en hoteles, pero al verdadero pueblo que puso el pecho no son tomados en cuenta», denunció Nelson Lorío Sandoval.

Lea Además: Principales obstáculos para los nicaragüenses refugiados en Costa Rica: encontrar trabajo y acceso a salud

Compartieron las adversidades que como familia tuvieron que pasar durante su estadía en Costa Rica, como «vivir mendigando». Una situación que sufren cientos de exiliados.  «Ahí la mirábamos de ‘a palito’. Si yo comía dos veces al día era suficiente, al día siguiente no comía, porque prefería que comiera mi hija», relató.

Sin embargo, aun con las pésimas condiciones que atraviesan los exiliados nicaragüenses, estos prefieren no volver al país por el temor de ser apresados por el régimen orteguista.»Es triste decirlo, pero el ánimo lo damos nosotros mismos. Entre nosotros nos motivábamos, el nicaragüense está abandonado», aseveró Lorío Sandoval.

Seguirá en la lucha

Lorío Sandoval envió un mensaje al régimen orteguista de que él no vende la sangre de su hijo, y que está dispuesto a morir por demandar justicia. «Yo aquí no me voy a parar y desde ya le digo al gobierno que un terreno no vale mi hijo, cientos de dólares no vale mi hijo. Yo cargo ese trauma, porque a mí me lo mataron en mis brazos, yo lo vi. A mí no me dijeron ‘mirá, allá asesinaron a tu hijo’, yo lo viví el momento en que me lo impactaron. Desde que se me iba y cómo iba agonizando, eso no me lo han sacado de la cabeza. Yo voy a seguir luchando», expresó.

Hizo un llamado al grupo de opositores que están frente a la lucha cívica, de que prioricen la vida de los nicaragüenses y no sus intereses. «Yo no sé porqué están hablando de economía, aquí lo que interesa es la vida humana, que no se siga perdiendo vida en el campo. Eso no es de humano en pensar primeramente en la economía y luego en la vida humana», concluyó.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: