Miles evacuados y millones bajo apagón por incendios en California

Pacific Gas & Electric comenzó a cortar la energía el sábado alrededor de las 5 p.m. para un estimado de 2 millones 350 mil personas en 38 condados

Fuego del incendio Kincade consume la vinería Soda Rock, en Healdsburg, California, el domingo 27 de octubre de 2019. AP/Noah Berger. VOA/AP

Un incendio en el norte de California forzó órdenes de evacuación y advertencias para casi todo el condado de Sonoma que se extiende hasta la costa, con pronósticos de fuertes vientos que llevaron a los funcionarios a comenzar a cortar la electricidad para millones de personas en un esfuerzo por evitar más incendios.

Pacific Gas & Electric comenzó a cortar la energía el sábado alrededor de las 5 p.m. para un estimado de 2 millones 350 mil personas en 38 condados. Se ordenó a unos 90.000 residentes que evacuaran pueblos cercanos al incendio de 104 kilómetros cuadrados.

Lea también: Evacuaciones y destrucción de casas por gran incendio forestal en región del vino de California

La orden de evacuación del sábado por la noche abarcó una gran franja de cultivos vinícolas que se extiende desde la comunidad interior de Healdsburg hacia el oeste a través del Russian River Valley y hasta Bodega Bay en la costa, dijo el alguacil del condado de Sonoma, Mark Essick. Se advirtió a los residentes en un área aún más amplia que se preparen para irse en cualquier momento.

Bomberos reclusos de California combaten el incendio Kincade en una zona no incorporada del condado Sonoma, cerca de Geyserville, el sábado 26 de octubre de 2019. Unos 90.000 residentes recibieron orden de evacuación debido a los fuertes vientos pronosticados para el domingo. AP

El alguacil suplicó a los residentes en la zona de evacuación que salieran inmediatamente, citando las 24 vidas perdidas cuando un incendio forestal arrasó la región hace dos años.

«Veo personas que informan que se quedarán y lucharán contra este incendio», dijo Essick. “No pueden luchar contra esto. Por favor evacuen».

Puede interesarle: Así avanza un incendio forestal en la región del vino de California

Se espera que el ventarrón llegue a su punto máximo el domingo y probablemente sea el más fuerte en varios años, dijo el meteorólogo de PG&E Scott Strenfel. En declaraciones el sábado indicó que es probable que se caigan árboles y se rompan ramas. La humedad relativa se reducirá a un solo dígito, dijo.

Las evacuaciones también afectaron a los reclusos en el Centro de Detención del Condado Norte en Santa Rosa y a unos 100 pacientes del Hospital Regional Sutter Santa Rosa.

Ambulancias llegan al hospital regional Sutter Santa Rosa para evacuar pacientes, en Santa Rosa, California, el sábado 26 de octubre de 2019. El incendio Kincade obligó a la evacuación obligatoria de casi todos los residentes del condado Sonoma hasta la costa. AP.

PG&E ordenó cortes de energía mientras los bomberos combatían las llamas en el norte y sur de California.

Un incendio forestal destruyó el jueves 18 estructuras en el área de Santa Clarita al norte de Los Ángeles. Casi todos los 50,000 residentes a los que se ordenó evacuar se les permitió regresar a casa después de que los vientos de Santa Ana comenzaron a disminuir.

Lea también: 10 cosas que quizá no sabía sobre la Selva amazónica que se consume por las llamas

Marcos Briano encontró casas destruidas en su calle.

«Estoy agradecido de que no le haya pasado nada a mi casa, pero me siento mal por mis vecinos», dijo Briano, de 71 años, el sábado.

Puede interesarle: Lloviznas ayudan a extinguir incendio forestal en Dipilto, Nueva Segovia

Los funcionarios de la oficina del alguacil dijeron que se encontraron restos humanos dentro de la amplia zona quemada, pero no está claro si las muertes están relacionadas con el incendio.

El fuego del incendio Tick estaba contenido en un 55%.

Ruby, una mascota, espera por su dueño para evacuar mientras el incendio Kincade amenaza el área cerca de Healdsburg, California, el sábado 26 de octubre de 2019. AP/ Ethan Swope.

Hacia el norte, los bomberos corrieron para avanzar contra el incendio cerca de Geyserville en el condado de Sonoma antes de que volvieran los feroces «vientos de diablo». El incendio, llamado Kincade, quemó el sábado por la noche 77 edificios, incluidas 31 casas, y arrasó más de 40 millas cuadradas (104 kilómetros cuadrados) de la región vinícola. Estaba aproximadamente contenido en un 10%.

Un bombero protegió a dos personas de las llamas con su refugio contra incendios y los tres fueron hospitalizados con heridas que no ponen en peligro la vida, dijo el departamento de bomberos estatal, Cal Fire.

Se advirtió a varios miles de personas en el vecino condado de Lake que estuvieran listos para evacuar si se da una orden. Un incendio forestal en 2015 en el área mató a cuatro personas y quemó casi 2,000 edificios.

El centro de Healdsburg, California, luce vacío debido al incendio Kincade que forzó a evacuaciones obligatorias en el condado Sonoma, el sábado 26 de octubre de 2019. AP/Ethan Swope.

Se desconoce qué provocó los incendios actuales, pero PG&E dijo que una línea de transmisión de 230.000 voltios cerca de Geyserville funcionó mal minutos antes de que el incendio estallara el miércoles por la noche.

La empresa de servicios públicos reconoció que un mal funcionamiento de la torre provocó un cambio de estrategia para determinar cuándo apagar las líneas de transmisión de alto voltaje, dijo el viernes Andrew Vesey, CEO de Pacific Gas & Electric Co.

Los pronósticos de fin de semana detallan lo que podrían ser los vientos más fuertes del año junto con cero humedad. Muchos que enfrentan apagones estaban lejos de los incendios. PG&E calificó los apagones como esfuerzos de seguridad pública para evitar el tipo de incendios que mataron a decenas de personas en los últimos años, destruyeron miles de hogares y acumularon decenas de miles de millones de dólares en reclamos que llevaron a la compañía a la bancarrota.

«Cualquier chispa, de cualquier fuente, puede conducir a resultados catastróficos», dijo Vesey. «No queremos convertirnos en una de esas fuentes».

El posible vínculo entre el incendio de la región vinícola y una línea de transmisión de PG&E contenía paralelos sombríos con el año pasado cuando la mayor parte de la ciudad de Paradise se quemó, matando a 85 personas en el incendio más mortal de EE.UU. en un siglo.

Funcionarios estatales concluyeron que una línea de transmisión de PG&E provocó ese incendio.

Henry Provencher, de 87 años, es ayudado por su hijo y otra persona para evacuar la residencia de cuidado médico donde es atendido en Santa Rosa, California. Sábado 26 de octubre de 2019. AP.

Muchos residentes que enfrentan apagones apenas se habían recuperado de un cierre anterior.

Jon Robinson, de 52 años, de Rough and Ready, dijo que el cierre anterior lo llevó al hospital por varios días por gripe estomacal. Había estado atendiendo a su nieto enfermo y se había desgastado entre eso y cuidando animales en su rancho.

Robinson no estaba seguro de si su familia, que se mudó a California hace siete años, permanecerá en el estado.

«Antes de esto, planeábamos quedarnos», dijo. «Pero les diré qué, es demasiado estresante».

Los cierres han traído pérdidas dolorosas relacionadas con los negocios.

Eva Peteros ayuda a evacuar Redwood Retreats, una residencia de cuidados médicos en Santa Rosa, California, el sábado 26 de octubre de 2019. AP.

A unos 48 kilómetros (30 millas) al noreste de Sacramento, Sukhwinder Singh, de 65 años, dijo que trabajaba en la caja registradora de la tienda de conveniencia Quality Market en la oscuridad, pero nadie quería refrescos calientes y helado derretido. Estima que perdió alrededor de 1.100 dólares en ventas y productos. Singh tiene un generador ahora, pero dijo que no puede mantenerlo funcionando toda la noche cuando la tienda está cerrada.

«No sé cómo podemos pagar las facturas a fin de mes», dijo.

También al noreste de Sacramento, Scott Paris estima que ha perdido unos 20,000 dólares en el cierre de su High-Hand Nursery and Cafe cuando PG&E cortó la electricidad a principios de este mes durante aproximadamente 24 horas en un día laborable. Un hermoso domingo de otoño podría generar un negocio de 50,000 a 60,000, estimó.

«Estamos luchando por obtener suficientes generadores», dijo. «Si esta es la nueva normalidad, aumentará muchos costos. Aumenta el estrés».

En el condado de Marin, justo al norte de San Francisco, la oficina del alguacil advirtió que si los apagones apagaban los semáforos, tratará esas intersecciones como una parada de cuatro vías.

Incluso antes de la nueva orden de apagón, la Universidad de California, Berkeley, anunció que cancelaba todas las clases de los sábados por la tarde, así como otros eventos y actividades bajo techo programados hasta el domingo.

Una empresa de servicios públicos de Florida, Florida Power & Light, anunció que enviará a 100 trabajadores de línea y personal de apoyo para ayudar a PG&E a restablecer la energía en áreas con cortes de energía causados por los incendios forestales.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: