Henry Fariñas, exadministrador del club nocturno Elite, sigue en prisión

Versiones en redes sociales y el abogado Manuel Urbina aseguraban que el empresario condenado por narcotráfico estaba fuera de la cárcel, antes de cumplir su condena. Sin embargo, los que si salieron fueron varios de sus colaboradores.

En Nicaragua es recordado el caso de Henry Fariñas, cuya organización lavó más de 434 millones de córdobas. LA PRENSA/ Archivo

A pesar de los rumores que el nicaragüense exadministrador del night club Elite en Guatemala, Henry Fariñas, condenado en el 2012 a 30 años de cárcel, por narcotráfico, fue visto en libertad, supuestamente en Guatemala, el expediente judicial de su caso confirma que sigue purgando pena dentro del Sistema Penitenciario Nacional Jorge Navarro, junto a sus hermanos Pedro y Karla Fariñas.

Sobeida Manzanares, representante legal de Fariñas expresó que este se encuentra en condiciones muy difíciles  de confinamiento aislado, que no se le ha permitido ver a sus hijos y le niegan su derecho a visita conyugal.

«Solo le permiten la visita de un familiar. Lo tienen aislado completamente, igual a su hermano Pedro Fariñas y a Hugo Mauricio Jaen Figueroa», dijo Manzanares.

Según fuente judicial, ni por Pedro ni por Henry se ha tramitado ningún incidente a su favor, para aspirar a algún tipo de beneficio.  La única que intentó recuperar su libertad fue Karla Fariñas, pero le fue negado.

La juez María Concepción Ugarte negó otorgar la libertad condicional a Karla Fariñas en marzo de 2019, porque no se contaba con el pronóstico individualizado ni la valoración psiquiátrica, a pesar que esta ya cumplió siete de los ocho años de cárcel a los que fue condenada por crimen organizado y falsedad ideológica en el 2012.

Karla Fariñas participó, según la Fiscalía en el trámite ilegal de cédula nicaragüense a favor del tico Alejandro Jiménez, alias “El Palidejo” jefe de la estructura narco en Centroamérica, y Henry Fariñas era su operador en Nicaragua. Por el contrario, muchos de los condenados en este caso ya han recuperado su libertad por cumplimiento de pena.

Libres por cumplir pena

Tal es el caso de Guillermo José Blandón Cerda, quien en un inició fue condenado a 20 años de cárcel por transporte internacional de droga, lavado y crimen organizado, pero en audiencia de casación, los magistrados de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia lo absolvió del delito de transporte de droga liberándolo de 10 años de prisión en octubre del 2007.

Luego su defensa recurrió de revisión ante la misma sala y lo absolvieron del delito de lavado, cuya sentencia salió el 22 de agosto de 2018, quedando con una pena firme de cinco años, misma que ya cumplió y fue ordenada su libertad en el Juzgado Sexto Distrito Penal de Ejecución de sentencia de la juez María Concepción Ugarte.

“El condenado fue apresado el 22 de julio de 2012 al 13 de abril de 2018 ha sobre cumplido la pena porque lleva seis años, un mes y 28 días de efectiva prisión”, se lee en la sentencia, por lo que giraron la orden de libertad.

Según la acusación Blandón Cerda compraba los vehículos de la estructura narco del Palidejo y los llevaba al taller Frío Máster a que los modificarán para compartimentos ocultos para transportar droga y dinero. Sin embargo, su abogado Ramón Rojas dijo que lo único que había hecho su representado es venderle dos vehículos a José Fernando Treminio Díaz, identidad nica del Palidejo Alejandro Jiménez.

Otro que recuperó su libertad por cumplimiento de pena fue José Francisco Somarriba Otero, exconductor del exmagistrado suplente del Consejo Supremo Electoral, Julio César Osuna, quien no estuvo mucho tiempo en la cárcel a pesar de ser condenado a 23 años por supuestos problemas en los frenillos dentales.

Otras que ya cumplieron condena en este caso son María Isabel Rayo Orellana, exsecretaria del exmagistrado suplente del CSE Julio César Osuna.

A Rayo Orellana los magistrados de la CSJ la absolvieron del delito de crimen organizado y le confirmaron sentencia de dos años y seis meses por falsedad ideológica, pero como ya los había cumplido en el 2017, ordenaron su libertad.

La procesada era quien trabajaba con Julio Osuna para falsificar cédulas de identidad para narcos extranjeros como es el caso del tico Alejandro Jiménez, alias El Palidejo, quien era el jefe de la organización criminal y está siendo procesado por la muerte del cantautor argentino Facundo Cabral. Por cada cédula cobraban 1500 dólares, según el Ministerio Público. Cuando allanaron su vivienda encontraron muchas cédulas de identidad y documentos del CSE.

Otra que adquirió su libertad fue Carolina González, quien fue condenada a cuatro años de cárcel y la Sala Penal Dos del Tribunal de Apelaciones de Managua la redujo a un año de cárcel por falsificación ideológica, involucrada en el trámite de cédula del Palidejo. Henry Fariñas fue condenado a 30 años de cárcel en primera instancia, pero la misma sala de apelaciones se la redujo a 18 años.

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: