Gerente de Batca: «Hemos encontrado heces de animales» en cigarros de contrabando y el Estado perderá C$800 millones en impuestos

El gerente de Asuntos Corporativos de British American Tabacco advierte que las importaciones de cigarrillos se han reducido un 40 por ciento tras la reforma tributaria, lo que está teniendo estragos en las finanzas públicas, el empleo y el precio al consumidor

Gustavo Mercado, Gerente de Asuntos Corporativos de British American Tabacco. LA PRENSA/J.FLORES

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

Además de provocar la pérdida del 30 por ciento de su planilla a British American Tabacco- que abastece el 92 por ciento del mercado legal de cigarrillo en Nicaragua- la reforma a la Ley de Concertación Tributaria también causará que el Estado deje de percibir 800 millones de córdobas en impuestos por menores importaciones y ventas de este producto.

Las estimaciones son de  Gustavo Mercado, gerente de Asuntos Corporativos de British American Tabacco (Batca), que ayer también alertó de que debido al fuerte aumento del contrabando, a raíz de la reforma fiscal, los nicaragüenses podrían estar consumiendo un cigarrillo potencialmente peligroso.

“La cobertura en el mercado del comercio ilícito ya está en cuarenta por ciento, entonces obviamente ¿qué es lo que pasa? no es que la gente deja de fumar, es que la industria formal comienza a contraerse y empieza crecer la industria informal, que es la que no paga impuestos, de procedencia dudosa…», expresó Mercado en una entrevista con LA PRENSA.

La alerta de Batca se sustenta en un análisis que mandaron hacer a paquetes de cigarrillos que ingresaron de contrabando, cuyos resultados son preocupantes: «hemos encontrado aserrín mezclado con tabaco, hemos encontrado heces de animales” en los cigarrillos.

Tras la reforma tributaria, Mercado afirma que el aumento del contrabando en los cigarrillos, que ahora domina el mercado interno, las pérdidas para el sector pueden rondar los 1,200 millones de córdobas.

Lea también: British American Tobacco: Nicaragua ahora es controlada por el contrabando de cigarrillos tras reforma tributaria

British American Tabacco (Batca) opera en 200 países.  En Nicaragua tiene 66 años, siendo uno de los mercados más importantes en el mundo, debido a que antes de la reforma tributario el mercado ilícito de cigarrillos era casi inexistente en Nicaragua.

Cada año en Nicaragua se consumen 1.8 millones de cigarrillos, cuya demanda se contrae entre 2 y 3 por ciento, según estimaciones de la mayor distribuidora del país de este producto.

Ustedes anunciaron esta semana un recorte del 30 por ciento de planilla como consecuencia del impacto de la reforma tributaria.  ¿Esto es exclusivamente por el ajuste fiscal o por la crisis económica? 

Tuvimos cierta afectación (de la crisis económica el año pasado), pero la verdad no fue nada serio, lo que nos afectó fuertemente fue este incremento de 210 por ciento en el Impuesto Específico del cigarrillo, que prácticamente fue lo que causó un incremento en los precios que el consumidor final no puede pagar. Es muy importante hablar y exponer que hay ciertos mitos que existen en la industria y yo creo que Nicaragua es el ejemplo perfecto de estos mitos, a que me refiero, bueno uno de esos mitos fue que subiendo el precio, se iba a obligar a los operadores legales a subir el precio y el consumo iba a bajar, eso no es cierto, es mentira, las experiencia que tenemos en todo el mundo, nosotros operamos en 200 países, cada vez que pasa esto el comercio ilícito estalla y el estallido del comercio ilícito es cien por ciento, dependiendo de cuánto es el incremento del precio del producto y la capacidad de adquisitiva de consumidor del país donde operamos.

En su reforma el Gobierno dijo que este aumento en la carga impositiva ayudaría a mejorar los indicadores de salud pública, ¿ cree que este aumento del contrabando puede tener un efecto inverso de lo que se esperaba el gobierno?

La idea de las autoridades era igualar el precio del cigarrillo en Nicaragua a otros mercados como Costa Rica y Panamá, sin embargo existe una realidad, esa realidad es que el PIB de Nicaragua, no es el PIB de Panamá, y el poder adquisitivo de los nicaragüenses no es el de un panameño, entonces inmediatamente el consumidor busca opciones más baratas y aquí es donde entra el ilícito en juego. Antes de marzo Nicaragua era un país con la incidencia de ilícito más baja de toda la región, teníamos menos de un 5 por ciento, prácticamente era inexistente.

El día de hoy estudios independientes ya nos dicen de que la cobertura en el mercado del comercio ilícito ya está en cuarenta por ciento, entonces ¿qué es lo que pasa? no es que la gente deje de fumar, es que la industria formal comienza a contraerse y empieza crecer la industria informal, que es la  que no paga impuestos, es la industria que mete cigarrillos de procedencia dudosa, quien sabe de dónde vienen, quien sabe cómo son producidos, nosotros le hemos mandado hacer estudios a estos paquetes, para que se dé una idea hemos encontrado aserrín mezclado con tabaco, hemos encontrado heces de animales, entonces estamos frente a un problema exponencial de salud pública, nosotros podemos estar de acuerdo que fumar es un problema de salud pública, pero se está exponenciando, o sea lo está multiplicando por dos.

Nosotros hemos sido súper abiertos con nuestros consumidores, fumar implica riesgos de salud sin embargo no es lo mismo un cigarrillo legal hecho con estándares de calidad mundial, en fábricas que protegen la calidad  del producto que fumar un cigarrillo hecho quien sabe dónde y qué fábrica, eso te multiplica el número de riesgos a la salud.

Lea además:Temen fuerte contrabando detrás de caída en ventas de cigarrillos

¿Cuántas pérdidas está generando este contrabando al sector formal?

Eso es un poco difícil de calcular, puede andar en 1.2 billones de córdobas (1,200 millones de córdobas) en un año, esto es lo mínimo, puede ser más, calculando un poco la participación del comercio ilícito, como te digo es un cambio radical del mercado, de la dinámica comercial y eso obliga a la industria a hacer otro cambio radical de nuestra operación en el país.

En su comunicado señala que han reducido un 30 por ciento su fuerza laboral, ¿Cuánto significa ese 30 por ciento?

Son aproximadamente 60 empleos, muy bien remunerados, se tocaron todas las funciones de la empresa, nos vimos forzados en hacer un estudio para ver la factibilidad de cómo seguir operando en el país, después de haber sufrido un 40 por ciento de caída en nuestras ventas debido a la explosión de cigarrillos de contrabando, después de la aprobación de la reforma tributaria, prácticamente lo que nos hemos visto obligados es adaptarnos a la nueva realidad que existe en el país.

Puede interesarle:Reforma fiscal empuja al contrabando de insumos agropecuarios y cigarrillos

Este edificio de Batca fue inaugurado a finales del 2018. La inversión fue de casi 8 millones de dólares. LAPRENSA/J.FLORES

¿Han pensado cerrar operaciones en Nicaragua?

Nosotros estamos evaluando la situación prácticamente mensualmente, está reestructuración que se hizo fue ahorita para afrontar la nueva realidad comercial que tenemos con un impuesto de 2,000 córdobas por mil (unidades de cigarrillos),  el problema que tenemos es que en el 2020 el impuesto pasa de 2,000 a 2,500 córdobas por mil, va haber otro incremento de 25 por ciento en enero (2020) que va ser otro golpe, es decir que todavía no nos hemos terminado de recuperar del primer golpe y nos vine otro golpe del 25 por ciento en enero, que va causar otra vez un shock en el mercado y va resultar en otra baja de venta, porque va a resultar otro incremento de precios y vamos a tener que ver nuevamente cuáles son las opciones. No me gusta decir que nos retiramos del país porque somos una empresa que tenemos 66 años de estar en Nicaragua, Nicaragua ha sido un mercado importantísimo para nosotros, yo creo que este edifico que el año pasado lo terminamos, que costó casi 8 millones de dólares es un testamento de la importancia que tiene Nicaragua para la empresa…desgraciadamente eso (de cerrar o seguir) es algo que se va tener que decidir cuando pase. Nosotros tenemos el 92 por ciento del mercado legal, aquí somos líderes de mercado, pero que es lo que pasa, la industria legal viene en contracción y la industria ilegal viene en expansión.

En términos reales y comparativos cómo impactó la reforma tributaria los precios al consumidor final…

Ahorita el precio sugerido de una cajetilla (de 20 unidades) anda en 90 córdobas, anteriormente costaba 56 córdobas y para que se dé una idea, un ilegal (una cajetilla de contrabando) cuesta entre 35 y 40 córdobas y el impuesto específico por paquete son 40 córdobas o sea cómo se puede explicar que esta gente venda por debajo del Impuesto Específico, olvídese de los costos de distribución, es imposible.

¿Han presentado estos números al Gobierno para valorar una revisión de estos costos de los que usted me habla?

Dos veces nos han llamado a la consulta, se han hecho dos consultas, una se hizo pre reforma y se hizo una pos reforma.  Hemos ido dos veces con las autoridades del Ministerio de Hacienda, le hemos expuesto nuestros números, nosotros somos transparentes, no tenemos nada que esconder, les hemos ido a decir que la industria viene mal, este golpe ha sido demasiado fuerte y que el ilícito viene como espuma, pero hasta ahorita no hemos tenido respuesta, pero todavía está abierto el periodo de consulta de la reforma y tenemos alguna esperanza de que la situación cambie.

El mayor aporte de impuesto de los cigarrillos es a través de las importaciones, ¿Qué consecuencia ha tenido la reforma en las importaciones de este producto? ¿Qué ha significado para el Estado?

La caída en volumen (de venta interna) corresponde a lo que se ha caído las importaciones, aproximadamente un cuarenta por ciento, con el impuesto nuevo son como 800 millones de córdobas lo que está dejando de percibir el Estado por la caída en la importaciones, esto es un estimado, obviamente ellos tendrán sus números.

¿A nivel regional cómo se encuentra Nicaragua, tanto en nivel de carga impositiva como de entrada al cigarrillo de contrabando?

Panamá fue un caso interesante, hace un par de años por un incremento del 110 por ciento en los impuestos al cigarrillo, y eso causó que hoy en día Panamá sea el país con más comercio ilícito, anda por el 70 por ciento y una de las causas fue ese incremento del 110 por ciento de un solo. Aquí fue 210 por ciento y es una economía que nada que ver con Panamá. Es decir que ahorita estamos en segundo lugar de comercio ilícito de cigarrillos.

En cuanto a la carga impositiva total en el cigarrillo, estamos hablando que somos el más alto, tenemos un 62 por ciento de carga impositiva, superamos a Costa Rica y Panamá que tiene un 56 por ciento de carga impositiva.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: