Tumba de Josué Mojica fue profanada por fanáticos orteguistas, según familia

Doña Elizabeth, tenía pensado pasar el día en el cementerio a la par del sepulcro de su hijo, pero refiere que le estropearon sus planes. Destacó que en días anteriores, la fotografía de Josué apareció llena de excremento.

Una pequeña caseta que hay en la tumba y la foto de Mojica impresa en cerámica, fue destruida por personas hasta este momento de identidad desconocida. LA PRENSA/Mynor García

Doña Elizabeth Velásquez y su familia, no pudieron conmemorar tranquilamente el Día de los difuntos, porque la tumba donde reposan los restos de su hijo Josué Israel Mojica, fue profanada la mañana de este sábado.

Una pequeña caseta que hay en la tumba y la foto de Mojica impresa en cerámica, fue destruida por personas hasta este momento de identidad desconocida, pero sus familiares, responsabilizan a fanáticos orteguistas.

Velásquez, contó que ella andaba comprando unas flores en el mercado municipal de Diriamba para adornar la bóveda de su hijo, cuando una hermana de ella le avisó por teléfono a su hijo mayor de lo ocurrido.

Lea también: Madre denuncia que fanáticos orteguistas hicieron pintas en la tumba de su hijo asesinado en las protestas

Los restos de Mojica, yacen en el nuevo cementerio de Diriamba, el que es vigilado por guardas de la Alcaldía y Policía Orteguista (PO).

“No les bastó con solo asesinarlo, sino que ellos siguen enseñándose también, haciéndonos daños a la familia… ya basta de eso”, alegó Velásquez, quien al recordar al adolescente, se le hizo difícil poder contener las lágrimas.

HOY/Mynor García

Según la denunciante en el camposanto había dos vigilantes de la alcaldía y que al reclamarles, argumentaron que no se dieron cuenta de lo sucedido y que como a las 5:30 de la mañana de hoy, la bóveda permanecía intacta, sin ningún daño.

“Son los mismos sandinistas, no le digo que no se bastaron con destruir mi vida. Mataron a mi hijo y siguen todavía, quienes más van a hacer… son a quienes les pagan sus doscientos pesitos”, expresó la quejosa, quien forma parte de la Asociación de Madres de Abril (AMA).

Responsabiliza al gobierno

Doña Elizabeth, tenía pensado pasar el día en el cementerio a la par del sepulcro de su hijo, pero refiere que le estropearon sus planes. Destacó que en días anteriores, la fotografía de Josué apareció llena de excremento.

Lea además: Madres de asesinados por el régimen orteguista ofrecen misa a sus deudos en la catedral de Managua

Entre lágrimas y dolor, recordó a Josué como un adolescente alegre y que estaba en contra de las injusticias sociales. La hermana menor de Mojica, tía y abuela paterna, lamentaron también lo ocurrido.

Velásquez, culpa al régimen de Daniel Ortega por la muerte de Mojica, quien era estudiante de secundaria y los responsabiliza del asedio del cual ha sido víctima. Ella teme por su vida y la de su familia. De la paz y el amor que pregona el gobierno, no da credibilidad.

Las flores azul y blanco que la abuela materna había ido a depositar el viernes, estaban regadas en el suelo, donde también se escribieron mensajes de odio contra el autoconvocado. Autoridades de la Alcaldía y de la PO, llegaron hasta el lugar, pero no se pronunciaron. En el cementerio de Jinotepe, la semanada pasada la tumba del bartender José Manuel Narváez Campos, fue impregnada de aceite negro.

Puede interesarle: Estudiantes y Madres de Abril realizan una caminata silenciosa en la Universidad Centroamericana

Josué Israel tenía 20 años cuando murió. Era tan flaco y menudito que sus amigos del barrio lo bautizaron como el Fetito, un apodo que hasta la familia aceptaba por gracioso y de alguna manera, tierno. Fue asesinado el 8 de julio en los tranques de Diriamba en la operación limpieza que ejecutó el gobierno con paramilitares y policías.

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: