Salarios, empresas, pensiones, precios… Las 12 cosas que debe saber sobre el impacto del cambio en la tasa de deslizamiento

Desde 2004 en Nicaragua el córdoba se deslizaba 5%, pero a partir del 1 de noviembre, el córdoba frente al dólar se abaratará 3%. Esto tendrá un efecto en todo el entramado económico. Lea los detalles aquí

Managua, Nicaragua.03/Diciembre/2014. Dinero, Billetes de 500 cordobas. Oscar Navarrete/LA PRENSA.

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

Cuando el reloj marque las cero horas del 1 de noviembre de este año, en Nicaragua la devaluación del córdoba frente al dólar habrá perdido velocidad.  A partir de entonces, el córdoba se abaratará ante dicha divisa a un ritmo más lento que en los últimos 15 años, cuando a diario comprar  un dolar en Nicaragua siempre era 0.013 por ciento más caro que el día anterior.

Hasta ahora comprar un dólar cada mes es mas o menos 0.42 por ciento más caro que el anterior, algo que se mantiene así desde el 2004 cuando la administración de Enrique Bolaños decidió rebajar la tasa cambiaria de 6 por ciento anual (0.016 por ciento diario) a cinco por ciento (0.013 por ciento por día).

Puede interesarle: BCN rebaja la tasa de deslizamiento del córdoba frente al dólar: de 5% a 3% anual después de 15 años sin variación

Pero ahora el Banco Central, en un contexto económico contracción de la demanda interna como consecuencia de una recesión que apunta a extenderse hasta el próximo, sorprendió ayer al anunciar que a partir del 1 de noviembre Nicaragua abandonará   la tasa de deslizamiento del 5 por ciento anual y transitará a un tipo cambiario más lento: 3 por ciento anual (0.25 por ciento mensual).

Es decir que el córdoba en lugar de devualarse 0.013 por ciento diario lo hará a un ritmo de 0.008 por ciento, una medida que tendrá secuelas  en todo el entramado económico, tanto a nivel micro como macro, aunque los efectos se comenzarán a sentir, según la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), probablemente a partir del próximo año, particularmente en los precios.

Esto es todo lo que debes saber sobre cómo y cuándo impactará la nueva política cambiaria del BCN a partir del 1 de noviembre.

1.¿Qué ha significado para los nicaragüenses década y media de devaluación del 5 por ciento anual?

Desde que se adoptó una tasa de deslizamiento del 5 por ciento en el 2004, comprar un dólar en Nicaragua se ha encarecido 111.76 por ciento hasta nuestros días. En el 2004 para adquirir esa divisa se requerían solo 15.9 córdobas frente a los no menos de 33.65 córdobas (tipo de cambio oficial) hasta este lunes, según reflejan datos del Banco Central de Nicaragua.

Lea además: Devaluar el córdoba sería inevitable en abandono de régimen cambiario

Es decir que hoy se requieren al menos 17.75 córdobas más que hace una década y media, lo que ha tenido un efecto negativo en los salarios,  que en su mayoría se pagan en córdobas, pese a que el 80 por ciento de la economía está dolarizada.

2. ¿Por qué el Banco Central decide en un contexto de recesión tocar la tasa de deslizamiento?

No están claras las razones y pese a la magnitud de la medida, BCN solo se limitó a informar su decisión en una escueta nota de prensa (tres párrafos) que la misma fue adoptada por el Consejo Directivo y entrará en vigencia el 1 de noviembre.

Indicó que la misma se tomó porque hay indicadores adecuados en materia de finanzas públicas, superávit en la cuenta corrientes de la balanza de pagos, adecuado nivel de las reservas internacionales y  estabilidad en el sistema financiero.

Lea también: Devaluación ahoga a nicaragüenses

Para Funides esa información no es suficiente.  «La situación está mejor que el año pasado, pero no está mejor que antes de la crisis. Tenemos unas reservas que cayeron un tercio, de lo que era antes de la crisis, tenemos depósitos con un comportamiento similar que en 2018, tenemos un crédito que no se ha recuperado, tenemos una balanza de pago que muestra esa pérdida de reservas por el lado de las cuentas financieras, aunque haya un superávit por el lado de la cuenta corriente,  y por lo tanto este tipo de cosas nos indica que la economía no está estable», precisa.

«No se ve en este momento la ganancia de esta política (de cambio de la tasa de deslizamiento), tendríamos que ver las ideas que tiene el Banco Central sobre esto tanto a corto y mediano plazo», expresó.

«Sería adecuado por parte del Banco Central ver el por qué se está adoptando esta medida en este momento, pensamos que hay una necesidad de conocer más de cuál es la estrategia que está utilizando el Banco Central y sería oportuno que el Banco diera más información sobre esto para evitar la generación de especulaciones e incertidumbres sobre esta medida», enfatiza.

3. ¿Cómo se moverá a partir de ahora la tasa de deslizamiento?

El Banco Central de Nicaragua informó ayer que a partir del 1 de noviembre la tasa de cambio será de 33.6740 córdobas, luego que esta se estrene con una devaluación diaria de 0.008 por ciento (0.25 por ciento mensual y 3 por ciento anual).

Eso ocasionara, por ejemplo, que al final del 2020 en lugar de que el tipo de cambio oficial termine en 35.64 córdobas (si la tasa de deslizamiento fuera 5 por ciento) será de 34.85 córdobas, ahora con una devaluación anual del tres por ciento, explica Funides.

Lea también: Ovidio Reyes, presidente del BCN, espera unos 11,000 millones de córdobas en aguinaldo, igual que en 2018

Para diciembre de este año, por ejemplo, al cambiar 100 dólares una persona hubiese recibido antes del ajuste del BCN 3,394.7 córdobas, pero ahora será 3,383.8 córdobas, precisa.

4. ¿Cómo impactará los precios de los bienes y servicios? 

Según Funides sin duda esta rebaja permitirá que los servicios y productos  que estén indexados al dólar se ajusten cada año a un menor ritmo.

Pese a que el córdoba es la moneda oficial, en Nicaragua la mayoría de los servicios y bienes están indexados al dólar, es decir se mueven al mismo ritmo que la tasa de deslizamiento.

«Las variaciones de la tasa de deslizamiento se trasladan casi íntegra a las variaciones de precios, de tal forma que esto debería permitir una reducción en la tasa de inflación», explicó.

Puede interesarle: Estos son los cinco créditos que más se han encarecido en Nicaragua y que debe tomar en cuenta antes de pedir prestado al banco

Por ejemplo, cuando se compra una recarga telefónica, su precio está indexado a la variación del córdoba respecto al dólar y por eso cada año se necesitaban 5 por ciento más de córdobas que el año anterior para comprar esa recarga. Ahora solo se requerirá un tres por ciento anual.

Inclusive hasta la tarifa eléctrica, que cada mes se ajusta según el deslizamiento de la moneda, deberá desacelerar su ritmo de aumento. Mensualmente el INE  aplica un incremento adicional de 0.42 por ciento en el precio por cada kilovatio, ahora ese ajuste debe ser del 0.25 por ciento.

Sobre este punto hay que aclarar, al respecto, que este año el INE está haciendo ajustes superiores al de la tasa de deslizamiento de manera inexplicable.

El comercio informal predomina en toda Nicaragua, pero no son los mayores generadores de impuestos y empleo. LA PRENSA/MYNOR GARCÍA

5. ¿A partir de cuándo se debe sentir este efecto en los precios y servicios?

Para Funides el mayor impacto en los precios de los productos y algunos servicios deben sentirse  sobre todo a partir del próximo año, porque la gran mayoría de las importaciones para las fiestas de fin de año ya fueron realizadas este mes, a las cuales se les aplicó una tasa de deslizamiento del cinco por ciento.

«Para noviembre y diciembre que es la temporada alta, ya las empresas están con sus inventarios comprados. Entonces no habría un efecto a muy corto plazo para la temporada navideña no habría un efecto en cuanto a precios. No habrían tantos efectos este año, pero sí el próximo año», explica.

6. ¿Cómo afectará a los hogares y trabajadores?

A. Remesas

Aunque se verán beneficiados por precios que aumentan a menor ritmo, Funides indica que los que reciban remesas  al cambiar sus dólares obtendrán menos córdobas comparado con lo que hubiese recibido con una tasa de deslizamiento anual del cinco por ciento.

A criterio de Funides si bien estos hogares ahora recibirán menos córdobas deberían ver compensada esa situación con precios aumentando a menor ritmo, pero todo dependerá de si los precios internos no se vean afectados por otros factores que provoquen que aumenten más que la tasa de deslizamiento.

B. Pensionados

Entre a los mayores perdedores por la medida del BCN figuran los pensionados, que cada año recibían por parejo una revalorazación de sus cuantías basado en la tasa de deslizamiento anual. Este ajuste se aplica en noviembre de cada año.

Lea también: Banco Central de Nicaragua esconde las cifras del desastre económico

Y por ejemplo, si actualmente recibe una pensión de 6,000 córdobas mensuales en lugar de recibir un ajuste de 300 córdobas este año (equivalente al 5 por ciento anual- Operación: o.o5 por 6,000), ahora será de 180 córdobas (equivalente al 3 por ciento anual -Operación: 0.03 por 6,000).

A criterio de un economista, que prefiere no ser citado, de esta manera el régimen de Ortega estaría reduciendo el déficit que sufre el INSS expresado en córdobas, porque ahora requerirán menos córdobas para revalorizar las pensiones de más de 200 mil personas.

C. Salarios

El mayor alivio será para  la gran mayoría de los trabajadores en Nicaragua reciben salarios en córdobas, pero pagan sus deudas  en dólares o adquieren  los bienes y servicios en esa moneda. Precisamente es a través de los precios, el canal por el cual  se deberá sentir ese alivio, los que aumentarán a menor ritmo.

Los pocos trabajadores que devenguen salarios en dólares o indexados al dólares recibirán menos córdobas, pero estos son una minoría.  Es el caso por ejemplo de los trabajadores del Estado, que cada año recibían, al menos hasta 2017, un ajuste del cinco por ciento anual.

Si ese ajuste en los trabajadores públicos se reactiva en el 2021 (para el 2020 no está contemplado) entonces el ajuste será de 3 por ciento.

7. ¿Cómo impactará a las empresas en general?

A. Importadores

Según Funides las empresas importadoras verán abaratado el proceso de importación. «Las importaciones se van a abaratar y el efecto mismo de este abaratamiento también puede crear un estímulo para que los hogares consuman más, por lo que esto puede tener un efecto positivo en la recaudación del DAI (Derecho Arancelario a la Importación) y los impuestos de comercio exterior en general».

En otras palabras, los importadores que necesitan dólares para comprar en el exterior, ahora les resultará más barato comprar esos dólares en el mercado interno dado a que el deslizamiento ahora es menor frente al 5 por ciento anual.

B. Exportadores

En el caso de las exportadoras, según Funides, estas verán perder su competitividad. «Ahora van a transformar sus ingresos a un tipo de cambio menor al que hubiese sido con un deslizamiento del cinco por ciento».

Es decir, recibirán menos  córdobas por cada dólar que consigan en el exterior y  lo vendan a los agentes económicos a nivel interno respecto a lo que hubiesen recibido hasta antes del 31 de octubre de este año, cuando la tasa de deslizamiento anual estaba establecido en cinco por ciento.

No obstante, Funides explica que una empresa que importe el 100 por ciento de su materia prima para luego exportarla, este tendrá un efecto más manejable que una compañía que importa el 10 por ciento de su materia prima y el resto lo compra a nivel local, para luego  transformarlos y exportarlos.

C. Empresas comerciales

En general las empresas que ofrecen sus servicios en dólares también recibirán menos córdobas por cada dólar que conviertan en moneda nacional en el mercado interno con respecto a lo que hubiesen recibido si la tasa de deslizamiento fuera el 5 por ciento anual.

8. El Estado requerirá menos córdobas para pagar sus deudas…

El próximo año el Gobierno proyecta pagar unos 260 millones de dólares en deuda externa, por lo que requerirá unos 8,548 millones de córdobas, según el proyecto de Presupuesto General de la República 2020.

Ahora para comprar esos 260 millones de córdobas, el Estado requerirá menos córdobas con respecto a lo que hubiese requerido si la tasa de deslizamiento fuera un cinco por ciento, esto tomando en cuenta que ahora la tasa de deslizamiento se moverá a menor ritmo.

Ese efecto también se deberá sentir en la deuda interna, mucha de la cual se paga en córdoba, pero con mantenimiento de valor.

Recaudación de impuestos

Según Funides el efecto que la medida del BCN tenga en la recaudación de impuestos dependerá de cómo reaccione el consumo interno una vez que los precios de todos los bienes y servicios comiencen a acomodarse a la tasa de deslizamiento del tres por ciento.

9. ¿Qué pasará con los depósitos en dólares y las cuentas en córdobas con mantenimiento de valor?

Sin duda los depositantes también recibirán ahora menos córdobas del que hubiesen recibido si convertían sus dólares en moneda nacional.

Además igualmente recibirán menos córdobas por cada interés que el banco pague por los depósitos. Por ejemplo, si cada me recibe tres dólares por sus ahorros en concepto de interés, ahora al convertir esos tres dólares en moneda nacional recibirá menos córdobas del que hubiese recibido si la tasa de deslizamiento fuera cinco por ciento.

Al respecto, un economista que pide no ser citado explica esta medida de cambio en la tasa de deslizamiento puede tener un impacto negativo en los depósitos con mantenimiento de valor o en dólares al convertirse en córdobas si al final la inflación (las alzas de precios) resulta ser mayor que la tasa de deslizamiento (tres por ciento anual).

«El problema potencial podría ser que si por cualquier motivo la tasa de inflación resulta estar por encima de la tasa de deslizamiento, los depósitos con mantenimiento de valor o en dólares al convertirse a córdobas verían erosionado su valor real por la diferencia entre la tasa de deslizamiento y la tasa de inflación», indica.

10. Tendrá una incidencia positiva en los morosos y el crédito…

La rebaja en la tasa de deslizamiento también deberá tener su efecto en los deudores, que ahora necesitarán menos córdobas del que hubiesen requerido si la tasa fuese cinco por ciento anual para comprar dólares y pagar las deudas.

«Con una tasa de deslizamiento del tres por ciento te va a permitir a vos como deudor de los bancos podás pagar más fácilmente tus intereses y en general el principal de la deuda. Eso podría mejorar los saldos de cartera en riesgo y mora», explica Funides.

En Nicaragua más del 80 por ciento de los créditos que se entregan están dolarizados. Además los préstamos en córdobas, generalmente están con mantenimiento de valor.

conexiones eléctricas

11. ¿Ayudará esta medida a mejorar el poder de compra?

No está claro si eso será así, sobre todo porque los salarios están golpeados por las medidas de ajustes fiscales que el régimen de Ortega ha tenido que implementar para hacer frente a la caída de sus ingresos. En  los primeros meses de este año aplicó dos severas reformas, una a la Ley de Concertación Tributaria (quitó exoneraciones y exenciones a productos básicos) y otra a la Seguridad Social, aumentó la carga a trabajadores y empresas, así como achicó las futuras pensiones de manera drástica.

En paralelo de manera discrecional ha aumentado la tarifa eléctrica y además los combustibles mantienen una tendencia al alza. En ambos negocios, hay allegado a la familia presidencial Ortega Murillo.

12. ¿Puede esta medida descarrilar el régimen cambiario en Nicaragua?

Funides cree que en este momento no hay un riesgo de que el régimen cambiario se descarrile. «Si bien es cierto no hay ganancias continuas de reservas internacionales tampoco se están produciendo las pérdidas consecutivas que teníamos el año pasado y eso en parte es por el manejo de la oferta de córdobas por parte del Banco Central», indica.

No obstante, indica que esta medida cambiaria da una cierta estabilidad a corto plazo, porque para asegurar que hay estabilidad en el largo plazo Nicaragua debe retomar su capacidad de generar divisas tanto por el lado de las exportaciones (bienes y servicios) como por el lado de la cuenta financiera, que en este caso es a través de más inversión extranjera directa.

«Si no se recuperan esas líneas que te mencioné, probablemente no vamos a ganar reservas internacionales y nos mantendremos en este patrón actual con poca acumulación de reservas», precisa.

El economista, por su lado, resume así la medida del BCN: «Están atacando muchos pájaros de un solo tiro».

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: